Task Force Kampas: Bullet heaven maño

Javier Alemán

Hay géneros del videojuego que no mueren nunca, que vuelven con las sucesivas generaciones. Muchos se disfrazan o dan vueltas a sus ideas para seguir siendo frescos, buscando “aportar” algo distinto a la familia de la que provienen. No es una mala estrategia, y aquí hemos aplaudido ideas como Dimension Drive, que buscaba rizar el rizo en los shoot ’em up para generar algo distinto. La otra opción es tratar de destilar la más purísima esencia de los bullet hell, aislar lo que hace grande al género de los marcianitos y crear una obra en la que esté eso y sólo eso, multiplicado las veces necesarias para reventarle la cabeza al jugador. Veo Task Force Kampas y me da la sensación de que ése ha sido el sendero tomado.

Los maños Casiopea han prácticamente desvestido a su juego y lo han dejado en lo más elemental del género, un chute de jugabilidad extrema en el que lo importante es seguir avanzando por el pasillo que nos lanza navecitas y bosses, esquivar miles de proyectiles y siempre tratar de mejorar nuestra puntuación. Claro que hay una pequeña historia de fondo en la que nos enfrentamos al Mal, pero es que incluso tras los títulos de crédito podremos escaquearnos y lanzarnos de nuevo a una galaxia que no termina de tratar de matarnos.

Creo que los creadores de Task Force Kampas han entendido bien lo que tenían que hacer para que su juego no fuera simplemente un chute nostálgico. Porque ahí está toda la esencia clásica, pero el apocalipsis de colores que te lanza y la música machacona que acompañan son de esta época, por más que recuerden al pasado. Un chute puro y duro de jugabilidad llevado hasta el paroxismo, o en sus palabras, un bullet heaven.

Ya disponible en itch.io, lo tienen de oferta hasta el 8 de marzo.

About
Javier Alemán
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.

Dejar un comentario

Send this to a friend