COLABORA EN NUESTRO PATREON

Steel Assault busca el límite del arcade retro

Steel Assault

Tras el boom de Lo Indie cabe echar la vista atrás y comenzar a repensar algunas de las bases sobre las que se ha asentado el fenómeno. Lo Retro, presente desde el primer título independiente, ha servido para que muchos nostálgicos se acerquen con interés a este tipo de propuestas pero rara vez se escarbado más allá de su estética. Quizás este revival de Lo Retro pueda servir para explorar los límites propios de un tipo de videojuego atado a unas exigencias de hardware que no le permitían ir más allá.

Steel Assault no busca (sólo) el homenaje. Toda su propuesta rezuma amor y respeto por el material del que procede pero se salta las limitaciones propias de la máquina a la que rinde tributo (NES) para llevar su título a unos cánones al que la original de Nintendo jamás hubiese podido alcanzar.Los avances tecnológicos que se llevaron a cabo durante la década de 2030 llevaron a la ruina a la economía de Estados Unidos. Las protestas pacíficas degeneraron en disturbios y estos en una guerra civil. De la ruina surgió Magnus Pierce, un tirano cruel y despiadado con delirios sobre la antigua grandeza del país.Este argumento, que lo mismo sirve para un videojuego o para una película del mejor Carpenter, nos lleva a encarnar a un soldado de la resistencia equipado con un traje nivel petarlo y dispuesto a derrocar el régimen fascista instaurado en los nunca jamás en la historia fascistas Estados Unidos.Steel Assault se centra en combate cuerpo a cuerpo, aunque nuestro supersoldado también contará con diferentes armas con los que hacer frente a las decenas de enemigos que saldrán a su paso. Su estética está inspirada en los juegos de 8 bits de la etapa final de NES, con Shatterhand y Batman como referentes principales. La música por su parte ha sido creada con Famitracker, lo cual asegura un déjà vu perfecto la propia máquina y un orgasmo constante para los amantes del chiptune más oscuro.

Por lo demás, la propuesta de Sri Kankanahalli y Daniel Garcia crece sobre la base de evitar el simple homenaje e intentar buscar los límites de la experiencia retro. Pueden apoyarlo en su campaña de Kickstarter aportando un mínimo de $10 para llevárselo a casa.Steel Assault Kickstarter

X