COLABORA EN NUESTRO PATREON

La Filmoteca: ¿Realmente nos gustan los videojuegos?

La Filmoteca: ¿Realmente nos gustan los videojuegos? 1

Los videojuegos se han convertido en la industria del entretenimiento que más cantidad de dinero mueve en nuestro planeta. Cada vez resulta más complicado encontrar una casa en la que habiten personas menores de 40 años en la que no exista una consola o PC con algún juego comercial. Además se ha instalado una cultura en la que el videojuego no es el anticristo aunciado por algunos, o al menos parece que existe cierto tipo de videojuego que no solo no es malo sino que resulta incluso recomendable. En pocas palabras, el videojuego se ha instaurado en la sociedad y no parece que exista ningún motivo que haga pensar que parará de crecer en los próximos años. Ahora bien, ¿realmente nos gustan los videojuegos?

Durante esta next-gen se ha ido instalando una brecha entre los llamados jugadores hardcore y aquellos a quienes éstos llaman casuals. Hay que dejar claro que unicamente son aquellos que se definen como jugadores «de verdad» los que consideran a los otros jugadores «falsos», es decir, hay un sector que etiqueta a otro de una manera mientras este último se limita a jugar con lo que tiene/le gusta/sabe. Para entender esto tendremos que empezar por definir las características aproximadas de uno y otro tipo de jugador tal y como las definen aquellos que se autodenominan hardcore, puesto que no existe una definición del otro punto de vista.

El Jugador Hardcore:

  • Es un jugador «de toda la vida».
  • Ha tenido varias consolas.
  • Conoce el mundo de los videojuegos.
  • Es muy probable que sea fan de una o varias sagas.
  • Tiene predilección por los juegos con contenido «adulto».
  • Sus géneros predilectos suelen ser FPS, TPS, Carreras, Deportes (futbol).
  • Si posee alguna consola portátil suele ser una PSP.
  • Juega online a títulos como COD, FIFA o PES.
  • No se siente atraido por títulos con un aspecto infantil.

El jugador Casual:

  • Los videojuegos no son su principal fuente de entretenimiento.
  • Suele tener predilección por juegos con mecánicas sencillas.
  • Prefiere títulos que tengan un aspecto infantil.
  • No se siente atraidos por títulos de un manejo complejo.
  • Puede que no haya tenido consola hasta hace poco.
  • No conoce la industria del videojuego.
  • No suele jugar partidas online.
  • Conoce, aunque no de manera profunda, sagas como Super Mario o Los Sims.

Bien, podemos concluir que a grandes rasgos esta podría ser una definición que, aunque incompleta, encajaría en cada uno de los perfiles. Por otra parte es una definición en la que destaca por encima de todo una afirmación: A los jugadores hardcore les gustan los videojuegos mucho más que a los casuals. Vamos a intentar comprobar si eso es cierto.

En la actualidad estamos asistiendo a la madurez de las generación Playstation. Aquellos pequeños infantes o adolescentes que empezaron a jugar a la pley han evolucionado a través de ella hasta nuestros días. En la actualidad todos sobrepasarían la veintena de edad y muchos de ellos son actuales consumidores de videojuegos herederos del modelo que hizo triunfar a Sony. Si por algo se caracterizó la consola nipona en su momento fue por intentar dar un tique de madurez en forma (que no de fondo) al mundo del entretenimiento virtual. De esta manera podemos aventurarnos a afirmar que aquellos que crecieron con Metal Gear Solid, Resident Evil o Ridge Racer han seguido una línea continuista acorde con aquella propuesta. Por lo tanto, parece lógico llegar a la conclusión que el camino recorrido durante este periodo ha dejado de lado otro tipo de propuestas que se han alejado de los gustos de esta generación donde los valores en alza eran la potencia gráfica y una puesta en escena «adulta y realista».

La industria por su parte también ha ido «madurando» en función de los cánones que elevó a Sony a lo más alto. Queda claro por lo tanto que las mecánicas jugables, las mejoras en I.A o las nuevas formas de juego quedaron en un segundo plano para hacer frente a la demanda de potencia y espectacularidad. O dicho de otra manera, el jugador demandaba continente y la industria se olvidó de incluir contenido, idiotizando al propio jugador que dejó de preguntarse si había algo mas allá de la espectacularidad del motor o de la mejora en los dientes de sierra.

Mientras la industria encaminaba sus pasos hacia la cultura de McDonalds, ciertos desarrolladores intentaban incluir elementos que permitiesen a los videojuegos evolucionar en su contenido. Experimentar en las mecánicas de juego, aunar elementos de otras propuestas tales como música o literatura, desarrollar un metalenguaje específico…etc. Muchas de estas propuestas estaban enmascaradas dentro de grandes títulos o superporducciones y otras llegaron gracias a la escena indie, sin embargo la mayoría de ellas o no tuvieron aceptación o simplemente nadie les prestó atención. Veamos algunos ejemplos.

Tanto ICO como Shadow of the Colossus trataban de experimentar con las consecuencias de nuestras acciones como jugador. Hasta entonces las consecuencias se medían simplemente en si tu personaje moría intentando superar el reto que tenía por delante o si lo lograba superar. La propuesta de ambos títulos resaltaba la importancia de las acciones del propio jugador, sin condenarlo por ello a la muerte. Si en ICO nuestras acciones determinaban la supervivencia de Yorda, en Shadow of The Colossus nuestra propia victoria suponía un duro golpe ético.

