COLABORA EN NUESTRO PATREON

Adios: Cuando no se puede renunciar

Adios means goodbye

Adios

Me gustan las historias pequeñas, aquellas que nos muestran a personas normales a las que la vida les ha llevado por una encrucijada de las que ahora les resulta muy complicado salir. Momentos decisivos donde da igual si el árbol no te deja ver el bosque porque lo más probable es que todo acabe con ese mismo bosque en llamas. Adios es una de esas historias donde una extraña tranquilidad envuelve la apacible granja de nuestro protagonista en el día más importante de su vida.

Adios nos pone en la piel de un criador de cerdos de Kansas. Nada aparentemente demasiado exótico, a no ser que incluyamos en el cóctel de mañanas frías y trabajo hasta la puesta de sol, que la mafia usa esos mismos cerdos para deshacerse de los cadáveres. Todo el mundo necesita un dinero extra, pero nuestro protagonista ya no puede más y ha decidido que hoy es el último día. Le dirá a su mejor amigo, un sicario que llega con su asistente para “eliminar” otro cuerpo, que lo deja, que ya no habrá cerdos hambrientos destruyendo pruebas. Sin embargo, su amigo sabe que a estas cosas no se renuncia. Que una vez se dice adiós es para siempre.

Desarrollado por un pequeño estudio llamado Mischief, y con GB Burford como diseñador narrativo (Paratopic), Adios tiene ese aire de película independiente estadounidense de principios de los 2000 que apetece sentarse a ver, o en este caso, a jugar. Nuestro protagonista pasará el día entero con su viejo amigo mientras este trata de convencerle para que la puesta de sol no sea la última que vea. Tareas cotidianas, mucha conversación, y una decisión a tomar al final del día. Un juego de esos que parece que sólo tendrán una partida, pero quién sabe, quizás las ramificaciones del relato sean las suficientes como para permitirnos una segunda vuelta. En cualquier caso me atrae la idea de concentrar todo en un punto concreto que se diluye durante el paso de las horas. Quizás consigamos convencer a nuestro amigo para que también abandone, quizás simplemente nos deje marchar, o puede que terminemos siendo la cena de esos cerdos que llevamos años cuidando.

Adios no tiene fecha de salida todavía, pero si nada se tuerce terminará saliendo antes de que acabe este 2020 para Windows.

X