No Wave: El ruido

Javier Alemán

A finales de los 80 y principios de los 90 en Nueva York se propagaba la epidemia noise. A ella le debemos cosas como Sonic Youth (que aparecen de tapadillo en el primer Silent Hill, aunque eso es otra historia) y Christina Rosenvinge presumiendo de ser amiga de Sonic Youth. Y aunque no es mi estilo favorito, aprecio acercamientos creativos como el de este No Wave.

El “juego” fue creado por Dorian SRed y Trevor Reveur (aka Waveland) en menos de dos días para la jam francesa Game Dev Party. Es la primera vez que el bueno de Dorian se atreve con un videojuego, porque su carrera ha estado más orientada hacia la composición musical, y lo cierto es que el resultado no está nada mal. Hablamos de una aventura de point & click extraña que pretende ser un homenaje a aquellos años, a los desconocidos bailando hasta el éxtasis azotados por el ruido de los ya mentados Sonic Youth, Nick Cave, Swans…De las pastillas, las alucinaciones y la soledad en medio de la multitud, algo que sigue muy vigente hoy en día.

Durante el rato de juego encarnamos a Jim, al que le han insistido para que salga de noche y encuentre esa vida que hay latiendo en los clubes. Hasta ahora ajeno a la experiencia psicotrópica, cada noche que visitemos el club nos enfrentaremos a la decisión à la Matrix: ¿pastilla roja o verde? Cada una de ellas cambiará nuestra percepción y alterará lo que vemos en pantalla y las posibles interacciones.

No Wave es corto y gratuito, pero es un puñetazo. Por un momento logra que te sientas ahí, borracho y zarandeado por la música y la gente que no sabes si quieres conocer. El dúo está trabajando en otro juego y en la banda sonora de Advertcity y habiendo catado bailado con la voz de Nick Cave de fondo ya tengo ganas de probar su próximo proyecto.

About
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.
Comentarios
    pingbacks / trackbacks

    Escribe tu comentario