COLABORA EN NUESTRO PATREON

1001 Videojuegos que debes jugar: KOTOR II

Kotor II
Kotor II

Soy un enamorado de los videojuegos fallidos y creo que ya va siendo hora de admitirlo, ¿no?

Sólo así puede explicarse mi fijación con títulos como Vampire: The Masquerade – Bloodlines o este Knights of the Old Republic II (KOTOR II a partir de ahora). A un videojuego fallido le puedes perdonar muchas cosas si entiendes su estatus, su concepción como material dañado, como hijo que ha crecido sin el debido cuidado. Eso es la continuación del brillante Knights of the Old Republic, de Bioware, facturado por los especialistas en continuar sagas que no son suyas, nuestros queridísimos Obsidian. Es un juego a medio terminar, un producto inacabado que te hace preguntarte qué podría haber sido de haber sido de verdad.

Arranca como secuela, unos años después, de la trama del primer juego. Y lo hace de manera inteligente, sin cometer el que hubiera sido el mayor error: seguir con el mismo protagonista. Como era imposible darle otra vuelta de tuerca, se sacan de la manga un nuevo avatar, totalmente personalizable, con una relación tenue y unos fantasmas propios que le perseguirán a lo largo de la historia. Así se quitan de un plumazo posibles enfados de fans, incoherencias argumentales y dejan tranquila una historia que no necesitaba más. Y así, también hacen del juego algo realmente suyo.

Porque, aunque no lo parezca, KOTOR II es un juego distinto a su antecesor. No en la superficie ni en la jugabilidad, que son casi un calco. No en el universo, que es el mismo. Pero sí es diferente de manera sutil, en su sabor, en lo que le quiere dar al jugador. Porque le trata con más inteligencia y mucha más madurez, dándole unos acompañantes más complejos que los del juego anterior, unos diálogos con más reflexión y una vuelta de tuerca a varios planteamientos de la saga Star Wars.

En el apartado más convencional se pueden decir varias cosas sobre el juego, para quien no lo conozca:

KOTOR II es un videojuego de rol, donde la línea entre el género y el action-RPG se difumina muchísimo. Se juega en tiempo real pero por turnos en los que vamos decidiendo los ataques y pudiendo parar para dar órdenes. Las normas que se aplican son las de la versión D20, haciendo que la hoja del personaje (con sus características y dotes) se haga muy familiar para quien haya jugado a Neverwinter Nights u otros videojuegos que hayan adoptado el sistema.

Se ubica en el universo Star Wars, pero miles de años antes a las películas, en la época de la Antigua República. Salvo en algunas razas, no hay demasiada diferencia en los entresijos políticos del universo: existe la República y los Sith quieren tumbarla, aunque todavía no siguen la regla de “un maestro y un aprendiz” y son, por tanto, más numerosos. La decisión en el primero fue también una acierto, porque así no existía el riesgo de malograr la historia original de la saga y a la vez tenían mucha mayor libertad creativa para diseñar mundos y personajes. Aquí se avanzan unos años, como ya dije, y se le permite al jugador decidir (sin fichero de importación y mediante diálogos) algunos detalles sobre lo que pasó en la primera parte.

Su jugabilidad es muy continuista respecto al anterior: perspectiva en tercera persona, dos acompañantes, poderes de la Fuerza (incluyendo la típica habilidad para afectar las conversaciones), y el mítico esquema de Bioware de prólogo – visita de cuatro mundos – final, del que ya hablamos aquí. Añade nuevas animaciones y nuevos poderes, pero casi es un calco de su predecesor…¿por qué cambiar algo que funciona? Su mayor distinción jugable, eso sí, es la posibilidad de influir en el alineamiento de los acompañantes e incluso de iniciarlos como Jedis (o Sith) si conseguimos que se abran a nuestro personaje.

Sí, en el aspecto exterior es un clon perfecto de su padre. La típica continuación que apenas aporta nada nuevo. En la superficie.

Porque estamos hablando de un juego de rol, y estamos hablando de Obsidian: lo más importante está en el alma, y la de KOTOR II es muy distinta de la de su antecesor. Aunque habla del Lado Oscuro y del Luminoso, rápidamente se aleja de la dialéctica de héroes y villanos, adentrándose en un terreno mucho más sombrío y lanzándole preguntas al jugador.

