COLABORA EN NUESTRO PATREON

Tonight We Riot

La Revolución será cooperativa o no será

Durante años tuvimos nuestras esperanzas puestas en RIOT: Civul Unrest como juego definitivo de revueltas. Nos las prometíamos felices, pero el resultado final se quedó en medio de ninguna parte. Dicho lo cual, el videojuego nos ha dejado varios momentos para recordar, si de liarla se refiere. Uno de mis preferidos es el de uno de los últimos niveles de Mother Russia Bleeds, donde la locura general del juego se desata durante una revuelta civil. Que el videojuego vaya en la mayoría de las ocasiones tan por detrás de la actualidad da un poco de pena, aunque siempre tenemos excepciones a las que agarrarnos. Saluden a Tonight We Riot.

Una serie de trabajadores explotados en lo que parece ser una planta de fabricación asiática, el señor que nos atiende detrás del mostrador de un restaurante de comida rápida y el conductor de una de esas plataformas de transporte de pasajeros independiente que nos lleva de vuelta a casa tras una noche de fiesta. Esos son los tres primeros “heroes” que nos presenta Tonight We Riot en su tráiler, al que le sigue una somanta de palos por parte de las autoridades. Las cartas están sobre la mesa, ahora sólo queda juntarse y reclamar dignidad.

Pixel Pushers Union 512 ha decidido abordar Tonight We Riot a través de los códigos clásicos del videojuego, mientras le añade su propia capa reivindicativa. Desde la dirección de arte, hasta los combates, no hay nada en sí destacable, pero estamos tan faltos de títulos cuya perspectiva sea esta, que cualquier paso en esta dirección sienta tan bien como quitarte unos calcetines mojados. De este modo, manejamos a un movimiento de personas cuyo bienestar determinará el éxito de nuestra revolución. Luchar contra el sistema y unir gente a nuestra causa es la única manera de intentar vencer al capitalismo, el cual cuenta con todos los poderes de su lado, incluidos mega-tobots gigantes. Eso sí, nosotros tenemos un perrete.


Página Oficial

X