Análisis: Limbo

Avatar

Llevo desde ayer escribiendo, borrando, reubicando textos y aun así tengo la sensación de que este artículo será incapaz de expresar al lector lo que representa el videojuego que tengo entre manos (bueno, no literalmente porque no está en formato físico).
Limbo es un juego que combina puzles y plataformas, realizado por una desarrolladora independiente danesa llamada Playdead, y publicado ayer en el bazar de Xbox 360 bajo la edición de Microsoft. Con unos cuantos premios y una excelente acogida por parte de la crítica, Limbo se posiciona como el gran título Indie de este año.

¿Qué tiene Limbo? Eso es lo que me he estado preguntando desde que  a las 21:00 del día de ayer cuando lo finalicé. De entrada he hecho una lista de las cosas que no tiene: No tiene una duración larga, no tiene un precio bajo, no tiene banda sonora, no tiene color, no tiene diálogo, no tiene historia, ni un protagonista con un mínimo de carisma… y aun así lo he disfrutado cada segundo. Quizás lo mejor sea valorar Limbo por lo que es y no por lo que deja de ser. Quizás todo esto tenga un motivo.

En Limbo llevaremos a un chico desconocido al que solo veremos la silueta y el blanco de los ojos, hacia un objetivo indeterminado, por un escenario inhóspito, que nos será hostil sin ningún motivo aparente y cuya paleta de colores se reduce a blanco, negro y escala de grises. Asumiremos que estamos en el Limbo ya que es lo único que hasta ahora podría tener sentido. Lo que se consigue con esto es que el jugador sea quien se formule sus propias preguntas. Sin un punto de origen, ni un objetivo concreto, ni un “cómo”, “cuando” o “porqué”… ni tan siquiera un cochino tutorial, se podría decir que estamos igual de perdidos que el protagonista, o dicho de otra manera, asumiremos que somos el protagonista. Y con esta idea tan simple, ya nos tienen en el bolsillo. Esta es la clave para entender el juego tal como yo lo veo y para comprender esta crítica. Si por el motivo que sea no os ha sucedido, es probable y comprensible que esta crítica os resulte pretenciosa y gafapasta a rabiar, así que prepararé mi filtro de correo para evitar amenazas de muerte… por si acaso.

Limbo

Otro de los éxitos de Limbo es la ambientación y las sensaciones que transmite. Veréis, a lo largo de la historia de los videojuegos, hemos pasado por diferentes estados emocionales ya sea alegría, empatía, animadversión, ira, frustración, terror, tensión, satisfacción, tristeza, condescendencia,… si hubiera un estado que define a Limbo, es “perturbación”. No es un concepto desconocido, es un componente que ya tienen algunos survival horror, pero no en dosis tan elevadas. No nos enfrentaremos a repugnantes zombis o mutaciones amorfas. Nuestros obstáculos serán unos pocos seres vivos y el propio entorno, así que si no somos observadores, palmaremos de maneras bastante desagradables. Llegados a este punto, me gustaría hacer un inciso en un detalle: ¿Sabéis cuál es la edad recomendada para poder jugar? Mayores de 18 años. Sí, sí, habéis leído bien, hay que ser mayor de edad. Mirad las imágenes y decidme si eso es posible. Me viene a la mente cuando Team Ninja eliminó las decapitaciones de su Ninja Gaiden para la primera Xbox, para que el juego fuera vendible a jugadores a partir de los 16 años, eso sí, los desmembramientos estaban a la orden del día y los enemigos parecían fuentes de la sangre que chorreaban. Y pese a todo, me parece más agresiva la violencia sin sangre de Limbo que el gore de Ninja Gaiden, probablemente porque en el primer título es más inesperada, o porque la victima sea un niño con el que podríamos identificarnos, quizás sea la crudeza y frialdad con la que se nos presenta, en cualquier caso tragaréis saliva más de una vez, es realmente impactante. ¿Es un juego de “+18”? Sí, lo es.

En cuanto a la mecánica del juego es simple, nos desplazamos con el stick analógico, (A) servirá para saltar y (B) para activar aparatos, empujar palancas y mover objetos. Los mapas son variados y exigirá mucha observación por nuestra parte, ya que en ningún momento nadie nos dirá que elementos del escenario pueden hacer perder la cabeza (literalmente) o con nuestro cuerpo como un queso de Gruyere. Lamentablemente en muchos casos, no seremos capaces de verlo hasta que sea demasiado tarde. Ya os advierto: ojito con todo lo que sea diferente al suelo plano y oído a cualquier ruido. Nuestra capacidad de observación, razonamiento e intuición será quien nos advierta de los peligros que nos envuelven.