De Deus Ex ya hemos hablado ampliamente en otras ocasiones, pero baste decir que a día de hoy sigue sin existir nada que se le parezca a nivel narrativo a excepción de Alpha Protocol.

Como colofón podríamos destacar Portal. Ese inabarcable título de Valve que acerca los videojuegos a eso que por ahí llaman arte.

Si hacemos una breve investigación podemos encontrar que Shadow of the Colossus no figura siquiera entre los 50 títulos más vendidos de PS2 en el año de su salida. Deus Ex no entra en «top ten» de PC en el momento de su desembarco y el único que consigue algo decente es Portal, pero lamentablemente no es únicamente por méritos propios puesto que venía incluido en un muy discreto segundo plano en el magnífico pack de Valve ‘Orange Box’. Esto nos daría la conclusión rápida de que los mejores juegos no son siempre los que más se venden, lo que tampoco es nada nuevo. Sin embargo, resulta extraño que el jugador hardcore, el que mantiene la industria y exige y designa los caminos a seguir dejase pasar la oportunidad de reivindicarse ensalzando estos títulos a los puestos más altos.

No obstante tampoco podemos acusar a un sector de jugadores de no comprar un título que con el tiempo se ha convertido en un juego de culto. Una mala publicidad, la piratería u otro tipo de razones pueden convertir una joya en algo completamente desapercibido. Centrémonos ahora en títulos ampliamente reconocidos como must have en los que la comunidad hardcore ha respondido con un gran número de ventas. Hablemos de Mass Effect2.

El título de Bioware vendió dos millones de copias durante su primer mes de vida, lo cual deja claro que era un título esperado y que la comunidad hardcore respondió. Por otra parte la prensa especializada lo encumbró como una obra maestra y la opinión generalizada es que es un magnífico título. Bien, pues tal y como comentamos en su día hay estadísticas tan curiosas como que por ejemplo unicamente el 50% de los jugadores terminaron el juego e incluso un 15% del total pasaron olímpicamente de los diálogos para centrarse de manera exclusiva en la exploración y los tiroteos. Esto indica que si bien ha sido un título muy vendido, no ha sido completamente disfrutado e incluso para un tanto por ciento de los compradores era completamente innecesario enterarse de la historia. Por lo tanto ¿podemos esperar que todos los que jugaron (que no fueron demasiados si comparamos con otros títulos) a Shadow of the Colossus entendieron y apreciaron la ética de la eliminación de unas bestias imponentes para salvar una sola vida? ¿ podemos afirmar que aquellos que jugaron a Deus Ex entendieron y apreciaron las cientos de referencias literarias y sociales así como su búsqueda de la experiencia perfecta en la toma de decisiones? ¿podríamos siquiera afirmar que los que acabaron Portal no sucumbieron al engaño del pastel?. Mucho me temo que si algo tan obvio como los diálogos de un juego de Rol pasa a un segundo plano para alguno de sus compradores, es muy difícil que enfoque más sutiles como los nombrados anteriormente fuesen disfrutados y valorados por la mayoría. Ahí vamos ahora, a la valoración.

¿Que tipo de valoración realizamos de los videojuegos? Pues en pocas palabras ninguna, o si quieren verlo de otra manera, cada uno realiza la que le da la gana. No existe una ortodoxia a la hora de realizar una crítica de la misma manera que no existe ningún tipo de recurso al que agarrarse a la hora de valorar un título mas allá del «me gusta» ¿Y por qué no existe una crítica ortodoxa? Pues la respuesta puede ser todo lo compleja que queramos pero se resume en algo muy sencillo: porque (casi) nadie la demanda. Seguimos con la crítica de videojuegos de hace 20 años, en la que más que una crítica se trataba de enseñar al posible jugador los distintos elementos de un videojuego y su calidad. ¿Se imaginan que una crítica de cine se dividiera en los mismo apartados que un videojuego? Es más ¿se imaginan que los medios especializados calificasen ‘Transformers: La Cara Oculta de la Luna’ con un 9 por sus gráficos y sonido? Bien, pues ese ridículo es el que vivimos día a día en esta industria. Como redactor puedo realizar un artículo de varias páginas explicando las bondades de Bit.Trip pero el 50% de los lectores lo descartarán inmediatamente por los gráficos. Pensarán que puestos a gastarse dinero mejor gastárselo en un producto con una acabado más bonito, algo que haya costado 50 millones de dólares, aunque después no lea los diálogos o ni siquiera lo acabe. Creo que me siguen por donde voy.

Así pues llegamos a través de una sorprendente elipsis al principio del texto ¿Nos gustan los videojuegos? Pues parece que si, pero de una manera superficial. ¿Nos gustan tanto como para profundizar en que todos los cambios en la mecánica de los distintos juegos de Mario se han basado únicamente en la modificación del salto? No, en absoluto.

Por último he realizado una pequeña búsqueda entre las distintas listas de «Los 100 mejores juegos de la historia» de páginas conocidas del mundillo que creo que puede ser interesante.

