COLABORA EN NUESTRO PATREON

Primeras impresiones: Expeditions – Conquistador

Le tengo un especial cariño a Expeditions: Conquistador, y eso que el equipo de desarrolladores tuvo un problema gordo de comunicación con sus “backers” de Kickstarter, al anunciar tarde y mal que se habían juntado con una distribuidora para que el juego fuera traducido y apareciera en Steam. Pero eso es agua pasada ahora que el juego ha aparecido.

Decía que le tengo un cariño especial y ahora os lo explico: es el primer juego que aparece tras haber contribuido con mi dinero en una campaña de crowdfunding. No fue el primero que financié, pero sí es el primero que ve la luz (ayer día 30, día de Canarias, festivo que aproveché para fundirlo).

La verdad es que tiene muy buena pinta. Combina por un lado el rol más clásico con la gestión de recursos, la exploración y unas batallas tácticas que recuerdan al último XCOM: Enemy Unknown. Todo esto lo hace con una bonita perspectiva isométrica y una banda sonora simpática. Con todo esto no os he dicho nada, pero es que me quiero reservar cosas para el análisis que haré cuando me lo termine (tengo unos cuantos antes, pendientes, y son dos campañas).

Nada más empezar , el juego nos deja elegir al personaje que queremos llevar, dándonos una serie de atributos que podemos repartir y permitiendo que elijamos sexo. Salvedades como ésta son pequeñas licencias históricas que se han tomado desde Logic Artists y que tampoco molestan: rápidamente nos acostumbraremos a tener mujeres entre los miembros del equipo y a que éstas tengan un papel en la historia, cuando sabemos cuál era su situación en España en pleno siglo XVI.

La elección de atributos no es baladí y nos servirá en conversaciones y batallas, dándonos la posibilidad de negociar con más tino, de decantarnos por una vía diplomática o emboscar al enemigo, siempre dependiendo del tipo de protagonista que hayamos decidido hacernos. El toque de rol se nota sobre todo en los diálogos, que son bastante largos y nos permiten ir decantando un poco hacia qué lado tira nuestra historia: masacrar a los nativos y forrarnos o tener una perspectiva un poco más “pacifista” con ellos.

También nos servirán para granjearnos o perder lealtad con nuestros seguidores. Al principio parecen personajes sin historia, más allá de unas líneas, pero si jugamos nuestras cartas podemos ir descubriendo cosas muy interesantes sobre ellos. Como no llevaremos a todos los posibles a lo largo del juego (reclutamos a un número fijo al empezar la historia), esto le da algo de rejugabilidad al título. Lo único que se echa de menos es que descubrir la historia de los personajes nos dé alguna habilidad adicional. Por poner un ejemplo, podemos encontrar que uno los integrantes es un arúspice a escondidas y decidir si castigarle por impío o guardarle el secreto. De momento perdonarle ha servido para que sea más leal, pero no le permite llevar a cabo su habilidad (aunque igual esto cambie al seguir jugando).

La otra parte robusta del juego, la exploración del mapa, se hace muy entretenida. Fuera de las ciudades tenemos un número limitado de movimientos que podremos hacer antes de detenernos y acampar. Durante la noche hay que elegir si mandamos a gente a cazar, a vigilar las provisiones, buscar tesoros…Esto da muchos eventos aleatorios distintos y si lo gestionamos mal convierte el juego en una pesadilla. Por ejemplo, si un personaje cae herido irá empeorando (y morirá) salvo que un médico lo atienda. Para atenderlo hay que tener medicinas. Y para tener medicinas hay que comerciar, o recolectar hierbas por el mapa y dedicar una noche a procesarlas para sanar.

En esto el juego es muy honesto: si lo haces mal, las consecuencias son permanentes. Por suerte, la curva de aprendizaje lo hace todo más sencillo y sólo deberíamos tener problemas si vamos sin provisiones a las batallas más difíciles, que nos exigirán que luego curemos a nuestros compañeros.

Así que de momento, muy bien. Queda por ver el argumento y el desarrollo de las dos campañas (prácticamente, ni he terminado la primera parte de la primera), pero Expeditions: Conquistador está dando todo lo que prometía en su campaña en Kickstarter: rol, estrategia, diversión y una ambientación original en el Nuevo Mundo, en la época de los conquistadores.