COLABORA EN NUESTRO PATREON

The Red Strings Club: Alfarería antisistema

The Red Strings Club
The Red Strings Club

En toda obra cyberpunk que se precie tiene que haber una macrocorporación que viene a joder, que no contenta con quedarse con el dinero de la gente sube la apuesta e intenta arrebatarles su mente, su alma o lo que quiera que tenga la humanidad en ese futuro distópico. Y, normalmente, a esta gente se la enfrenta a hostias, con implantes y motos locas voladoras, con algún hacker con nulas habilidades sociales pero buen corazón y el último poli bueno que queda en la ciudad. Bueno, pues hoy les traigo amor, porque los valencianos Deconstructeam (Gods Will Be Watching) vuelven y lo hacen con algo muy peculiar bajo el brazo: The Red Strings Club.

Estamos ante una aventura narrativa en la que existe esa megacorporación chunga. En este caso se trata de Supercontinent Ltd., que está a punto de lanzar al mercado algo llamado Social Psyche Welfare, un supuesto ejercicio de altruismo que eliminará la ira, miedo y depresión de la sociedad. Algo que le rechina a nuestros protagonistas: un barman de un club clandestino, un hacker freelance (pobre cuota de autónomo) y un «robot empático» rebelde. Está claro que esto más bien parece una estrategia de lavado de cerebro global, y ellos van a intentar pararlo.Esto es lo que hay. Píxeles bonitos y una jugabilidad algo distinta que incluye cosas como crear implantes con un torno de alfarero, atender a tu bar o hacer llamadas telefónicas a altas horas de la madrugada. Elementos que el estudio ya ha ido utilizando en varios proyectos de Ludum Dare (Zen and the Art of Transhumanism, Supercontinent Ltd…). De hecho uno pensaría que todo ese trabajo fue un ensayo previo antes de lanzarse a este proyecto, porque repiten los protagonistas y se ha integrado todo en el juego.

Sepan que a lo largo del texto he hecho un ejercicio consciente para que mi expectación supurase por aquí. Creo que lo he conseguido. Si han leído mi crítica sobre su juego anterior habrán visto que me entusiasmó, así que podrán imaginarse las ganas que tengo de esto. No habrá que esperar mucho: saldrá para PC en enero del año que viene.Página Oficial

X