COLABORA EN NUESTRO PATREON

The Sacrifices habla del ahora

Distopía breve para el mundo actual

El desarrollo del videojuego, a diferencia de otros medios de expresión más veloces, hace que éste muchas veces llegue tarde a los temas que quiere tratar. Especialmente si hablamos de títulos de gran envergadura, que muchas veces tienen años de trabajo hasta ver la luz y quedan caducos antes de nacer. El mundo independiente lo tiene algo más sencillo para pegarse a la realidad, pero también tiene sus propias miserias y, o queda atrás o no llega directamente a nacer. O, peor aún, no llega a absolutamente nadie dada la absurda sobreexposición de títulos que no parece parar. Cuando leo sobre The Sacrifices entiendo que buscan, de alguna manera, el remedio para esto. Que quieren llegar ya, que quieren sumergirse en el ahora y hablar de los temas que mañana serán ya carne de segunda o tercera página en un buscador.

Conozco levemente al colectivo Far Few Giants por el primer videojuego que publicaron, The Night Fisherman (del que publicó un excelente texto David C. Aristi aquí). A ése le ha seguido The Outcast Lovers (gratuito en Steam), que es también una microficción en la que debemos decidir si acogemos a un refugiado o no. Y ambos pretenden formar parte de The Sacrifices, que, si ve la luz, será una colección de siete historias diminutas que hablarán del ahora.

Obviamente estas cosas cuestan dinero, y de esas miserias del desarrollo independiente es de las que toca hablar. La idea tras The Sacrifices es que estas microficciones interactivas surjan a un ritmo de una por mes, siempre cubriendo aspectos actuales de un mundo que no necesita ya mirar al futuro para empezar a asumir que es una distopía en sí mismo. Y siempre haciendo que el protagonista jugable tenga que afrontar un dilema ético, que salga de su camino habitual y se moje. Y, claro, no les ha quedado otra que recurrir al micromecenazgo para financiarlo. No ha tenido el inicio de campaña más halagüeño pero quizá pueda lograr alcanzar su meta.

The Sacrifices está ya intentando salir adelante en Kickstarter.


Kickstarter

X