Full Throttle también contará con su propia remasterización

Juanma

La remasterización de Full Throttle es una de esas noticias que no sé bien cómo tomarme. Por una parte me causa una indudable alegría que muchos tengan la oportunidad de probar por primera vez una de esas aventuras que si bien no es como tal una de las mejores del género, sí que cuenta con un universo y unos personajes de lo más carismáticos. Por otro lado me ocurre lo mismo que cuando se anunció la remasterización de Day of the Tentacle, y es que no puedo dejar de verlo como un otra confirmación más de la deriva “a lo fácil” de un estudio que por prestigio y peculiar situación, debería aspirar a algo mucho más grande.

Full Throttle fue el primer proyecto en el que Lucasarts dejó a Schafer el timón  del barco tras haber colaborado con Ron Gilbert y Dave Grossman en la saga Monkey Island y Day of the Tentacle. El éxito de este último y las buenas críticas que cosechó en su apartado técnico, animaron al bueno de Schafer a decantarse por una aventura en el que lo visual primara sobre cualquier otro elemento, algo que logró sobradamente. Full Throttle es un compendio de absoluta molonidad bad-ass que brilla en todos sus apartados técnicos. Fue también la primera aventura del estudio distribuida directamente en CD y marcó un nuevo estándar dentro del género a lo que a banda sonora e interpretación de personajes se refiere, con un Mark Hamill dándolo todo como el malo de la función. También, y esto no es algo que se destaque habitualmente, cuenta con Maureen, un personaje femenino que a pesar de padecer el síndrome Trinity, es de lo mejor de la época gracias, entre otras cosas, a al estupendo doblaje realizado por Kath Soucie. Todas estas virtudes, que no son pocas, se vieron oscurecidas por un puzles que no estaban ni por asomo a la altura del estándar de la casa, un cambio de interfaz que si bien se ha convertido en casi un estándar no sentó nada bien a los puristas del género y una ínfima duración que encima se alargaba artificialmente con unos insufribles momentos arcade.

¿Merece por tanto Full Throttle una remasterización? Pues sí, y hoy más que nunca. Lo que en su momento se catalogó como algo negativo, como por ejemplo la duración y el interfaz, se adaptan perfectamente al usuario medio actual. Otra cosa es el tipo de remasterización realizada, y es que en Double Fine parecen haberle cogido el gusto a eso de quitar las aristas, y el resultado, al menos a mí, se me hace muy extraño.

Más allá de las reticencias que pueda encontrar a nivel visual, reconozco que únicamente por poder disfrutar de un sonido remasterizado merece completamente la pena. Además siempre he sentido una extraña atracción por este universo semiapocalíptico que haría las delicias del Carpenter de los 80.

La remasterización de Full Throttle llegará en 2017 a Windows, PS4 y PS Vita.

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies