Mosaic: El peso del trabajo

Javier Alemán

Apagar el despertador con la sensación de que hoy sí que no te puedes levantar. Levantarte. Luchar contra la gravedad mientras te arrastras hasta la cocina y te pones un hectolitro de café. Ducharte si no lo has hecho por la noche, quizá esperando que eso te ayude a despertarte. Preparar la tartera en la que te llevarás la comida. Salir a la calle cuando todavía es de noche y enfrentarte a un buen rato de trenes, guaguas o lo que toque para llegar al trabajo. Repetir hasta morir, una y otra vez, con breves descansos de fin de semana y enfermedad. Y todo eso si tienes la suerte de tener un trabajo. ¿Por qué nos hacemos esto? ¿Por qué convertir la vida en esta barbarie interminable de transportes, reuniones y plusvalía exprimida para que otro viva como nunca lo haremos? Quizá no lo haya dejado claro del todo, pero a mí esto me agobia. Igual por eso Mosaic casi me parece un juego de terror.

El segundo videojuego de Krillbite Studio (creadores de Among the Sleep) se mete de lleno en el infierno del trabajo, en el día a día del commuter —palabra intraducible que se usa en inglés para el trabajador que se desplaza en transporte público— y la chiclosa e indeterminada sucesión de días oscuros en vagones sin apenas ver la luz del sol. Lo curioso es que, según ellos, no estamos hablando de un título donde el miedo juegue un papel importante.

Sabiendo que no es un juego de miedo y viendo que el ciclo de ir y venir del trabajo se rompe por una serie de sucesos extraños, me queda la curiosidad de saber exactamente de qué va esto. ¿Es la propia fantasía de una cabeza adormecida por la rutina o es que realmente está pasando algo que cambiará la vida de nuestro protagonista? ¿Acabará bien, acabará mal?

Mosaic da un mal rollo impresionante y lo hace con la mayor plaga de la humanidad: el trabajo asalariado. En teoría saldrá a lo largo de este año y lo hará en muchas plataformas, PC, Mac, Linux, PS4 y ONE. Queda por ver cómo de grueso será el trazo de su crítica, pero a mí ya me tienen.

About
Javier Alemán
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Send this to a friend