In Análisis, iPhone/iPod/iPad, Windows Phone

Lost Echo

Análisis de un tapado

Se puede decir que vivimos en una época en la que estamos expuestos a información constante y esta es tan abundante que es normal que nuestro cerebro la filtre y se quede con apenas nada de toda la que recibe. Esta situación se puede exportar de forma casi idéntica a los videojuegos y más si nos centramos en el mundo de las apps y juegos móviles.

Por eso quiero hablaros de este juego, Lost Echo, uno de esos títulos que si te sales de la lista de los más descargados del marketplace, te das cuenta de todas la variedad que hay disponible más allá de los “rompe golosinas” y endless runners.

Lost Echo en sí, no es la “reinvención de la rueda”, es una aventura gráfica que se aprovecha de las bondades de los interfaces táctiles de los equipos móviles y de la nostalgia de las aventuras de Lucas Arts, para mezclarlas con la ciencia ficción realista que tan de moda esta hoy en día (teoría de cuerdas, multiversos y esas cosas).

La historia nos pone en la piel de Greg, un investigador que no está en su momento más álgido de su carrera pero que lleva una vida decente, más o menos como la de un mileurista en España. Un día al quedar con Chloe, su medio novia, tiene lugar un evento en el que esta desaparece y nadie más aparte de Greg, recuerda su existencia. Este suceso y sus consecuencias, es la columna vertebral del juego donde se apoyan el resto de elementos y situaciones  que nos propone el título.

La búsqueda de la verdad sobre El Evento y sobre Chloe, que emprende el protagonista, se realiza a través del clásico point and click: analizar los entornos, seleccionar objetos y combinarlos, darlos o colocar dichos objetos en ciertas zonas para desbloquear nuevas partes y mapas, resolver puzles y ganar guerras dialécticas con los NPC para conseguir que estos te ayuden.

Otros aspectos menos comunes que también incluye el Lost Echo a la hora de jugar son: el manejo de varios personajes para resolver un puzle y la inclusión de mini juegos de habilidad que utilizan las “ventajas de lo táctil”.

Por lo menos estas mini-pruebas se integran a la perfección en la narración y situaciones del juego, rompiendo la rutina de este y añadiendo variedad, algo que se agradece estos días. Otro aspecto a destacar de estas pruebas de habilidad es que no parecen un pegote extraño añadido para explotar la plataforma para la que se programó (Move y Kinect a ver si aprendéis a hacer lo mismo).

El resultado de este buen diseño de juego es que el jugador no pierde la atención en ningún momento, algo bastante difícil de conseguir en el mundo tan arcade, exaltado y breve como el de los juegos de smartphone.

Lost Echo se desarrolla a lo largo de sus seis horitas de juego, como una aventura gráfica muy a lo Lucas Art pero no siendo tan humorística como estas. Se nota que han querido hacer algo más serio, aun así el juego está plagado de diálogos, situaciones y soluciones “absurder” que te dejan un poco descolocado. Es como la vida misma, a veces para tener éxito hay que actuar de la forma más aleatoria posible, ya que por el simple hecho de ser ilógico e imposible, está condenado a tiunfar.

Ha sido una grata sorpresa al jugar, el ver como la jugabilidad, la narrativa de ciencia-ficción y las diferentes mecánicas de las aventuras gráficas clásicas, se han integrado en este juego. Se puede apreciar, mientras uno juega, que sus desarrolladores le han dado una pensada al diseño del título. Mención aparte a la música, muy buena para ser una app de móvil, factor que demuestra que este sector del videojuego está madurando y que cada vez tiene unos estandartes de auto-exigencia más elevados. Por ello os recomiendo que al jugarlo, lo hagáis con unos buenos cascos.

wp_ss_20141225_0001_low

Por otro lado da un poco de pena ver que no le hayan dado el mismo mimo, al apartado visual que a la variedad de situaciones, música y jugabilidad. Aunque Lost Echo es bonito, es un poco ortopédico en animaciones y efectos visuales.

Otra cosa que  cojea un poco es la historia sea tan abierta y libre a especulaciones, por lo que se puede abrir con este juego una polémica similar a la que ocurrió en su día con el cierre de la saga Mass Effect. Este último apartado ha sido tan criticado que el equipo de Kick Back se ha comprometido a sacar una actualización para aclarar, en especial, la segunda mitad del juego.

La última pega que veo, siendo un aspecto que no entiendo, es la falta de una versión para Android, dejando a este juego fuera del mercado más amplio del sector móvil, aunque también puedo hacerme una idea de porque no lo han sacado en él. Aun así, el tema del pirateo está a la orden del día en cualquier plataforma y no creo que por estar sólo en iOS o WP se hayan librado de ella.

Concluyendo este análisis, vuelvo a hacer especial hincapié en la variedad de situaciones que hay en el juego, gracias a sus estrafalarios personajes, su especial sentido del humor y a la inclusión de unos puzles bien integrados en forma de mini juegos.

Todo este conjunto de cosas hacen de Lost Echo, una compra muy recomendable, sobre todo si tenemos en cuenta su relación calidad/precio, incluso con sus fallos y el perfecto inglés que se gasta. Dadle un tiento, pocas veces aparecen cosas así por las app stores.

Entradas relacionadas

Playerest
Playerest
Gamer noventero aunque más viejo en edad. Entre partidas a juegos clásicos, indies y triples A, sobrevivo el día a día como teleco. Fotógrafo y redactor aficionado, dejo de vez en cuando mis pensamientos por Nivel Oculto.

Dejar un comentario

Send this to a friend