Game Rankings

  1. The Legend of Zelda: Ocarina of Time (N64)
  2. Super Mario Galaxy (WII)
  3. Super Mario Galaxy 2 (WII)
  4. Grand Theft Auto IV (PS3)
  5. SoulCalibur (Dreamcast)
  6. Uncharted 2: Among Thieves (PS3)
  7. Metroid Prime (Game Cube)
  8. Tekken 3 (PS1)
  9. The Orange Box (Xbox 360)
  10. Resident Evil 4 (PS2)

Metacritic

  1. Grand Theft Auto IV
  2. World of Goo
  3. Grand Theft Auto IV
  4. Super Mario Galaxy
  5. Super Mario Galaxy 2
  6. Tony Hawk’s Pro Skater 3
  7. Grand Theft Auto III
  8. Half-Life 2
  9. Out of the Park Baseball 2007
  10. BioShock

IGN UK

  1. Super Mario Bros
  2. Legend of Zelda: Ocarina of Time
  3. Tetris
  4. Sid Meier’s Civilization II
  5. Super Mario 64
  6. Sid Meier’s Pirates!
  7. StarCraft
  8. Street Fighter II
  9. Star Wars: TIE Fighter Collector’s CD-ROM
  10. Super Metroid

GamesRadar

  1. Portal
  2. Tetris
  3. Chrono Trigger
  4. Grand Theft Auto IV
  5. The Legend of Zelda: The Wind Waker
  6. Super Mario Bros 3
  7. Shadow of the Colossus
  8. Half-Life 2
  9. Super Metroid
  10. Mass Effect 2

Gamespot

  1. Super Mario Galaxy 2
  2. Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots
  3. Grand Theft Auto IV
  4. Tony Hawk’s Pro Skater 3
  5. Chrono Cross
  6. SoulCalibur
  7. The Legend of Zelda: Ocarina of Time
  8. NFL 2K1
  9. Perfect Dark
  10. Super Mario Bros. Deluxe

Zeitgeistyreport

  1. Fallout 3
  2. Chronotrigger
  3. Mass Effect 2
  4. Deadline
  5. Star Wars: Knight of the Old Republic 1 & 2
  6. Legend of Zelda: Ocarina of Time
  7. Resident Evil 4
  8. Banjo Kazooie
  9. Tetris
  10. Shadowrun

Game Informer

  1. The Legend of Zelda
  2. Super Mario Bros
  3. Tetris
  4. Tony Hawk’s Pro Skater 2
  5. Doom
  6. Metroid
  7. Final Fantasy III
  8. Super Mario Bros. 3
  9. Ms. Pac-Man
  10. Final Fantasy VII

Evidentemente solo son distintos listados, que además se han realizado tanto por votación única de los usuarios como de los redactores así que su valor informativo hay que cogerlo con pinzas. No obstante si destacaría la repetición de algunos títulos representativos como Mario, Metroid o Zelda, así como Half Life 2 (Orange Box). ¿Se imaginan a alguien que diga que es amante del mundo del cine, que incluso se definiese como un hardcore-cinema que no hubiese visto ‘Ciudadano Kane‘ o ‘El Tercer Hombre‘? ¿Se imaginan leer una crítica de cine de alguien que unicamente hubiese visto el cine realizado a partir del año 95? Bien, pues miren a su alrededor, entren en su foro habitual, visiten esta y otras webs del mercado porque están rodeados de amantes de los videojuegos a los que no les gustan los videojuegos.

  1. Demoledor artículo y gran conclusión. Es especialmente ofensivo lo de meter al Resident Evil 4 por ahí. POR DIOS.

    Ahora toca devolverle al mundo un cachetón con nuestro listado de 1001 juegos que hay que jugar.

  2. Lo cojonudo es que uno de los listados es el RE4 de ¡¡¡PS2!!!, cuando todo el mundo sabe que la versión buena era la de GameCube y la de PS2 y PC eran mierder.

    En fin, que es necesario un decálogo crítico ya.

  3. Plas plas plas plas!! 😀

    Yo no sé si me gustan realmente los videojuegos, pero sé que me gustan las buenas historias, y si me dejan meterme en ellas ya ni te cuento. Supongo que es lo que nos pasa a muchos jugadores que entramos en el saco de los «casual», con la DS y el Profesor Layton en el bolso y entrando en foros para discutir las tramas y los personajes de Mass Effect (por cierto, será ignorancia pura, pero no me puedo creer que en ninguna de esas listas esté Mass Effect 1)

    En mi humilde opinión, no hay un marco teórico sobre el que elaborar la crítica de los videojuegos; esto siempre se ha tratado de otra cosa, quien estaba moralmente autorizado a opinar era el que sabía de memoria el color y colocación de todas las setas de la saga Mario. Si se quiere una crítica a la altura de la literatura o el cine, habrá que empezar a tomarse más en serio, y a dilucidar si lo que define un videojuego son los gráficos o la historia que quiera contar (o la combinación de ambas)

    Enhorawena por el HARTICULO, wey

  4. Gracias 😉

    Estoy completamente de acuerdo en que no existe un marco teórico en el que basar la crítica del videojuegos y es cierto que aquí el que normalmente habla es el que más ha jugado. El problema es que nos encontramos con lo de siempre y es que hay que diferenciar entre ser un consumidor de videojuegos, jugar con videojuegos o intentar realizar una crítica de videojuegos.