Por ejemplo, en uno de sus primeros momentos, le demuestra que un acto desinteresado de bondad puede acarrear problemas, y se pasa gran parte de la historia mostrando la cerrazón de la Orden Jedi y sus contradicciones. Los acompañantes también son distintos, con una biografía más oscura en muchos de los casos, y el jugador puede decidir muchas cosas sobre ellos si se gana su favor. Tiene, además, uno de los antagonistas más conseguidos que se hayan podido ver en un videojuego. Un enemigo de quien no sabes lo que pensar, con una motivación y un trasfondo inteligentes y un objetivo mucho más altruista de lo que podría parecer.

Pero decía al empezar que KOTOR II es un videojuego fallido. Es víctima de una de esas tragedias habituales en muchas producciones: los tiempos de desarrollo y publicación. No llega al nivel de Bloodlines, que murió antes de nacer, pero sí que perdió algo de alma por el camino. Fruto de las prisas de Lucasarts por tener el juego para la campaña de Navidad de 2004, se vio severamente cercenado y varias de sus ideas no llegaron al jugador: una trama de romance incompleta (y muy trágica, más de lo que se suele ver), un planeta adicional, diálogos desaparecidos, uno de los enemigos finales que ve variado su enfrentamiento…

Sobrevivió gran parte de su esencia, pero impidió a los jugadores enfrentarse a lo que había pasado realmente por la cabeza de Chris Avellone, con muchas ideas que son casi imposibles de encontrar en el mundo de los videojuegos, y más aún en esa época en la que aún no había un aguerrido sector indie empujando para que no hubiera un tema sin tratar. Y sin embargo, como juego incompleto es una maravilla. Es un trayecto apasionante, sorprendente y muy honesto.

Y, sobre todo, es un videojuego valiente. Entiende que es más importante ser un gran juego de rol que un gran juego de Star Wars, y lo tiene tan asumido que es capaz de trascender su propio universo para juguetear con conceptos como no ha hecho otro producto de la saga.Mod para jugar a la edición restaurada

  1. Da gusto leer cosas asi. He de puntualizar que es una de las mayores demostraciones de rol que hay en los videojuegos, sobre todo su final (que me dejo maravillado y estupefacto, ¿Quien se lo esperaba?) Pero ame trabajarme mi personaje y sentir, de verdad, la evolucion de él dentro del medio que le rodeaba.

    Lamentablemente, se dejaron muchos personajes en el tintero, como Darth Nihilus, que estoy seguro debia tener un juego aun mayor (y se da a entender lo que pudo rescatar el mod) y no la pauperrima aparicion sin conciencia que tuvo en el destructor Sith.

    A pesar de todo, es uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos y una de las razones por las que sigo siendo fanboy incondicionable de Obsidian y el Maestro Avellone.

    Excelente critica/analisis/articulo, no os conocia, asi que leere mas contenido (empezando por la critica a Bloodlines, de lo mejor que he probado)

    Un saludo

  2. Desde luego otro de mis grandes pendientes.

    Me he hecho una idea de lo que es el juego al leer esto, pero me gustaría una más cercana de lo que significa jugárselo. Algo así como lo que ha comentado Razorkaen, gracias por tu comentario. 🙂

    A ver si algún día le hecho el guante.

    1. ¿Como venderte KOTOR 2?

      Creo que con esto lo resumo sin spoilers:

      Kotor 1 significa tomar decisiones extremadamente puntuales, que si, que las conversaciones eran progresivas y daban pie a las relaciones interpersonales entre los PJs. Pero las verdaderas decisiones eran sumamente puntuales y el tramo climax nos recuerda mucho a las decisiones de Mass Effect.

      Kotor 2, esa trampa del deus ex machina se esconde a la perfeccion, el jugador no siente el peso de la decision inmediata a corto plazo, eso y la capacidad del juego de mimetizar las buenas y malas decisiones en un entramado gris (como bien dice Javier Aleman mas abajo) lo hacen superior a la primera parte. Sientes que las decisiones tienen trascendencia en los momentos adecuados pero, aun asi, en el momento en que tomas la decision tienes conciencia que acabas de elegir. Un puntazo, no como los ensayos de prueba y error de los juegos RPG mas nuevos: Escojo azul, no me gusta, cargo partida.

      No, aqui el resultado se esconde hasta cuando tengas que verlo.

      Espero haberte “vendido” el juego.

      1. Me lo habéis vendido. Como la economía tiene que dar para muchas cosas caerá en la próxima rebaja que le haga steam.

        Por cierto, me encanta esta sección de la Web.

        Eso sí, sé que hay que ser muy prudente al elegir los juegos que la conformarán, pues no vale con que solo sean buenos sino que deben ser únicos. Condición que hace que debas jugarlo porque no vas a poder tener el placer de jugar algo igual.

