LISA: Un mundo sin mujeres

Javier Alemán

Hace unos meses se me olvidaba escribir sobre Lisa, un juego plagado de imaginería fálica y que exploraba el tema del abuso sexual. Lo desarrollaba Austin Jorgensen y no me quise acercar porque ya había tenido suficiente con Polymorphus PerversityAhora aparece otro juego llamado LISA, del mismo autor, pero con una temática un poco más trastornada, si cabe. Y esta vez no se me pasa comentarlo.

LISA nos lanza a un mundo post-apocalíptico en el que ya no existen las mujeres. Sólo rudos hombres barbudos (o no), pervertidos, pendencieros y drogadictos. Sí, las mujeres se van, y con ellas cualquier atisbo de contención o de civilización. Un poco como los baños de la estación de Atocha, pero trasladado al mundo entero.

lisa2

En palabras de su creador, LISA es un RPG-sidescroller, y parece que el objetivo será algo tan “humilde” como sobrevivir. Para ganar dinero podremos hacer un montón de cosas, entre las que se incluyen prostituirse o jugar a la ruleta rusa, y la mecánica más importante será la de la toma de decisiones: todas tienen efectos dramáticos y mucho que ver con el concepto de sacrificio. ¿Te mutilas para salvar a un miembro del equipo, dejas que lo maten a cambio de comida…? Y ojo, todo ello incluye ARTES MARCIALES.

Todo muy loco, todo llevado al extremo.

lisa3

Yo quiero, aunque sea, probarlo. Ver si es capaz de joderme la cabeza como lo hizo Polymorphus Perversity. Pero para ello tiene que salir adelante su Kickstarter: están pidiendo la muy humilde cifra de 7000$, pero al ser algo tan raro no las tengo yo todas conmigo. Ojalá que tengan suerte.

Mostrando 3 comentarios
  • Havok
    Responder

    7000 $ tampoco es tan caro, han salido adelante proyectos que pedían bastante más, no creo que eso sea problema. Por otra parte, dejando de lado que me apetece probar esta paranoia, estoy empezando a cansarme de la estetica retro. Todo lo indie que sale ahora parece que tiene que llevar estetica retro si o si. A ver si cambian las tornas un poquito.

  • Javier Alemán
    Javier Alemán
    Responder

    El problema no era lo que pedían por cantidad (tengo un amigo que acaba de sacar 5000$ con mucho sufrimiento), sino la difusión. En su campaña llevaban mucho menos de la mitad a casi la mitad de tiempo, y no ha sido hasta que han salido en Rock Paper Shotgun que han pegado un pelotazo tan grande, que seguramente recauden incluso 10000-15000.
    Estoy de acuerdo en que a veces cansa lo retro, pero supongo que se hace porque es más barato y sobre todo, por apelar a la nostalgia. Al fin y al cabo los que crecimos con esos grafiquitos somo ahora mayores y tenemos (en teoría) cierto poder adquisitivo para interesarnos por juegos así, que tampoco podrían competir gráficamente con los lanzamientos normales.
    Por cierto, bienvenid@ por aquí 🙂

pingbacks / trackbacks

Escribe tu comentario