COLABORA EN NUESTRO PATREON

White Shadows: Más allá de la ciudad blanca

El 2D cinemático es el nuevo cine

White Shadows

Comentaba el otro día, casi de pasada, que ya que al videojuego le gusta tanto gritar que también es cultura, estaría bien que actuara como altavoz del tiempo que le ha tocado vivir. White Shadows es definido por sus autores como una fábula moderna, y como toda fábula, no deja de ser un espejo distorsionado de nuestro propio mundo en el que tiene cabida el pesimismo, la diversión y quizás algunas reflexión. No es mal comienzo.

Desarrollado por el estudio alemán Monokel, White Shadows nos traslada a un futuro distópico donde la Gran Guerra borró a casi todos los seres vivos de la faz de la tierra, o eso dicen. Desde entonces los supervivientes viven en la Ciudad Blanca, donde una capa brillante de color blanco puede protegerte de la plaga provocada por los pájaros. La obediencia es la clave para sobrevivir, pero Ravengirl ha dejado de obedecer.

Desde que INSIDE reventó el concepto de 2D cinemático ha habido muchos títulos que han querido seguir su estela con mayor o menor fortuna. Ahí está la saga Little Nightmares o Planet Alpha, entre muchos otros. Ninguno ha llegado al nivel de excelencia del ¿clásico? de Playdead, y quizás por eso sigue siendo un género con un camino muy interesante por recorrer. White Shadows no parece inventar nada nuevo en el poco gameplay que se puede contemplar en el tráiler, pero tiene el suficiente flow distópico-industrial como para poner un ojo de atención. Además el hecho de que en la descripción se destaque varias veces la palabra “divertido” es casi una novedad dentro de un género que se acomodado en “lo intensito” y al que no le viene mal un poco de alivio cómico.

White Shadows debería llegar en algún momento de 2021 a Windows. Y recuerden que si no quieren perderse ningún lanzamiento importante del sector independiente, pueden consultar nuestro Calendario Indie.


Página oficial

X