    Cualquiera puede y debe dar su opinión al respecto de lo que le ha parecido un título y es tan válida como todas, ahora bien, si queremos realizar crítica de videojuegos deberemos plantearnos el empezar a construir ese marco teórico necesario para poder sustentarla. Esto no significa una «profesionalización» de la crítica puesto que ya sabemos todos como funciona la «crítica especializada», sino la exigencia por parte del lector de una visión más amplia del videojuego que el «crítico» debe otorgar a la hora de realizar sus textos.

    Por supuesto no descubro nada. Edge o Mondo Pixel lo llevan haciendo desde hace tiempo y con una calidad al alcance de muy pocos pero creo que esa ha de ser la meta, aunque visto lo visto en las listas no dejo de preguntarme si a alguien le interesa.

  5. Te felicito por tu interesantísima reflexión sobre los distintos tipos de jugadores. Pienso que la etiqueta de jugador «casual» o «hardcore» no es tan fácil de poner en algunas ocasiones, aunque a grandes rasgos coincido con las características que indicabas.

    Nací en el ’72 y empecé con una consola de primera generación; desde ahí hasta ahora he disfrutado de varias plataformas y multitud de juegos. También he trabajado en el sector, poniendo una tienda propia de venta y alquiler en mi ciudad. Dicho esto, comprenderéis que a veces me da un poco de risa leer comentarios de chavales que se consideran «harcore players» porque dedican muchas horas a modernos FPS mientras desconocen títulos y sistemas antiguos o se burlan de juegos como VVVVVV o Amnesia por considerar que no están a la altura de lo que debe significar un videojuego moderno.

    1. Justamente nombras dos de los mejores títulos del 2010. El primero porque mas allá de su propuesta es autoreferencial, se burla de si mismo proponiendo retos casi absurdos pero a la vez cuida cada uno de los detalles del género. Con respecto a Amnesia poco que decir, es el mejor survival horror de lo que llevamos de «next-gen».

      Personalmente creo que va mas allá de la edad, aunque como bien dices en tu caso, por ejemplo, has vivido de primera mano todo el crecimiento de la industria incluso desde dentro. De todos modos creo que la cosa está en interesarse por el medio y debido a las connotaciones propias del mismo (diferentes hardware, complicaciones en conseguir títulos antiguos) es la crítica la que debe adoptar la postura «historiadora». No se puede puntuar (que esa es otra, las puntuaciones) a Resident Evil 5 con un 8 porque no aporta nada, es un título completamente vacío. No digo que tenga que revolucionar, es que simplemente no suma absolutamente nada al 4. Eso si, tiene mejores gráficos, cojonudo.

      Un buen juego (y hay cientos de ejemplos) es buen juego ahora y hace 15 años. A día de hoy no existe un juego que combine mejor la velocidad y las plataformas que Sonic y han pasado unos cuantos años, al igual que no tenemos un sustituto de Deus Ex o de Monkey Island 2/Day of the Tentacle o del mismísimo Tetris. Por eso me molesta tanto la etiqueta «casual».

      Mi mujer no es una gran aficionada a los videojuegos pero por su puesto juega y aún no la he visto jugar a un mal juego. Un día estará con CIV IV y otro con Plants vs Zombies, Portal o Super Mario Galaxy 2 ¿Significa que es peor jugadora que yo que me he comido cosas como Kane & Lynch 2? Hay que erradicar eso desde ya.

  6. Una interesante reflexión, pero que, a mi modo de ver, carece un poco de sentido en algunos aspectos.
    La pregunta no es si no gustan los videojuegos, si no que son para nosotros los videojuegos.
    Que para algunos jugar FPS sea de niñatos canis, no significa ni que este mal, ni que sus consumidores sean, videojuegilmente hablando, unos catetos.
    Los videojuegos para algunos pueden ser un arte, para otros un negocio más y para mi un mero entretenimiento.
    ¿Significa acaso eso que no me gusten los videojuegos? ¿Significa que entiendo más o menos los videojuegos por no haber jugado ni a ICO ni a Shadow of The Colossus?
    Porque otra cosa, no, pero en los últimos años, hemos visto como una nueva clase de jugadores, ha nacido, los culturestas. Gente que dice que Deux Ex o ICO, son maravillas y no tienen ni puñetera idea de si quiera como acaban. Es «cool» decir que este o el otro juego son obras de arte, cuando NI DIOS los ha tocado.
    ¿Que busca la gente en un videojuego? Pues pasar el rato, desconectar de sus quehaceres diarios, si encima se tienen que plantear el porque de las cosas que suceden en pantalla, apaga y vamonos.
    No digo que los videojuegos deban ser un Fast Food, pero tampoco queráis buscarle tres pies al gato, ni en como son los videojuegos, ni en que deben representar para los jugadores, ni en como han de valorarlos.
    Los videojuegos son lo que nosotros queramos que sean y eso no implica que te gusten más o menos.

