In Análisis, Nintendo 3DS

Analizamos la nueva entrega de la saga AiRace, ¿dará la talla?

Sobre AiRace

La saga de juegos de carreras de naves, AiRace, ha ido evolucionando de entrega en entrega. En Nivel Oculto os hablamos brevemente de la anterior entrega, AiRace Speed, en la que quizá se había pecado de no prestar demasiada atención a la sensibilidad del control, lo cual creaba una inconsistencia en un juego en el que lo principal precisamente es la habilidad para sobrevivir a los circuitos en los tiempos necesarios que permitan desbloquear nuevos niveles. La saga AiRace tiene un nuevo título en su haber, AiRace Xeno, que hemos podido probar gracias a QubicGames aunque nuestra crítica anterior fue un poco dura con el título, he de decir que en esta ocasión la gente de QubicGames se ha tomado en serio mejorar en todos los aspectos, y AiRace Xeno es un título mucho más disfrutable, mas controlable, y más adictivo.

Para el que no conozca la saga AiRace, se trata de una serie de juegos para 3DS disponibles a través de la eShop de Nintendo, con una mecánica sencilla y muy arcade, en la que tenemos que controlar a una nave dentro de una serie de circuitos y conseguir llegar o sobrevivir en los tiempos necesarios para conseguir desbloquear el resto de niveles.

 AiRace Xeno vs AiRace Speed

La principal diferencia que me ha llamado la atención es que AiRace Xeno realmente es más una mejora respecto a AiRace Speed que otro juego diferente de la saga, quizá le falta ese plus de identidad propia dentro de la saga. Esta lógica se ha utilizado en otros juegos como Guitar Hero, FIFAs varios o similares, es decir, la idea troncal es exactamente la misma, pero se han implementado mejoras en varios aspectos.

Lo primero de lo que voy a hablar es del control, que insisto, creo que es lo más importante. Veníamos de AiRace Speed con un control mucho más tosco, menos suave y demasiado sensible, a un control mucho más suave, que responde mucho más rápido y de forma más precisa. Esto es un punto a agradecer sinceramente a QubicGames, porque AiRace Xeno se ha convertido en un título realmente divertido y adictivo en vez de resultar una experiencia altamente frustrante. Desde luego imagino que responde a un concienzudo análisis para encontrar el balance adecuado.

AiRace
AiRace

Sin ser especialmente sorprendentes, los gráficos en 3D cumplen perfectamente, tanto a nivel cosmético de los menús, como en el juego, aunque si es cierto que por la agresiva velocidad de AiRace Xeno vamos moveremos la consola de forma involuntaria, nos quedaremos ciegos y evidentemente estrellaremos la nave contra cualquier obstáculo. Como en otros juegos muy intensos, conviene que de forma práctica desactivemos las 3D no por su diseño, sino por evitar este tipo de inconvenientes.

Es muy llamativo el sutil cambio en el diseño de los niveles, pasando a ser más accesibles para todos los mortales y no para unos pocos privilegiados y enfermos. Los túneles son un poco más amplios pero no por ello se ha eliminado la malicia de los diseñadores en la colocación de obstáculos. En general el diseño es mucho más maduro que en AiRace Speed, ya que los obstáculos están mejor integrados con el entorno, y también porque nos dan más opciones en los circuitos, y eso siempre se agradece, de cara a explorar formas de conseguir tiempos más bajos.

Debido a los cambios en el control y en el diseño de niveles, el resultado es que la dificultad de AiRace Xeno está perfectamente ajustada. Es magnífico que ya desde el tercer circuito el juego represente un reto de dificultad, y no una imposibilidad de conseguir el objetivo, como anteriores entregas. En cualquiera de los casos, en los tiempos que corren, una alta dificultad es una característica que brilla por su ausencia, porque los juegos cada vez son menos juegos y representan un menor reto para el jugador, aunque en este caso es de agradecer este mejor balance, que creo que obedece más a una madurez en cuando a desarrollo que a un planteamiento nuevo.

Si mezclamos alta velocidad, con tubos y naves, no podemos esperar escuchar música clásica, esto lo sabíamos desde el primer Wipeout de Playstation. Desde la BSO de Super Meat Boy hasta AiRace Xeno, esta fusión entre lo tecno, retro y DUBSTEP queda estupendamente bien para ambientar el juego en un entorno más “alienígena” y orgánico, sin perder intensidad, más bien al contrario. En este tipo de juegos la música debe encajar como un guante, y creo que en este caso no es perfecta, pero se agradece mucho el cambio.

AiRace Xeno es un título perfectamente balanceado para que cualquiera pueda jugar y pasar un buen rato, o bien enfermar y tratar de conseguir los mejores tiempos y todas las estrellas. En cualquier caso no siendo de lo mejor que hemos visto en 3DS, es un título muy digno que conviene tener en nuestra estantería de juegos virtuales de eShop, además en la fecha de publicación de este mini análisis, tenéis una oferta estupenda para conseguir los dos juegos casi por el precio de uno, y os entretendrá un poco hasta que os compréis el Super Smash Bros y estéis todo el día sin salir de casa y sin comer.

Leave a Comment

Send this to a friend