In #marcaespaña, Linux, Mac, Noticias, PC, Zona Indie

Quizá sea mi avejentada cabeza y mi edad avanzada, pero hay cosas del siglo XXI que empiezan a escaparse de mi cosmovisión.

Fenómenos como los Youtubers, que José Luis Moreno siga haciendo programas para la televisión o los DJ’s mierder que ahora son las nuevas estrellas del rock se me hacen tan ajenos como una cinta de cassette a un chavalín de ahora. Ajenos al nivel de gritar, darle puñetazos a la pantalla del ordenador y apagar el teletexto cuando me cruzo con ellos. ¿Quiénes son y de qué plan malévolo forman parte? En fin, que divago.

La cosa es que me alegra ver que no estoy solo, y que por fin aparece una pieza de ficción interactiva destinada a que me desquite con un sector de esas cosas que odio y no entiendo: Ghosts ‘n DJs.

Creo que queda todo claro con el vídeo, pero como a veces Google y el SEO se ponen tontos con la cuenta de palabras, igual podemos extendernos un poco, ¿no?

Básicamente, DON Dr. Kucho (a sus pies) ha decidido que está hasta las narices de aguantar a todas las estrellitas chungas de la pista y se embarca en una misión en las que darles hasta en el cielo de la boca. A su vez, les ofrece a los demás jugadores el poder desarrollar su fantasía en un título de scroll lateral y hostias que emula la mecánica de los clásicos Ghosts ‘n Goblins.

El frenesí de leches dieciséisbiteras estará aderezado con una banda sonora creada para la ocasión, sentido del humor y armas que toman la forma de formatos musicales (vinilos, CD’s, cintas…).

Ahora le falta sacar adelante su campaña en Kickstarter para convertirse en realidad, y ustedes pueden contribuir a partir la cara (digitalmente) del tonto de Jersey Shore si pinchan el botón que viene a continuación.

Javier Alemán
Javier Alemán
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.
Comments
  • Avatar
    Twinsen
    Responder

    Estuvimos dándole fuerte en la MGW y muy bien. Todo mejora cuando los enemigos son hostiables en la vida real.

Dejar un comentario

Send this to a friend