COLABORA EN NUESTRO PATREON

DISTRAINT: Todos podemos convertirnos en el diablo

DISTRAINT
DISTRAINT

Corría el septiembre de 2008 cuando la crisis estalló en la cara de los norteamericanos -y por tanto del mundo- de la mano de la quiebra de Lehman Brothers. Todo el planeta miraba incrédulo a Wall Street y comprendía -si no lo sabía ya- que el mayor peligro hacia sus carteras no venía del tipo con mala pinta en esa oscura esquina, sino de una serie ejecutivos perfectamente vestidos. Durante ese periodo, el siempre interesante Sam Raimi, se encontraba al final de la producción de ‘Arrástrame al Infierno’, una parábola con bastante mala leche sobre la demonización bancaria.

Jesse Makkonen ya demostró su valía para crear ambientes malsanos en Silence of the Sleep, una parábola sobre el remordimiento y la necesidad de perdón que partía desde el suicidio de su protagonista. Ahora Makkonen vuelve a la carga -y de nuevo en solitario- en un título creado en en tan sólo 77 días apuntando hacia el mismo lugar dónde ya pisó fuerte el bueno de Raimi: La banca inmobiliaria como puerta para entrar en el infierno.

En DISTRAINT encarnamos a Price, un joven ambicioso con ganas de subir de estatus que tiene entre manos la posibilidad de forjar una asociación con una famosa empresa. Su único obstáculo parece ser la propiedad de una anciana, de la cual no dudará en apoderarse. A partir de ahí todo cambiará para el joven Price.DISTRAINT cambia por completo el enfoque artístico visto en Silence of the Sleep, dejando a un lado los juegos de sombras «fotorrealistas» para adentrarse en terrenos pixelados cercanos al mundo de la marioneta. Lo que no abandona es el 2D, que vuelve a ser método elegido para introducirnos en una nueva aventura de terror que, a juzgar por lo que se puede ver en el siguiente gameplay, contendrá más momentos de respiro que su anterior título.DISTRAINT estará disponible el próximo 21 de octubre a través de los canales habituales. Yo les dejo con su página oficial, en la cual podrán conocer, entre otras cosas, la música que escuchaba el bueno de Makkonen mientras desarrollaba el título, con bandas tan sugerentes como Caligula’s Horse o Leprous.DISTRAINT

X