Warsaw: Warkest Dungeon

Javier Alemán

Dentro de los cientos de juegos que han ido saliendo sobre la Segunda Guerra Mundial ha habido una (lógica) prevalencia de juegos de tiros en primera persona. Parece lógico: uno va a la guerra a dispararse con otra gente, en este caso gente de bonitos uniformes que habla un idioma chirriante y con tono que parece de permanente enfado. Por supuesto, ha habido otras incursiones, muchas de ellas más interesantes que el básico first person shooter. Se me ocurren obras como Commandos o el mediocrillo Saboteur, o haciendo algo de trampa Valiant Hearts (que se ubica en la Primera Guerra Mundial). A mí me fascinan este tipo de vueltas a la mecánica más obvia, y por eso les traigo hoy Warsaw.

Ya han soportado el terrible juego de palabras al ver el titular, así que se los digo sin más dilación: Warsaw está fuertemente inspirado en Darkest Dungeon. No es el primer videojuego que se escinde de esa terrible y oscura mazmorra, ahí tienen a Deep Sky Derelicts, pero sí el primero que mira con su lupa a la más grande de todas las guerras. La propuesta de los polacos Pixelated Milk es que manejemos a un grupo de rebeldes que tratan de resistir el imparable avance de la maquinaria nazi. Superados en número y en capacidad, mezclaremos a soldados profesionales con civiles, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, en una serie de escaramuzas con las que defender nuestra ciudad.

Warsaw tiene todo lo que se espera de él: distintas clases de personaje para usar en los combates, la posibilidad de ir reclutando “guerreros”, la posibilidad de saquear las armas y suministros de los nazis y hasta un escondrijo donde planear nuestra siguiente misión. Vamos a ver el ritmo que lleva, la historia que pretende contar y cómo va de dificultad, pero de momento, la cosa pinta bien.

A lo largo de este año lo tendrán para PC, Switch y PS4.

About
Javier Alemán
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.

Dejar un comentario

Send this to a friend