Sacred Fire: Combates emocionales

Javier Alemán

No pasa un día sin que alguien intente darle una vuelta de tuerca a los videojuegos de rol. Ya sea puliendo mecánicas y tratando solventar el sistema de alineamiento que se heredó de D&D, ya sea dándole una vuelta al tema del combate (o eliminándolo del todo), ya sea buscando (o creand) algún tipo de ambientación que no se haya explorado… Cada cual tiene su partida ideal de rol, especialmente si viene del mundo del tablero y dados, y entiendo que cada uno de estos intentos corresponde a alcanzar esa representación platónica de cómo debería funcionar en su mente.

Sacred Fire viene desde Eslovenia a intentarlo de dos formas. Por un lado, se acerca a una época no del todo explorada: el fracaso de la conquista de Caledonia (actual Escocia) por parte del Imperio Romano. Lo curioso es que aquí manejaremos a los caledonios y que no habrá nada de fantasía: ni magia ni poderes extraños ni hostias, sólo emboscadas y gente ruda con pinturas de guerra machacando a esos italianos subiditos cada vez que cruzan el Muro de Adriano. Y por si esto no fuera del todo interesante, su gran apuesta: un sistema de combates que se basa más en las emociones e intenciones de los personajes que en cualquier otro rasgo. Vean:

Como se ve en el vídeo, durante las fases de combate uno va eligiendo distintos objetivos, desde atacar a provocar hasta tratar de ganar aliados, y se decanta por dejarse llevar (o no) por sus emociones. Por ejemplo, llenarse de rabia sirve para hacer más daño pero nos deja más expuestos a ataques, al no ser tan cuidadosos. Me gusta la idea, me recuerda al sistema FATE en su vertiente más acelerada, que suele funcionar bien. Y la voz del tráiler les suena, ¿verdad? Doug Cockle, que doblara a Geralt de Rivia, está también en el proyecto.

Precisamente están en sus últimos días en Kickstarter, tratando de llegar a su objetivo de financiación. Están cerquita pero les queda poco tiempo, aunque me da la sensación de que llegarán. Desde aquí tienen nuestra bendición, se la han ganado con su intento de darle una vuelta al tema de las emociones y con la ambientación elegida.

Escribe tu comentario