COLABORA EN NUESTRO PATREON

Cómic, Lovecraft y FPS old-school con Forgive Me Father

La locura también puede ser jugable

Forgive Me Father

No hay más que leer la magnífica crítica de Mario sobre Into the Pit para comprobar que todavía queda mucho por iterar dentro del FPS clásico. Forgive Me Father es una nueva vuelta de tuerca que se une a una reinvención del género comandada (cómo no) desde el sector independiente, el cual parece empeñado en descubrir todas las aristas y secretos a una serie de mecánicas que por circunstancias, creímos en un momento dado que estaban grabadas a fuego.

Desarrollado por Byte Barrel, Forgive Me Father nos da dos personajes a elegir, un sacerdote y una periodista, cada uno con su propio árbol de desarrollo tanto de habilidades como argumental, para enfrentarnos a las poderosas fuerzas del mal. Dicho así, y habiendo un hombre de dios en la ecuación, podríamos pensar que la cosa irá de enfrentarse a demonios, pero hablamos de videojuegos. No sé cuánta gente dentro del mundo del desarrollo se ha interesado por la religión, pero empiezo a creer que para instalarte Unity te hacen un examen de la obra de Lovecraft. Así que olvídense de demonios y den la bienvenida a aberraciones de todo tipo y pueblos donde todos sus habitantes tienen la capacidad mental de Girauta.

Forgive me Father se harta de recoger tropos, tanto del género como de la imaginería habitual de Lovecraft, para hacerlos suyos con cierta desvergüenza punk. Tenemos todo el arco de horrores habitual dibujado a estilo cómic y combinando elementos en 2D y 3D. El resultado es un acabado que invita a reventar cualquier cosa que se cruce en nuestro camino utilizando tanto armas como hechizos, rezos y cualquier otra cosa que nos permita salir con vida de esta pesadilla. Por supuesto no podía faltar la locura, elemento omnipresente en cualquier adaptación del de Providence y que aquí tendremos que mantener una vez más bajo control.

Estoy en etapa de juego tranquilo, pero reconozco sin tapujos esta oleada de vuelta de tuerca a un género que sin duda tenía mucho más que ofrecer que gráficos cada vez más hiperrealistas. Forgive me Father, a pesar de su inclinación a la locura y el desenfreno violento, contiene un cuidado en su atmósfera y diseño que le sitúan con un punto de atractivo por encima de la media. Las primeras críticas son muy positivas y se nota que todo ha sido diseñado para otorgar un ambiente disfrutón al usuario. A veces no hace falta nada más.

Forgive me Father se encuentra ahora mismo en Early Access para Windows.


Página oficial

X