        En este caso me habéis dado a entender perfectamente lo que hace a este juego un obligatorio. Desde luego si es como decís, pocos juego consiguen proponerse y alcanzar tan bien lo hace kotor II. Y aunque me he bebido unos cuantos a los que se les hace semejanza con kotor II desde luego no han sido tan destacables en los aspectos que habéis mencionado. Veo aquí un desarrollo en el que el jugador se involucra mucho más, el resto de juegos es solo un maquillaje para que te creas que estás involucrado.

        Pues a esperar la próxima entrega de esta sección. Que la próxima vez la descripción del juego este más enfocada desde el punto de vista de “¿Por qué debes jugarlo?” en la medida de lo posible me parecería una buena idea, que no sea el lector como yo el que después deba pensar o plantear si debo jugarlo o no, si no que el artículo sea el que te diga por qué debes hacerlo.

        Bueno encantado de leer cosas como estas, un saludo!

  3. Gracias por vuestros comentarios y sé bienvenido, amigo Razorkaen.
    La verdad es que es difícil aclarar por qué está por encima del primero, o qué significa como videojuego sin liarse a hacer spoilers, que es algo que pide a gritos el texto para entenderse un poco mejor. Un poco como hice con el texto sobre Trevor en GTAV.
    Jugarlo es básicamente eso, ver cómo el personaje crece, aprende a través de una maestra muy peculiar y por el camino va enfrentándose a sus demonios e influyendo en las vidas de todos los que toca. Todo esto con más madurez que la media de juegos y un ambiente bastante gris que no juzga demasiado al jugador si toma decisiones que no son “las buenas”.
    Anímate y píllalo en alguna rebaja de Steam, que suele estar de saldo 😉

    1. Muchas gracias por tan calida bienvenida.

      He tratado de explicarle de manera sutil como es que KOTOR 2 resulta tan ameno y cariñoso que su hermano mayor, pero es un juego que debe probarse para llegar a ese punto como bien acabas de puntualizar.

      Un juegazo y un gran articulo

  4. Uno de mis juegos, y de mis obras (en cualquier formato) favoritas. Como dice Javer Alemán, hay que aclarar a los no conocedores que es cierto que el juego se entregó fallido, y que para empeorar el asunto no pudimos (ni podremos) disfrutar de una continuación y culminación conjunta de los arcos argumentales de los KOTOR I y II pues Bioware reunció a ello (de hecho dándole un trato muy muy pobre, por lo que he visto, en el verdaderamente fallido SWTOR). Muchos esperábamos hace años un gran juego que sería el KOTOR III, y seguramente una de las razones por las que ese juego no existe ni existirá es:

    Que no hay huevos a continuar los arcos argumentales que los señores de Obsidian crearon y expandieron en el KOTOR II.

    Y aquí es donde llego a la chicha del asunto, lo verdaderamente importante en este juego: los diálogos y lo que se cuenta en los mismos. Todo lo demás, dá soporte a la experiencia: el sistema mediante el cual el jugador construye afinidades e influencias en algunos de los personajes que lo acompañan, el motor de juego formalmente muy similar al primer KOTOR y otros juegos parecidos… Todo está en este juego al servicio de lo que los personajes nos cuentan. Y nos cuentan MUCHO. Pero no siempre lo hacen de forma clara ni no todo lo que nos cuentan es fiable… El jugador debe esforzarse aquí en intentar imaginarse cuál es el sentido de la historia principal y varias de las historias secundarias intrincadas, qué es lo que motiva a esa extraña anciana que nos guía, a qué juegan los pocos Jedi supervivientes, cuáles son las consecuencias de los últimos conflictos bélicos que han sucedido sobre las sicologías de sus participantes… El Jedi “exiliado” que controlamos como protagonista de la historia… ¿es un Jedi de verdad? ¿es una rareza? ¿un fraude? ¿un peligro? ¿los raros son los que lo acusan y le niegan el regreso?

    ¿Tenían razón los Jedi que se negaron a entrar en el frente en la guerra contra los Mandalorianos en vista de lo que sucedió después con los Jedi que acudieron y después de los horrores sucumbieron al lado oscuro? ¿Tenían razón estos últimos, a pesar de su traición? ¿Ninguno de ellos tenía razón? ¿Dónde cojones está Revan? ¿Cuál es la estrategia de estos Sith que en vez de atacar con estruendo se dedican a ahogar silenciosamente?

    No entro a discutir el personaje de Kreia, porque implicaría spoilear uno de los mejores personajes de la ficción popular moderna.

