COLABORA EN NUESTRO PATREON

Niten: El secreto de la isla

Niten
Niten

Los first person walkers (simuladores de paseos) se han consolidado dentro del videojuego independiente. Es una afirmación muy de perogrullo, tanto como para merecerme los pitidos de la grada, pero bueno, déjenme seguir. Decía que se han consolidado, sí, pero no sin antes pasar por un periodo en el que el apelativo se usaba más como forma de minusvalorar a un título de esas características. Un insulto, una vejación, un «aquí no se juega a nada» digno de la peor de las guarderías. Pero eso parece superado, mientras la fórmula de ese Dear Esther que lo rompió todo se va sublimando en cosas tan interesantes como Firewatch o Everybody’s gone to the Rapture (que llegará a PC en nada).

Personalmente, y aunque no me lo hayan preguntado, es un género que disfruto mucho. En general me hacen tilín esos videojuegos que proponen el «jugar lento», el sentarse y dejarse llevar por una historia en la que quizá uno ni siquiera sea el protagonista. Así que pueden imaginarse que lo que nos propone Donald Macdonald en Niten me va a llegar también. Una misteriosa isla japonesa ya abandonada a explorar, tratando de descubrir lo que le pasó a sus antiguos habitantes: nada menos que un samurái y su alumno huérfano.Nada más (y nada menos) que un tranquilo discurrir por la bellísima isla, en un escenario mitad ensoñación y mitad mito japonés. Con el añadido maravilloso de poder parar en cualquier momento e ir a cuidar del jardín zen que nos haremos allí.

Niten está tanto en Kickstarter como en Greenlight luchando por salir adelante. En la plataforma de crowdfunding lo lleva un poco peor (este mes hay una saturación gorda de proyectos interesantes), pero espero que salga adelante. Este tipo de experiencias nunca me sobrarán en el videojuego.KickstarterGreenlight

X