Stones of Solace: Ritual y paz

Javier Alemán

Ice Water Games es una editora independiente muy peculiar. La mayoría de videojuegos que han publicado pueden encontrarse a un precio muy reducido o directamente gratis, y todos giran en torno a ideas como la contemplación, el cuidado de otros o la propia serenidad. Una tendencia con la que nadie se hace rico, un concepto que tiene toda la pinta de repelerles por completo. Ya hemos hablado por aquí de algunas pequeñas joyas de su catálogo, como Viridi o Fire Place; y creo que la mejor forma de empezar este último lunes de agosto es seguir con ellos. Así que respiren profundamente, llenen sus pulmones de oxígeno y manténganlo un momentito dentro: se viene Stones of Solace.

Hablamos de un videojuego gratuito con una idea aparentemente sencilla pero poco explorada: un ritual diario ante distintos ídolos que nos irá presentando. La idea es, cada día, darnos una distinta estatuilla a la que presentar nuestros respetos, y luego los elementos con los que celebrar un ritual con mucha calma. Una experiencia meditabunda y contemplativa que bien puede servir para empezar los días. Como no sé si lo he explicado todo lo bien que debería, para muestra un vídeo:

Como pueden ver, Stones of Solace es una experiencia relajada y tranquila, casi minimalista. Ha sido diseñado por Dziff (Delphine Fourneau) y Armel Gibson, con música de Jason Sutherland y está disponible desde ya mismo.

Le he estado dando un par de vueltas a lo que quería decir sobre él, y voy a recurrir a una palabra gastada y que creo que casi nunca funciona bien: Stones of Solace me resulta, principalmente, bonito. Un videojuego bonito, agradable y cálido. El remansito de paz que quieren crear. Y estas cosas nunca sobran.

About
Javier Alemán
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.

Dejar un comentario

Send this to a friend