    En fin este es un juego agridulce en el que nuestro personaje principal recorre un largo camino en su regreso desde el exilio, literal y metafóricamente. En no pocas ocasiones es más importante mantener la integridad de los personajes que pensar en salvar la Galaxia o nada similar. Muchos son los misterios que rodean las tramas de este juego, y no es fácil (y esto lo digo en serio) desvelarlos por completo habiéndolo jugado una sola vez. Incluso cosas relativamente secundarias no es sencillo esclarecerlas, por ejemplo: hay una serie de circunstancias y acontecimientos que se conjutan para que tenga lugar lo que sucede en el comienzo del juego cuando el Jedi exiliado “aparece” en Peragus… no es nada nada evidente cómo se pudo llegar a una explicación, el juego proporciona un sentido y una reflexión sobre cómo y por qué se llegó ahí donde confluyen varios personajes con distintas motivaciones pero casi hay que ejercer de detective para encontrarle el sentido.

    Los que decidáis jugarlo por primera vez, jugazlo con el mod que se enlaza. Este mod arregla varias de las carencias de la versión comercializada del juego, que se notan sobre todo en lo apurado de la resolución final. Sin llegar a ser algo redondo, el mod restaura contenido que los desarrolladores no tuvieron tiempo suficiente a pulir y que sin embargo ya estaba ahí casi preparado, y que redondea los caminos de varios de los personajes.

    En fin, lo dejo para no enrollarme (todavía) más, pero podría estar horas. Juegazo que tiene la virtud de incluso mejorar las tramas del KOTOR original (dándole vueltas de tuerca muy acertadas a acontecimientos que suceden en el mismo, e incluso a relatos que formaban parte del background del juego como la guerra contra los Mandalorianos). Un juego en el que la lectura atenta y curiosa es tanto o más importante que la jugabilidad. Una obra ambiciosa que sólo fue fallida en lo formal, y por “fuerzas externas”, pero que a muchos nos parece que llegó mucho más lejos que la gran mayoría de juegos redondos.

    1. Pedazo de comentario, lo suscribo punto por punto, gracias 🙂

      No he tocado SWoToR más allá del prólogo, que me hizo quitarlo, y tampoco albergaba grandes esperanzas en él. He leído por ahí que sale de nuevo Revan y eso sí que me mata y creo que les ha servido a ellos para matar su propio juego y no volver a tocar la saga, pero bueno, es lo que tienen las obligaciones contractuales…

      Respecto al valor de KOTOR II como juego de rol, por todo lo que plantea, yo diría que está entre mis videojuegos favoritos (del género, y en sí mismos). No sé a qué altura, pero sí que comparte podio con Planescape: Torment o Vampire – The Masquerade: Bloodlines.

      Un placer leeros a todos en la web, a ver si os vemos más 🙂

  5. Jugué poquito al SWotOR, básicamente inicié trama con un personaje tipo Jedi y seguí la historia hasta llegar a Coruscant. Desde el punto de vista de lo que me interesaba (esto es, el argumento del juego) me parecía que los elementos de MMORPG eran muy intrusivos y casi imposibilitaban la sensación de inmersión en la historia. Para empeorar las cosas, todas las tramas que vi al llegar a Coruscant me parecieron muy aburridas. Nada tenía sentido si no se veía desde el punto de vista de escoger misiones para hacer online. En fin que aquello no era el juego que estaba buscando, como diría el ermitaño Obi Wan 🙂

    Y estás en lo cierto sobre que lo que pretendieron con Revan y el “Exile” fue simplemente matar la saga anterior. Con muy poca elegancia desde mi punto de vista.

    Hace mucho tiempo que tengo pendiente jugar al Planescape, lagunas que tiene uno 😛 (y falta de tiempo). De los de Bioware he jugado varios y tengo predilección por el Jade Empire, tanto por historia como por ambientación y jugabilidad (ese sistema de combates, fantástico). Y hablando de clásicos del rol… recientemente me he terminado uno que considero que merece sobradamente su fama y entra directamente en mis favoritos, el Chrono Trigger.

    1. Desde luego, van a estar arrepintiéndose de SWOTOR toda una vida, porque la ruina que le ha supuesto a EA les pone en una muy mala situación. A mí me gustó Dragon Age II con reservas, pero creo que el próximo juego que lancen (la tercera parte) va a marcar hacia dónde van Bioware y si saben salir al paso. Ya que lo mencionas, Jade Empire es otro de nuestros 1001 videojuegos que debes jugar 😉

      Lo que te pasa a ti con Planescape me pasa a mí con Chrono Trigger. De pequeño tuve Megadrive y muchos de los títulos más míticos de SNES (ése, FFVI, Illusion of Time…) no los caté en su momento. Me voy poniendo al día vía emuladores, pero todavía tengo que recuperar mucho.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X