COLABORA EN NUESTRO PATREON

Vagante: El roguelike errante

Cuando el mundo del videojuego aún andaba en pañales por este mundo, tambaleándose por su inexperiencia y juventud existía un juego que llegó a convertirse en una seña de identidad, en un susurro subterráneo que pocos conocían, pero que estaba ahí, este susurro se convertiría en grito y más tarde en proclama que todos conocían. Este juego no era conocido por sus mecánicas ni por sus bondades, sino por todo lo contrario, por sus peligros y especialmente sus enfermedades, la disentería. Nos estamos refiriendo, como no podía ser de otra manera, a Oregon Trail, un título del año 1971 que comprendía la aventura de unos colonos norteamericanos en busca de pastos más verdes. La pantalla principal de este juego, mostraba, por tanto, esa comitiva de colonos que tantas y tantas veces hemos visto en el cine y más recientemente en esa joya independiente denominada The Banner Saga. Pues bien, Vagante es la puesta a punto de Oregon Trail, y cuando nos referimos a la puesta a punto nos referimos a una modernización y reforma integral del juego convirtiéndolo en algo a tener muy en cuenta.

Esta idea nace de Nuke Nine, un pequeño estudio dedicado a las jams de videojuegos que se han lanzado con Vagante a hacer su primer proyecto fuera de una susodicha jam. Este, como hemos mencionado, comparte las características básicas de Oregon Trail, el viaje por el mundo acompañado de una caravana al más puro estilo oeste, sin embargo aquí se detienen las similitudes porque lo que ofrece Vagante es radicalmente diferente. La vista de la caravana no es más que un tributo, un homenaje, la verdadera esencia del título Nuke Nine se encuentra en las mazmorras del título.

Para los desarrolladores del juego este se resumen en seis claves, acción en plataformas, mazmorras generadas procedimentalmente, muerte permanente, jefes finales, secretos y dulces.  Todo ello, como nos tiene mal acostumbrado el mundo independiente, rodeado de un precioso estilo pixelart con escenario realmente detallados. Por tanto nos encontramos hablando de un roguelike que une todas sus características a otras más comunes del rol como la gestión del inventario. Otros elementos cogidos de los títulos de rol son las habilidades del personaje. Estas serán un tanto insólitas y en su Tumblr nos muestran cómo funciona “fart propulsion”. Cada jugador comenzará con tres habilidades básicas para desarrollar su personaje y poder adquirir algunas más durante la partida.

La exploración dentro del título será una de las claves de la partida. Como es evidente y este es un aspecto que se olvida en muchas ocasiones para este tipo de juegos, en las mazmorras no hay luz, la única luz que existirá en el título será la irradiada por el propio personaje en forma de linterna que iluminará únicamente un sector, propiciando una mayor sensación de desasosiego y exploración. Esta será muy parecida a la que ya hemos visto en Spelunky, escenarios hechos a mano y unidos mediante corredores. Desconocemos si en la pantalla de exploración donde manejamos nuestra caravana podremos tomar alguna decisión o tan solo elegir nuestro próximo destino, pero existe poca información sobre el juego en la red y en su página son bastante escuetos con la descripción de su juego.

Vagante es un título de acción plataformera muy parecida a otras propuestas como el estupendo Chasm o el aún en desarrollo Catacomb Kids, viniendo a demostrar lo vivo que está el género de las plataformas en el mundo independiente y lo rico que puede llegar a ser en propuestas. El desarrollo se encuentra en un estado avanzando, por lo que tendremos caravanas y exploradores muy pronto en nuestras pantallas. Otro título al que seguirle la pista.