Si antes comentaba que no había banda sonora, me refería a que no hay música salvo en momentos muy puntuales en los que se puede oír alguna nota larga. Por lo demás todo será un sonido constante que nos dará sensación de vacío y unos excelentes efectos de sonido, que en algunos casos avisarán de que algo anómalo y seguramente dañino se acerca a nosotros, poniéndonos en guardia. Pero por muchas advertencias que os haga, moriréis… y mucho. Esto sucede porque la mitad del juego la haréis en carrera y un paso en falso os mandará al Checkpoint. Afortunadamente los puntos de control son bastante continuos, por lo que no tendremos que rehacer largas secciones. La otra mitad del juego tendremos tiempo para pensar cómo resolver los puzles, pero nos exigirá más precisión y control de la física de los objetos en pantalla. Mi consejo para reducir vuestro número de muertes sería que cuando estéis en carrera, no hagáis nada que no sea correr si no estáis 100% seguros, y cuando todo está en calma recomiendo que os paraseis a pensar antes de tirar de cualquier palanca, al menos hasta que os hagáis a la idea de las consecuencias.

Limbo

Su duración no excede las 4 horas pero cada segundo vale su peso en oro. Quizás si os ponéis a buscar ciertos orbes escondidos y que os dará algún que otro punto en vuestro Gamerscore, o si queréis sacaros el logro de completar el juego sin morir más de 5 veces, podáis darle un poco de vidilla. Pasado este punto no tiene más pero os aseguro que volveréis a jugarlo en algún momento de vuestra vida, aunque sólo sea para volver a respirar ese aire de incertidumbre. Personalmente me reconforta saber que mis amadísimos Braid y World of Goo no pusieron el listón más alto para que los demás no pudieran saltarlo, simplemente quitaron el listón.

Conclusión:

En el mundo del cine, la llegada del sonido permitió nuevas maneras de expresar y narrar las historias, pero quizás una de las más importantes a la vez que paradójicas fue que le dio valor narrativo al silencio. Limbo en cierto modo consigue algo parecido a otro nivel al prescindir de tantos elementos comunes en el 99’9% de juegos. Es la prueba de que no todo está inventado, ni siquiera en un terreno tan trillado como los plataformeros. Es un mundo desconcertante, sobrecogedor, fascinante y lleno de personalidad. Impecable a nivel conceptual, y reforzado por todos los elementos que lo conforman. En ningún momento he tenido la sensación de que algo quedara al azar.

Si sois uno de esos hippies que defienden que los videojuegos son arte y son capaces de transmitir emociones, Limbo está pensado para vosotros. Si 1200 Microsoft Points os parecen demasiado precio para un arcade, esperad a una oferta o id a casa de un amigo que lo tenga, pero tarde o temprano deberíais experimentarlo ya que probablemente nunca hayáis probado a nada igual.

Si no sois de esa opinión, id olvidando lo que acabáis de leer.

Entradas relacionadas

About
Alstan
Showing 24 comments
  • Avatar
    zzzerotime
    Responder

    No puedo estar más de acuerdo con la reflexión que haces a cerca del gore de Ninja Gaiden. Tu análisis invita a pagar 1200 ms points, aunque en mi caso contaba con ello tras haber visto algún que otro vídeo.

  • Avatar
    admin
    Responder

    Esperaré a la versión PC, pero sin duda alguna es una compra obligada, mas allá de que luego me guste tanto como a ti o no.

    Creo que todos nos equivocamos en que iba a aportar esta generación. Pensábamos que serían mejores gráficos, o mundos enormes. Lo que ha aportado esta generación es que un juego de bajo presupuesto pase por encima de casi cualquier gran título y se lleve un 9.

  • Avatar
    El_Chesus
    Responder

    Aun no tengo la Xbox, pero espero subsanar eso en breve, y sin duda este juego caerá de los primeros, tiene pinta realmente buena! Gran análisis.

  • Dr.Alemán
    Dr.Alemán
    Responder

    Me da que vendido, pero habrá que esperarse a que me ingresen la nómina :shake:

  • Avatar
    erika jazmin
    Responder

    Yo no he jugado este juego pero si vi a mis hermonos como lo jugaban, y si ese juego te transmite una sensacion que no podrias describir, es algo mezclado con la tristeza y algo mas. una vez vi terminado el juego, mi pregunta fue

    **SPOILER****SPOILER****SPOILER****SPOILER****SPOILER****SPOILER**
    ¿como es que esos dos niños llegaron a ese lugar? habia estado tratando de buscar esa respuesta por la internet y no me decia nada. hasta que un buen dia estando en el mercado buscando series anime. un chico con el cual comence a hacer platica y que me dijo que se dedicaba a crear videojuegos. me conto que fue lo que paso: Que el protagonista del limbo llego a ese lugar luego de que muriera en un accidente automovilistico y la hermana tratando de salvarlo ¿serta cierto? lo que pasa es que este juego es bastante complejo.
    **SPOILER****SPOILER****SPOILER****SPOILER****SPOILER****SPOILER**

    • Avatar
      Twinsen
      Responder

      Hola Erika, te he editado el comentario y he añadido “Spoiler” para que quien no haya jugado aún no se entere de cosas que no debe.