    1. Creo que la pregunta es la correcta, y lo explico.

      Si yo te pregunto ¿te gusta el cine? y tu me dices que si y luego me cuentas que las últimas películas que has visto en el cine son Spy Kids, Sexo en Nueva York 2 y Torrente 4 pues lo siento, pero no, no te gusta el cine. Te gusta IR al cine o VER películas, que es muy distinto. Aplica esto a los videojuegos y te saldrá que puede que te guste JUGAR con videojuegos, pero no los videojuegos como concepto.

      Ni que decir tiene que tanto una cosa como la otra son perfectamente válidas, ni mejores ni peores, pero partiendo de esa base me parece cuanto menos criticable la manía de algunos por etiquetar a otros de «casuals» cuando ellos unicamente puede presumir de jugar a un juego donde sale sangre.

      En cuanto a «¿Que busca la gente en un videojuego? Pues pasar el rato, desconectar de sus quehaceres diarios, si encima se tienen que plantear el porque de las cosas que suceden en pantalla, apaga y vámonos.» Me parece fenomenal que haya gente que busque eso, pero tan respetable será quien lo busque jugando a COD que el que lo busque jugando a Dance Central, creo yo.

      En lo que no puedo estar de acuerdo es en lo de «tampoco queráis buscarle tres pies al gato, ni en como son los videojuegos, ni en que deben representar para los jugadores, ni en como han de valorarlos». Creo en la necesidad de una crítica que estimule el conocimiento y las preguntas hacia el lector y que no le idiotice puesto que es labor del que escribe sobre videojuegos intentar buscar mas allá y proponerle esa búsqueda al lector. Evidentemente luego el lector hará lo que le de la gana pero ese estímulo debe estar presente en la crítica.

  7. Bueno, Superdeimos, no dejas de tener razón en lo que dices. Quiero que entiendas que para mi por lo menos los videojuegos son cultura. Si alguien escribe muchas faltas de ortografía en el trabajo a mi se me revuelve el estómago. Para gustos colores, y determinado tipo de contenido está hecho para un determinado tipo de público.
    No creo que haya que valorar o juzgar a la gente por que no le guste algo, pero eso no quiere decir que me tenga que parecer bien, como cuando un profesor de literatura se entera de que un alumno solo lee Stephen King… En la música ocurre lo mismo, a la gente le encanta Lady Gaga no hay que crucificarla ni nada por el estilo, pero con todas las propuestas más inteligentes que hay me parece mal que se centren en lo que más cerca le ponen de la nariz. 
    Creo que, y hablo por mí, llevando esto al mundo de los videojuegos, quizá lo que pensamos que debería reivindicarse es un interés más profundo por los videojuegos, más allá de convencionalismos y de campañas comerciales, desde la humildad, y sin tratar de ofender a nadie.
    Un ejemplo cercano. Mi mujer juega casi exclusivamente al solitario, que por otra parte sea el juego más jugado de todos los tiempos junto con el buscaminas. En cualquier plataforma, windows, linux, mac, windows mobile, android, symbian… respeto que le encante, pero me revuelve el estómago que no dedique el tiempo a otros contenidos más complejos.

  8. Je,je, je!!!

    Para mi solo existen estas plataformas de juegos: Zx Spectrum, Atari St, Pc hasta hoy.
    Solo se puede profundizar en un juego en un ordenador, las consolas siempre me han aburrido y dado risa.

    Dune II, Wolfenstein 3D, Doom, Quake, Blood… ¿Acaso cualquier juego de consola se puede comparar a estos?.

    Si, quizá no entienda de videojuegos porque no entendí la idiosincracia implicita en los prolegomenos desarrollados en Mario Bros y su referencia a Nietsche.

    ¡No aguanto tanta pedanteria! Que Sir Fred nos asista.

  9. Me gusta ver cine, pero no me gusta el cine.

    Me gusta jugar a videojuegos, sin embargo no me gustan los videojuegos.

    Me gustan comer, pero no me gusta la comida.

    ¿Alguna vez leeis lo que escribís?

  10. Nunca me han gustado las comparaciones con el cine, porque creo que los videojuegos son una manera distinta de expresarse por mucho que el público o algunos autores como Kojima los consideren similares.
    Sin embargo, no puedo evitar ver paralelismos entre el séptimo y el ¿décimo? arte. Al igual que hay superproducciones con actores guapos y un presupuesto de efectos especiales abultado, también hay juegos casuales basados en potencia gráfica y jugabilidad básica pero probada.
    Es un proceso de maduración necesario, que creo que terminará en un equilibrio adecuado para todos los jugadores. ¿Y como sabemos que no ha terminado? Porque no hay aceptación por ninguna de las partes.
    Me explico. Todo el mundo sabe que la última peli de Transformers es la típica épica hollywoodense sin profundidad, pero esto no se percibe como algo malo per se. Simplemente hay millones de personas que están contentos con este tipo de películas y van en masa a las salas.
    El día en el que los aficionados dejemos de pelearnos por ver qué es mas casual, si COD o Halo; el día en el que dejemos de usar «casual» como insulto; el día en el que los que buscamos algo mas lo podamos encontrar sin bucear en cientos de títulos de dudosa calidad. Ese día será el día en el que maduraremos. Y la prensa tiene un papel fundamental en esto.

    1. Siempre he pensado en la estimulación como parte indispensable del aprendizaje, una estimulación basada en sugerencias fundamentadas que obliguen al oyente/lector a preguntarse si lo que está leyendo tiene sentido o es una gilipollez.

