COLABORA EN NUESTRO PATREON

Primeras Impresiones: Game of Thrones (Iron From Ice)

Primeras Impresiones: Game of Thrones (Iron From Ice) 1

Desde que hace un par de años Telltale Games se meó en la cara ganó el Game of The Year con su The Walking Dead, ha habido un foco permanentemente sobre este pequeño estudio independiente del que no mucho tiempo antes la gente se reía por su Back to the Future o su Jurassic Park (títulos que no están tan mal, todo hay que decirlo).

Desde entonces, cada título ha supuesto una nueva prueba. Algo así como un test hecho por la industria para ver si caen en desgracia y demuestran que sólo estaban gozando de sus 15 minutos de fama. En cierto sentido, Telltale Games se ha convertido en un icono autoimpuesto por el GOTY de abanderado de LO INDIE. Ni Phil Fish, ni Notch ni ningún proyecto realizado en un garaje.

Y los californianos han respondido subiendo cada vez más la apuesta. Ya no sólo apostaron por revitalizar un cómic que no tenía el tirón de la saga que les dio a conocer (Fables que se convirtió en The Wolf Among Us). También se han atrevido a colocar a los personajes más queridos de Borderlands en un spin-off que nada tiene que ver con la saga que creó Gearbox.

Sin embargo, hace un año subieron la apuesta a tal nivel que los malvados ejecutivos se frotaban las manos como el que sabe que su peor enemigo acaba de caer en una trampa, y yo sinceramente me preocupé por el que se ha ido convirtiendo en uno de mis estudios favoritos: En efecto, hace más o menos un año anunciaron que adaptarían Juego de Tronos.

No es una tarea sencilla, y máxime teniendo en cuenta que el texto original es tremendamente admirado y apreciado, y la serie original de la HBO tiene una legión de seguidores que ríase usted de los caminantes blancos.

Hoy por fin me enfrenté al primer capítulo de esta nueva serie, “Iron From Ice”. Esas dos primeras horas en las que evaluar si los magnates de la industria ven a sus rivales low-cost estamparse o arruinarles el chiringuito de sobrecostes que se han montado.

Y he de decir que la experiencia ha resultado en uno de los mayores shocks que he recibido al jugar a un videojuego en mi vida. Cuando finalmente la pantalla se ha fundido a negro unos segundos antes de comenzar los créditos me he encontrado en el reflejo tapándome la boca, con la mirada perdida en la pantalla y sin salir de mi asombro por cómo habían resultado mis primeras decisiones en las tierras de los Siete Reinos.

Tranquilos, no voy a revelar ni una de esas decisiones, ni siquiera voy a pararme a explicar el por qué de mi trauma. Puede que si estas palabras les lleven a adquirir el juego, ustedes terminen con una integridad emocional normal y no se expliquen por qué esta noche no voy a poder dormir por los remordimientos.

Y es que ahí radica la magia de Telltale, algo que han sabido potenciar en los últimos años, y es conseguir que cada jugador influya realmente en la historia, tomando decisiones que realmente van a afectar al desarrollo no sólo del arco argumental de la trama, sino del arco de evolución de los personajes.

Por otro lado, he de mencionar que aunque la historia me resulta magnífica, siguiendo a cuatro miembros de una casa que no ha aparecido en la serie, la casa Forrester, y de los sucesos que suceden a la pérfida Boda Roja, y como estos miembros tienen que garantizar la persistencia de su escudo, que hasta hace muy poco apoyaba al traidor Robb Stark (o al rey en el norte).

Dicho lo cual, la narración a cuatro bandas funciona como en la serie, siendo intercalada por los sucesos de sus cuatro personajes, y no como capítulos estancos como en 400 Days. De esta manera, cada historia hace avanzar la trama a un ritmo óptimo en el que siempre están pasando cosas, y donde la tensión va aumentando mientras vamos esperando al desenlace de alguna decisión tomada en una secuencia anterior.

Aunque si hay algo de lo que debo avisarles es que la trama de Iron From Ice puede resultar algo confusa para quien no sea seguidor de libros o serie, ya que la historia arranca minutos antes de la Boda Roja, viendo la traición desde el punto de vista de los soldados acampados a las puertas del castillo.

En el apartado artístico, los gráficos siguen el estilo habitual de Telltale, poco más que añadir sobre este aspecto cartoon generalizado. Sin embargo, una gran diferencia es que en vez del look cómic, esta vez han decidido darle un efecto pictórico, siendo las típicas grandes panorámicas de las localizaciones en la serie de televisión un mero concept art mezclado con personajes animados en primer plano, y con un filtro extraño que intenta desdibujar lo que no esté en primer plano, algo que a veces puede llamar la atención al no quedar demasiado conseguido.

Se han esforzado mucho en mantener la realización típica de la HBO, con planos muy similares a los encontrados en diversos episodios. Pero si hay algo que hará las delicias de los seguidores de la ficción televisiva es encontrar a los famosos personajes con un rostro igual al de los actores que les dan vida en la serie, no siendo así las voces de quienes los interpretan en esta versión, desafortunadamente.

Web oficial de Telltale GamesGoT en Steam

Finalmente, cabe destacar que el juego sólo se encuentra en inglés por lo que si no disponen de un conocimiento medio-avanzado es bastante probable que se pierdan por la gran cantidad de texto (y no siempre sencillo en cuanto al uso de palabras complejas) y por el ritmo de los diálogos en discusiones acaloradas.

Esto no es un análisis, ya que sólo he podido saborear una pequeña muestra de unas dos horas de juego. Pero por ahora no me avergüenza reconocer que si sigue por este camino, a parte de generarme traumas suficientes para tener que buscarme un psicólogo, será un firme candidato a recomendado (al menos por mi parte) ya que han conseguido rebasar con creces todas mis expectativas. Y estas eran muy elevadas.

X