Paws: El pequeño lince

Javier Alemán

Pregúntenme si Shelter 2 me gustó. ¿No van a hacerlo? Bah, me da igual. Sí, me gustó.

Un juego en el que se mezcla algo tan profundo como es esa cosa mal llamada “amor de madre”, donde vemos cómo de indiferente y “cruel” puede llegar a ser la naturaleza con las criaturas que la habitan y lo hacemos como protagonistas. Cuidando de crías desvalidas, preocupándonos de que tengan alimento y no se las coma nadie, que aprendan ellas mismas a valerse en el mundo y encuentren su propio lugar: una sucesión natural, triste y hermosa.

Ahora su mundo, esa mezcla de misticismo, gráficos en baja resolución y belleza, vuelve con Paws. No es la primera “continuación” del simulador de mamá lince, porque ya tuvo hace muy poquito una pequeña expansión, pero sí es el primer spin-off, la primera vuelta de tuerca al concepto. Porque en las dos entregas de la “saga” encarnábamos a una madre amantísima que debía cuidar de sus crías, pero aquí el papel se invierte. Ahora seremos el cachorro de lince que debe sobrevivir a la intemperie y lo salvaje, que se pierde y debe volver con su familia.

Ya en el vídeo se intuye una vuelta de tuerca a la jugabilidad, algo más plataformero, y desde Might and Delight lo confirman. Paws tendrá más de aventura y de plataformas, con dos temas centrales que también han variado: la pérdida y la amistad.

Yo sólo le pido al Altísimo que al final del juego no pase algo feo y malo con nuestro cachorrito. Ya Shelter 2 me jodió el corazón para los restos y no puedo permitirme otra cosa así. Supongo que el 24 de marzo, fecha de salida, acabaré por averiguarlo.

About
Javier Alemán
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.

Dejar un comentario

Send this to a friend