      Nosotros no somos profesionales, intentamos hacerlo lo mejor posible y aportar nuestro propio concepto del mundo del videojuego a nuestros textos, a veces con fortuna y otras sin acierto pero siempre desde la honestidad de aquel que puede estar equivocado en lo que dice, pero que no lo dice por razones equivocadas. Desde ese punto de partida exijimos que aquellos que son (o se consideran) profesionales estimulen a sus lectores de manera crítica por cualquier medio posible, cuestionen las «verdades absolutas» del sector y promuevan una visión del medio basada en la crítica y no en la autocomplaciencia.

      1. Hablar de «prensa» no implica hablar de «profesionalidad». ¿Acaso los primeros críticos de cine fueron profesionales? ¿Acaso el cine empezó siendo el séptimo arte? ¿Acaso no mucha gente, acostumbrada a las actuaciones directas, se tomaron el cine como un juego que no era serio?
        La profesionalidad no se otorga, se gana. Hoy en día hay muchas personas que ganan dinero hablando de videojuegos, pero ¿Son por ello profesionales de la prensa del videojuego? Lo dudo.
        Es mas, para mí la prensa del videojuego no existe como tal. Están los que escriben marketing y propaganda y los que critican por Internet en su blog personal, pero no hay ningún periodista de videojuegos.
        Alguno tiene que bajar o subir de peldaño y cubrir ese hueco.

  11. Me quedo casi con la reflexion de The unforgiven too. Y lo digo asi, y sin animo de ofender, porque he tenido un problema con el articulo.
    Llegados a cierto punto, se hace referencia a que por ejemplo un juego de Bioware vendio 2 millones de copias en su primer mes de vida. Despues se comenta que hay estadisticas curiosas como la del 50% de gente que se acabo el juego. Anteriormente incluso se ha añadido una variable referente a la generacion «playstation».
    Me choca que no se tenga en cuenta que los mismos que por ejemplo maduraron/maduramos tambien nos vamos haciendo mayores. No todo el mundo puede disponer del mismo tiempo para gestionarlo en el ocio electronico. Familias, deberes laborables, parejas (esto lo mantendremos como secreto, aun hay gente que se cree que no podemos tenerlas)… son cosas que influyen en el tiempo. No creo que sea de recibo generalizar con segun que datos (eso si, muy curioso el del 15% que pasan completamente de los dialogos… aunque imagino que seria en una segunda vuelta).
    Despues esta el tema de la critica… pche, la «prensa de videojuegos» o que habla de los videojuegos, esta aun muchisimo mas verde que el propio sector en si. Si de lo primero que habla una web/revista, es de su aspecto visual, no se puede pretender que el grupo d lectores (muchos de ellos aun en edad de «maduracion» y que se dedicaran a repetir una y otra vez los datos que le interesen) aprecie de la misma manera unos graficos fotorrealistas con unas opciones de juego «realistas» dentro de su propia limitacion.
    Desde el momento en el que como redactor descartas hablar de las bondades del juego en cuestion para dedicarte a los graficos «porque la audiencia seguramente lo descartaria», creo que ahi (y mil perdones por el termino que voy a usar, creeme que va sin intencion de ofender) fracasas al intentar plasmar tu idea. Asi se seguiria alimentando el circulo vicioso actual. Lo veo de un conformismo que haria temblar a la psicohistoria de Hari Sheldon. Si hay que morir, que se muera con el articulo que querias hacer desde el principio.
     
    Por eso, llegados aqui, ¿Nos gustan los videojuegos? ¿Ayudan/ayudamos a que gusten de verdad? Hay muchisimos mas culpables de los que en realidad solemos señalar.
     
    Despues ya, el ultimo parrafo es el que me ha matado mucho mas aun. Creo, que aun entendiendo lo que quieres decir, yo hoy en dia no me veria con la autoridad moral para tus tres ultimas frases. ¿Hay algun requisito para que te gusten los videojuegos? ¿Hay algun carnet para ello? ¿Hay que acumular una serie de logros? ¿Quien soy yo para decir que me gustan mas los videojuegos que algun chico de 15 años, unicamente por su edad, y por «tal vez» las limitaciones del software sacado en esta generacion?
     
    De verdad, mas que criticas hacia el articulo/autor, me interesa mas el matizar y el responder algunos interrogantes.

    1. El ejemplo de Mass Effect 2 trataba de indicar la incoherencia «hardcore» vs «casual», a mi juicio ilustra el sinsentido de referirse a unos como jugadores «menores» cuando un tanto por ciento importante de esos jugadores «mayores» o «hardcores» ni siquiera se han acabado el juego y muchos otros se lo han acabado sin intentar siquiera entender su propuesta. Por supuesto esto no quiere decir que por unos motivos u otros exista gente que quería acabarse el juego pero no ha podido. Yo vivo con mi mujer y mis dos gatos, trabajo 10 horas e intento tener una vida fuera de internet por lo que la falta de tiempo la entiendo a la perfección, ya digo que mi intención era otra.

