COLABORA EN NUESTRO PATREON

Dread Hunger: el hambre llama a la traición

Brujería en el ártico

Dread Hunger Nivel Oculto

Un barco y el ártico. Dos elementos que se conjugan de mil maneras diferentes, pero que siempre llevan a la misma conclusión: algo va a salir mal. Si hace poco les hablaba por aquí del más que interesante The Pale Beyond, hoy toca hacerlo de Dread Hunger, un título que de nuevo nos lleva al rincón más inhóspito de la Tierra en una época donde la supervivencia dependía de una buena planificación, astucia, suerte y de que parte de tu tripulación no fuese un grupo de maníacos adoradores de poderes oscuros dispuestos a hacer lo que haga falta para acabar con todos.

Desarrollado por Dread Hunger Team, Dread Hunger nos pone en la piel de ocho marineros cruzando el ártico donde tendrán que colaborar para sobrevivir. Como pueden imaginar, las cosas no son fáciles. La caldera del barco necesita madera, el hambre acecha, alejarse de cualquier fuente de calor durante demasiado tiempo asegura una muerte instantánea y el lugar se encuentra plagado de todos los peligros posibles. Además hay un pequeño detalle con la tripulación, pues entre ella se encuentra un traidor (o traidores) que no durará en envenenar nuestra comida o darnos un tiro por la espalda si con ello consigue que jamás salgamos de este maldito lugar.

Dread Hunger está pensado para ocho jugadores donde cada uno tomará el rol de un componente de la expedición, desde el capitán al marino raso pasando por el cocinero o sacerdote. El objetivo es hacer avanzar el barco mientras tratamos de sobrevivir colaborando entre todos los jugadores. Para ello habrá que recolectar madera, protegerse de los lobos, conservar el calor o buscar comida, entre otras cosas. La labor del (o los) traidor será la de sabotear la misión en la medida de lo posible. Las formas de hacerlo son numerosas y dependerá en buena manera del rol que adopte el traidor. Nunca se sabe si el cocinero puede estar envenenando la comida o si el sacerdote ha hecho un pacto con las fuerzas del mal para atraer a los lobos, aunque siempre te pueden pegar un tiro por la espalda.

No he jugado en mi vida a Among Us o Deceit, dos títulos de clara referencia para este Dread Hunger, pero será por la ambientación -es por la ambientación- o porque el primer tráiler que he visto tiene un girito final tan grotesco como divertido, pero lo cierto es que me he sentido atraído ante la idea de rolear fuerte en un ambiente completamente desquiciado.

Las primeras críticas de los usuarios son entusiastas, destacando que hasta el momento la gente se mete mucho en el papel y esto permite que las partidas alcancen su climax. Si el juego sigue creciendo esto seguramente se vaya perdiendo, pero en principio parece que la propuesta funciona.

Dread Hunger se encuentra disponible para Windows desde el pasado 26 de enero.


Página oficial

X