COLABORA EN NUESTRO PATREON

Estrategia y roguelite con Kainga: Seeds of Civilization

Seguimos con cosas bonitas

Kainga

Resulta curioso que un género como el city-builder, a priori enmarcado dentro de unas reglas más o menos encorsetadas, haya sido uno de los géneros que mejor ha asumido la realidad de nuestro tiempo, adaptándose a la misma e iterando sobre ella. Desde la distopía climática de Frostpunk, pasando por la reconstrucción de Terra Nil o la relajación visual de Dorfromantik, parece claro que el universo estratégico ya no tiene como punto principal el conflicto, sino que ha puesto el foco en otros elementos mucho más atados a la actualidad social que nos ha tocado vivir. Kainga: Seeds of Civilization no va por ahí directamente, pero parece que también huye del combate como elemento central.

Desarrollado en solitario por Erik Rempen (con la ayuda de Somepoint Sound para música y audio), Kainga: Seeds of Civilization nos propone un city-builder con lógica de roguelite en el que en cada run deberemos tratar de llevar a nuestro pueblo lo más lejos posible en el tiempo, sobreviviendo a todo tipo de amenazas, como los fenómenos meteorológicos, la fauna u otras tribus.

Me debato entre lo poco que me gusta alabar el rollo one-man army con la admiración absoluta ante el hecho de que una persona pueda desarrollar algo similar. Kainga: Seeds of Civilization luce visualmente a un nivel al alcance de muy pocos. Su mezcla de elementos 2D y 3D se encuentran perfectamente integrados y producen un efecto que encaja como un guante con lo que el juego pretende transmitir. Nuestro objetivo consiste básicamente en sobrevivir como pueblo. Para ello tendremos que mantener con vida al Anciano, una suerte de líder/chaman quien a cambio de la adoración del pueblo, nos proporcionará acceso a nueva tecnología.

La localización de nuestra civilización cambiará en cada partida, por lo que en cada una tendremos que hacer frente a diferentes retos. El conocimiento conseguido pasa de una partida a otra, permitiendo que nos asentemos con mayor rapidez, y con suerte, otorgar a nuestro pueblo unos años más de vida. Mención especial al componente orgánico, con un esfuerzo notable en integrar a la fauna no sólo como un medio de subsistencia, sino también de desplazamiento y como propia vivienda.

Kainga: Seeds of Civilization se encuentra ahora mismo en Early Access y las críticas estás siendo bastante positivas. En general todos los que lo han probado coinciden en que queda mucho trabajo por hacer, pero también que el core de la propuesta funciona. Queda por tanto algo de tiempo hasta que podamos comprobar si estamos ante otro de esos títulos que constituyen la nueva ola de la estrategia. Estaremos atentos.


Página oficial

X