      En cuanto a lo que comentas de la crítica de videojuegos estoy completamente de acuerdo contigo, de hecho es lo que trato de expresar en el artículo, así que puede que no me haya explicado bien. Creo que la prensa ha de morir con el artículo que quieras realizar sin que te importe lo que opine el lector (lo cual no es una falta de respeto para éste). Con respecto a la madurez del lector no creo que sea un problema, cada uno elegirá el medio que se adecue a sus intereses, mi demanda proviene de la necesidad de un medio que se adecue a los intereses de un lector necesitado de «algo más» que una crítica infantil (a mi juicio en España sólo tenemos como referente a Mondo Pixel). 

      Lo que me ha extrañado de tu comentario es la referencia al último párrafo. En mi opinión un crítico (de lo que sea) ha de haberse sumergido en la medida de lo posible en el medio que critica, de ahí mi referencia a Ciudadano Kane o El Tercer Hombre. Creo que si se pretende criticar un medio como este uno ha de conocer sus orígenes, entenderlos, comprender su evolución y por supuesto haberlos jugado, o al menos intentarlo.

      En cuanto a lo de la «autoridad moral», al igual que tu no me creo una autoridad moral en nada y mucho menos en esto. De hecho destaco que «miren a su alrededor…visiten ESTA y otras webs..», es decir, entono el mea culpa porque soy el primero en dejarme llevar por «lo facil». 

      Quiero terminar agradeciéndote a ti y al resto de comentarios vuestra aportación. No sólo son elaboradísimos sino que ponen en tela de juicio la reflexión del texto aportando diferentes opiniones y mejorando la propuesta al lector.

      1. Tambien es probable que haya estado quisquilloso eh xD Pero bueno, habiendo matizado mas cosillas, vamos alla con un par de cosicas mas 😀
         
        Lo que pasa con lo de las criticas, es que a mi modo de ver, una critica no deja de ser una opinion. Por supuesto que si se sabe de lo que se habla a niveles mas profundos, la critica puede quedar mas rica. Y no voy a ser yo quien niegue el aire de conocimiento, o incluso el rollete «cahiers du cinema» en los videojuegos (no es que yo sea capaz, soy bastante bruto y limitado). Pero creo que es una cuestio de… si algo te gusta, di el porque. Expresalo como puedas, procura no ir de listo de forma gratuita, y mientras no te adjudiques la creacion de la sopa de ajo y el descubrimiento de la penicilina, con datos y sensaciones puedes opinar. Quiero decir, no es necesario haber visto «ciudadano kane» para que en uno de los momentos climaticos de «origen» entiendas que incluso ahi hay un homenaje. Si puedes transmitir la importancia del «elemento en si mismo», yo creo que ya tienes medio trabajo hecho.
         
        Esto se puede enlazar con el ultimo parrafo, hay quien considera que su opinion es la voluntad de dios. Y claro, ahi si que entiendo que entrar en segun que foros provoca un ataque suicida de mucho cuidado, y mas con segun que temas.
         
        Y ojo, lo mejor de todo, es que yo si que creo que en muchisimos foros hay «mucho amante de los videojuegos» a los que no les gustan los videojuegos. Ahi ya toco en parte con The Unforgiven, y es que hay mucho fanboy. Defender los videojuegos echando mierda a otros generos o compañias pues como que no.
         
        Y pa colmo, releyendo el comentario, me ha quedado mas seriote de lo que pensaba -.- Eso me pasa por no releermelo. Sorry si el tono ha parecido excesivo xD En realidad soy bastante majo xD

        1. En general estoy de acuerdo en todo lo que dices ,quizá discrepo en lo de «Ciudadano Kane» puesto que no entiendo la crítica si no viene de un profundo conocimiento previo, aunque también es cierto que se puede «transmitir la importancia del momento» sin necesidad de tener un conocimiento anterior, pero eso sucede pocas veces.

          Y no te preocupes no quedó tan serio 😉

  12. Buenos dias,
    No estoy de acuerdo con la definición de hardocre y casual gamers.
    He tenido casi todas las consolas (excepto neogeo play1 y play 3), me gustan mucho mas los juegos buenos, ni que no tengan grandes graficos que los juegos tipo cod o fifa o de coches, como buen amante del mundo del videojuego, encuentro mil veces mejor el little king’s story por ejemplo que cualquier fps. Además, los supuesto juegos de hardcore gammers, me aburren mucho, no innovan, exceptuando algunos tipo bioshock, gears of, gow,… los demas son repeticiones de la misma mierda, llevo mas horas jugadas al binding of isaac, chtulu saves the world o world of goo que entre todos los otros.
    Así que, considero que estan los non gammers, jugadores que no tienen ni idea i les gustan los juegos faciles o simples, buzz, pang,… los jugadores hardcores (los que aqui nombrais) que acostumbran a ser niñatos o viejunos que hace poco que juegan y los viciaos de toda la vida, a estos nos importan una mierda los graficos i que el juego funcione con uno o con 80 botones, nos importa que ENTRETENGAN, que para eso se crearon los videojuegos.
     
    Juegos como ICO, shadow of colosus, mario bros, world of goo, diablo, age of empires 2, theme hospital, neo turf masters, punch out de wii, zelda, los de luvas arts, son historia, juegos como gta a partir del 3, mmm… no se me ocurren mas, a mi me gustan casi todos, pero la diferencia es en que te fijas para jugar a un juego!
     
    Ale, ya me he quedao agusto.
     
