Cuphead: Casi por fin aquí

Javier Alemán

Entiendo que si ustedes quisieran noticias bien fresquitas, recién llegadas desde el E3 en Los Ángeles, ésta sería la última web en la que les daría por mirar. Normal, por otra parte. Ya han tenido su ración en otro lado, sus jueguitos esperados y alguna que otra sorpresa indie que nos llevaba tiempo teniendo locos a nosotros (The Last Night, te miro a ti). Por otra parte, es bastante probable que lancemos al final de la feria un especial sobre los indies presentados en la feria que más nos hayan llamado la atención, pero déjenme hablarles un momentito de Cuphead y ya volvemos a nuestra programación habitual.

¿Por qué Cuphead sí, y el resto del E3 no? Porque me da la puta gan Porque llevamos mucho tiempo esperándolo, sin tan solo una fecha a la que agarrarnos y enamorados de ese aire de cartoon clásico que nos trae. Ya en 2013 mi compañero Juanma le declaraba su amor y nos contaba esto sobre el juego:

Cuphead pretende llenar el vació de cartoon vintage con un diseño exquisito que, lógicamente, recuerda sobremanera al primer Disney. Sin embargo parece que las pretensiones no acaban ahí, puesto que lo que podría ser un plataformas de cuidado diseño esconde tras de sí un elaborado entramado de jefes finales que pretende batir un récord Guinness (que por lo visto se encuentra en 25 jefes finales). Desde el estudio MDHR aseguran que el total de jefes finales sobrepasará ampliamente la treintena, existiendo varios por cada episodio y con la base común de un comportamiento que intentará evitar patrones de ataques para fomentar la pericia del jugador.

Lo cierto es que Cuphead ha mutado un poco en estos cuatro años, y por el camino ha crecido desde la propuesta de enfrentarnos a final bosses (que ahí siguen) hasta un videojuego de plataformas con sus enemigos convencionales y obstáculos clásicos. Un loco recorrido por un Infierno de los años 30 intentando sobrevivir y vencer al Diablo.

Visto el resultado estoy loquito por catarlo y ver qué tal ha acabado funcionando. Y no va a tocar esperar demasiado: el 29 de septiembre lo tienen para PC y XBOX ONE.

Entradas relacionadas

About
Javier Alemán
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.

Dejar un comentario

Send this to a friend