Por
 In Análisis, Mac, PC, Zona Indie
DISTRAINT

DISTRAINT

Crítica

Comenta Jesse Makkonen en la página oficial de DISTRAINT, que éste es un título “puente” entre sus dos proyectos principales: el finalizado Silence of the Sleep y el muy prometedor The Human Gallery. Un proyecto realizado en 620 horas repartidas entre 82 días y 155 tazas de café. ¿Qué lleva a un desarrollador prácticamente recién llegado a la industria a dejar de lado su segundo proyecto “importante” y embarcarse en un desarrollo a todas luces menor? La respuesta la ofrece el propio DISTRAINT con un discurso perfectamente construido sobre los terrores de nuestro tiempo.

Makkonen nos pone en la piel de Price -el nombre no es al azar-, un joven ambicioso del montón con ganas de subir de estatus que tiene entre manos la posibilidad de alcanzar la cima de su empresa formando parte de la propia firma. Para ello únicamente ha de realizar tres desahucios, consiguiendo que los dueños de los respectivos inmuebles firmen el papel que les dejará sin hogar. La ley es la ley, y la ley está de su parte. Poco más que hablar. Así que nos dirigimos al primer inquilino, el cual resulta ser una amable anciana que entiende que nosotros estamos ahí para hacer nuestro trabajo, no nos culpa, e incluso nos cede una linterna para que podamos orientarnos cuando sin motivo alguno se va la luz. Únicamente nos pide algo más de tiempo para poder hacer frente a sus deudas, pero ante nuestra negativa tampoco lucha. Ya saben, la ley es la ley.

Resulta interesante el empeño de Makkonen en colocarnos en la piel de un personaje que no sólo escapa del concepto de héroe, sino que directamente ejerce una labor con la que muy poco querrían o deberían sentirse identificados. Sin embargo Price no es presentado como un tipo sin escrúpulos o alguien que disfrute haciendo lo que hace, simplemente es alguien que no se pregunta lo que hace, sino que se agarra al sagrado libro de la ley. Si aún así flaquea, para eso están Mcdade, Bruton & Moore.

En el horrible y hostil mundo de DISTRAINT destacan las figuras de unos personajes cercanos a la marioneta, con cabezas grandes y a menudo con aspecto bondadoso. Mcdade, Bruton & Moore son los dueños de la firma para la que trabaja Price, y serán los encargados de orientar a su pupilo cuando éste tenga dudas sobre sus acciones. “Mi humanidad estaba en venta, y la vendí” comienza diciendo Price, bien pues sus compradores son sin duda alguna Mcdade, Bruton & Moore. Estos tres jefes aparecerán al final de cada desahucio para animar a Price a que continúe con su trabajo, siempre lo harán bajo los compases de blues “y no esa mierda de música hipster” -que dirán en algún momento-, mientras bailan y proclaman su ideario neoliberal.

A partir del primer desahucio todo se torcerá en la vida del protagonista, en la cual se mezclarán pesadillas y realidad mientras a duras penas consigue hacer su trabajo. La manera de presentarnos el desarrollo es muy similar al de Silence of the Sleep, con diferentes escenarios en 2D vagamente iluminados en los que tendremos que resolver diferentes puzles para seguir avanzando. Estos acertijos son en su mayoría sencillos y no nos mantendrán mucho tiempo atascado . El objetivo de Makkonen no es someternos a complicados rompecabezas, sino que se encuentra mucho más interesado en la parte narrativa y simbólica de la narración.

DISTRAINT construye un relato de terror a través de un discurso generacional que pone los pelos de punta. Arremete contra una generación carente de valores y educada en el único objetivo del dinero en la que el sentido común o la ética personal es barrida por un elefante -¿republicano?- cada vez que intenta aflorar. Una generación que desprecia la sabiduría de generaciones pasadas por mucho que les ilumine el camino, incapaz de luchar contra el éxito convertido en ascenso profesional. Esa generación ADE instruida en la obtención de beneficios como único objetivo. Si Sam Raimi nos advertía en ‘Arrástrame al Infierno’ sobre los peligros de perder nuestra alma por un ascenso, Makkonen desarrolla en DISTRAINT un perturbador relato sobre el infierno generacional.

Si todo esto les ha interesado han de saber ciertas cosas. La primera es que DISTRAINT tiene duración de poco más de dos horas, está en inglés -poco complejo- y no tiene eso que llaman “rejugabilidad” –algún día alguien tendrá que explicarme este concepto-. Por lo tanto advertidos quedan. En mi opinión se trata de un título absolutamente disfrutable en el que si no tienen grandes problemas con el idioma deberían tratar de acercarse. Su conciencia se lo agradecerá.

Entradas relacionadas

Juanma
Juanma
Co-Fundador de Nivel Oculto. Puedo aguantar la respiración durante 10 minutos, buen manejo de la espada y experto en duelo de insultos. Ambitorpe.
Showing 2 comments
  • Avatar
    Xaif
    Responder

    Pequeño gran título que demuestra la cara menos amable del sistema en el que vivimos. Buena trama y personajes carismáticos.

pingbacks / trackbacks
  • […] ha ofrecido hasta el momento cuenta con una serie de características perfectamente reconocibles. Distraint fue un juego puente entre sus dos grandes proyectos, Silence of the Sleep y The Human Gallery. […]

Dejar un comentario

Send this to a friend