COLABORA EN NUESTRO PATREON

The Red Lantern nos da un trineo y Alaska entera

Yes, you can pet the dog

Si con mis 35 añazos me pongo a explicarles que hay una cuenta de Twitter famosa que se pregunta si puedes acariciar al perro en tal o cual juego es bastante probable que me respondan con la clásica imagen del Señor Burns disfrazado de Jimbo o de Steve Buscemi soltando el clásico how do you do, fellow kids. Pero, entiéndanme, es que tengo que hacerlo. Algún día habrá un artículo de opinión en esta web (o en alguna otra de alguien que se me adelante, lo tengo asumido) hablando de cómo el furor que ha causado esa cuenta se ha convertido en un guiño perpetuo de compañías multimillonarias metiendo esa feature en sus juegos para ser coleguis de la comunidad de videojugadores, porque el marketing no se hace solo. Digamos que ese acariciar al perro es externo, no es real, no pasa del meme porque el perro es una entidad que está para la risotada y el gif en Internet. Por suerte, aún nos quedan perros que acariciar de manera orgánica, y quizá The Red Lantern sea el ejemplo más puro de todo esto.

El juego debut de Timberline Studio (en el que hay un elenco de diseñadores con mucha experiencia previa, desde Obsidian al último King’s Quest) es una suerte de homenaje a los perretes (que sí, puedes acariciarlos) y los paisajes de Alaska, esa última frontera en el norte del continente americano. Funciona como roguelite en el que te subes a tu trineo y recorres las tierras salvajes  y nevadas topándote con distintos eventos aleatorios. Por lo que he leído en algunas críticas su punto fuerte está en la relación con los chuchillos, el cómo los eliges, lo detallados que están y la implicación emocional que logras con ellos. Vean:

Me parece interesante el concepto, pero sobre todo que alguien haya entendido tan bien que no se trata sólo de pasar al lado de un perro y acariciarlo, que lo verdaderamente importante está en otro lugar y que hay vida más allá de los memes. Desconozco qué tal funciona en su totalidad como roguelite y tampoco me parece tan relevante ahora mismo. Porque si vamos a usar perros para vender el enésimo juego, qué menos que dejarles que existan más allá de nuestra caricia.

The Red Lantern ya está disponible para PC en Epic Store y también en Switch.


Página Oficial

X