      **SPOILER****SPOILER****SPOILER****SPOILER****SPOILER****SPOILER**

      Mi opinión sobre lo que Limbo pretende decirnos se divide entre un viaje de la niñez a la adolescencia en la que pasamos de la crueldad infantil a conocer a la primera chica o bien lo que tu has comentado. Yo prefiero quedarme con la versión del “crecimiento personal” pero es evidente que un título tan cargado de simbolismos y referencias da lugar a cualquier tipo de interpretaciones.

      **SPOILER****SPOILER****SPOILER****SPOILER****SPOILER****SPOILER**

  • Avatar
    alex
    Responder

    feo

pingbacks / trackbacks
  • […] en su día no lo pudiste disfrutar es una compra absolutamente obligada. VN:F [1.9.7_1111]Rating: 0 (from 0 votes) Recommend on Facebook Tumblr it Tweet about […]

  • […] 2,49 € Analizado aquí repitiendo […]

  • […] su historia a través de la propia mecánica de juego es más complejo de imitar. Grimind bebe de Limbo, de Super Meat Boy e incluso de Amnesia: The Dark Descent, y consigue hacerlo con cierta identidad […]

  • […] tiempo con comerciales), os dejo alguna de las ofertas que me han parecido más apetecibles.LIMBO: 2,49€ They Bleed Pixels: 3,39€ Amnesia: The Dark Descent: 3,74€ The Darkness II: 12,49€ I […]

  • […] Limbo viene a la cabeza rápidamente cuando nos dicen que el factor psicológico y el horror serán importantes, y si a eso le sumamos a todo un Austin Wintory (Journey) encargándose de la banda sonora, puede ser algo grande. […]

  • […] para ordenador. El género está viviendo una segunda juventud desde que títulos como Braid o Limbo lo petaran tan fuerte que hicieran ver a los desarrolladores (especialmente los indies) que hay un […]

  • […] en el costoso desarrollo de un videojuego al uso. Así, viendo el éxito de juegos como Limbo, Braid, Outland o remakes HD como el de Beyond Good & Evil, no es de extrañar que cada vez […]

  • […] Rocketbirds: Hardboiled Chicken A Virus named TOM Bastion Limbo […]

  • […] de entrada, parece una idea extraña. ¿Un plataformas fuertemente inspirado en Limbo en el que encarnas a una chica en silla de […]

  • […] juego de Little Games se deja influenciar claramente por Limbo en su estética, para añadir una banda sonora que nos quiere hacer pasear por terrenos más […]

  • […] de los serbios Moonburnt Studio. Lo que visualmente podría parecer uno de esos juegos tipo Limbo, es en realidad un point & click lleno de post-apocalipsis, pero también de steampunk y […]

  • […] En una conferencia llena de superproducciones con las que los de Redmon se juegan tanto, llama la atención que la alabanza más grandilocuente se la lleve un pequeño juego polaco danés del que apenas habíamos visto un par de minutos. Y, sin embargo, nadie arqueó una ceja. Nadie se sorprendió de que se pusiese más por las nubes a este proyecto que a ningún otro, ni el mastodóntico Gears of War, ni el regreso de Rare, ni el deslumbrante Forza Horizon 3, ni ninguno de los muchos otros títulos independientes que tuvieron un hueco aquella mañana incluyendo alguno, como We Happy Few, al que se le dedicó mucho más tiempo que al propio Inside. Y esto es así por los antecedentes: Inside es la segunda obra de Playdead Studios, creadores de uno de los más inspirados, influyentes y cautivadores juegos de la última década, pilar básico del estallido independiente, el imprescindible e inefable Limbo. […]

  • […] no sólo por limitaciones presupuestarias: cada uno también imita lo que le gusta y títulos como Limbo o Superbrothers dejaron […]

  • […] realiza a través de LO INDIE. Hablamos de títulos como Kholat, This War of Mine, Layers of Fear, Limbo, INSIDE, Jotun, la saga ARMA, la saga Trine, Teslagrad u Owlboy, por mencionar unos cuantos. Puede […]

  • […] se anunció que Dino Patti, una de las dos cabezas pensantes de Playdead (responsables de las joyas Limbo e Inside) dejaba el estudio en busca de otros proyectos. Ese tipo de anuncios que son el […]

  • […] se anunció que Dino Patti, una de las dos cabezas pensantes de Playdead (responsables de las joyas Limbo e Inside) dejaba el estudio en busca de otros proyectos. Ese tipo de anuncios que son el […]

  • […] juego de acción-aventura que hoy podría englobarse en el género de plataformas cinemáticos como Limbo, Inside y Little Nightmares, que precisamente están fuertemente inspirados por este […]

Dejar un comentario

Send this to a friend