    Muy buen blog, aaaahhh decir que los juegos indies, me han hecho volver a amar este mundillo que hacia dias tenia abandonado.

    1. Creo que cualquier diferenciación de jugadores sólo sirve para llenar foros de gente midiéndosela a ver quien la tiene más grande y apoyo lo de jugar porque te gusta jugar sin que exista ningún tipo de límite al respecto.

      Nos alegra que te guste el blog y esperamos verte más a menudo por aquí.

      Un saludo.

  13. Me declaro amante de los videojuegos. Soy del 82 y, debido a la economía familiar, me introduje en el mundo de los videojuegos «tarde». Así que no disfruté plenamente de la época de los Spectrum y demás y fue un poco más con la Atari 2600 aquella y definitivamente con la Game Boy, Nes, etc cuando me metí de lleno en el mundillo.

    Me quito el sombrero ante el artículo. Es una muy buena reflexión. Pero… no estoy del todo de acuerdo con lo expuesto. Cada vez que oigo frases como «si no has visto Ciudadano Kane no eres un amante del cine» o similares se me pone la piel de gallina. Puede que haya sido una revolución, un punto y aparte, o lo que fuera, pero de ahí a decir eso hay un trecho. ¿Por qué? Porque hay géneros. Pongo un ejemplo con el mundo de los videojuegos. Seguramente muchos considerarán que Silent Hill o alguno de estos survival horrors también fueron una revolución y habría que jugarlos. Pues no. Busco un tipo de entretenimiento que ese juego no me da, porque, aunque sea un ejemplo chorra, yo no juego a videojuegos ni veo películas de cine para pasarlo mal y agobiarme. ¿Y por eso tendría que ser menos cinéfilo? No lo creo.

    Lo que quiero decir es que, lo bueno de tener artes como cine o videojuegos es que nos ofrecen variedad. A la mierda la distinción indie, a la mierda el encasillamiento. Si te gusta, te llena, te entretiene, o lo que sea, ya es algo postivo. Lo importante es que disfrutemos de ambas cosas (y de todas) de una manera sana gracias a la posibilidad y el abanico de opciones que tenemos.

    Por todo lo demás, y como siempre, os felicito por la página y por el tipo de noticias que haceis.

    1. Reconozco que he tenido que releer entero el texto porque apenas lo recordaba, y tras hacerlo un par de veces creo que se pone demasiada atención en la última parte olvidando lo anterior.

      Estoy completamente de acuerdo con esto que ha dicho LEZARD:

      «Lo que quiero decir es que, lo bueno de tener artes como cine o videojuegos es que nos ofrecen variedad. A la mierda la distinción indie, a la mierda el encasillamiento. Si te gusta, te llena, te entretiene, o lo que sea, ya es algo postivo. Lo importante es que disfrutemos de ambas cosas (y de todas) de una manera sana gracias a la posibilidad y el abanico de opciones que tenemos.»

      Creo que en ningún momento digo del texto digo lo contrario. Lo que intento mostrar es que la distinción entre «casual» y «hardcore» se ha realizado en función de los tipos de juegos a los que alguien juega sin tener en cuenta nada más, y eso me parece injusto. Para ello muestro un listado con lo que los «hardcores» han designado como mejores juegos de la historia y lo comparo con las ventas reales de los mismos para recalcar que si el jugador autodefinido «hardcore» fuera un jugador «crítico» la lista de más vendidos estaría algo más pareja con respecto a los «mejores juegos».

      Esto no es una carrera, no es un examen y no hay una competición por ver quien sabe más, pero nunca hay que desdeñar el conocimiento con el disfrute. Otra cosa son los gustos. Pueden designar como mejor juego de la historia un simulador de trenes que yo no lo disfrutaré, al igual que no soporto el cine de Pasolini o La náusea de Sartre. Mis gustos no están reñidos con la calidad o la importancia de la obra, pero como crítico de todo a cien de videojuegos me creo en la obligación de conocer el medio para otorgar a las cuatro personas que me leen la mejor argumentación posible. Yo no me fiaría de una crítica de cine que dijera que Crepúsculo es la mejor saga del milenio, o de una crítica literaria que asegurara que Cincuenta Sombras sobre Grey es una obra imprescindible o una crítica musical que asegurase que El Canto del Loco son los nuevos Beatles. No niego que todo esto pueda ser disfrutable de una manera sana, e incluso acepto que alguien a quien le gusten estos ejemplos pueda asegurar que le gusta ver películas, leer libros o escuchar música, pero en mi opinión no creo que esté capacitada para asegurar que le gusta el cine, adora la literatura o ama la música.

      Hace años tuve la suerte de ir a San Petesburgo y allí hice la turistada de acudir al ballet. No sabía absolutamente nada de ballet y nunca había visto una obra anteriormente en directo. No sé si los que estaban allí lo hicieron bien o mal, pero yo me quedé completamente maravillado. Me impresionó todo y desde entonces todos los años intento ver alguna obra en Madrid ¿Necesité saber algo para poder disfrutar de la obra? No, por supuesto, pero ahora que sé un poquito (muy poquito, lo suficiente para mantener mi masculinidad intacta) disfruto el doble.

      Un saludo LEZARD y gracias por reflotar la entrada con tu comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X