In Noticias, Opinión

A partir de este martes 24 de Junio, se podrán solicitar préstamos o ayudas al videojuego al Ministerio de Industria para la financiación de proyectos con un presupuesto superior a los 100.000 euros. Esta supone la iniciativa que el gobierno lleva consultando con el sector español desde hace meses.

Este proyecto que cuenta con un presupuesto de 38,5 millones de euros, tiene como objetivo impulsar la industria española del videojuego que está en auge gracias en gran parte a Mercury Steam (Castlevania), Tequila Works (Deadlight, Ryme) y Novarama (Invizimals), amén de diversos estudios indie o de juegos de móvil.

Sin embargo, ¿es suficiente esta ayuda para impulsar la industria del videojuego? La respuesta es no. Mientras en otros países se crean iniciativas en las que se otorgan oficinas de manera gratuita y se da exención fiscal durante 10 años, independientemente de los resultados de la empresa (esta iniciativa no es fantasía, es un programa llamado Start up NY).

¿Que necesitaría dar el gobierno para poder tener una industria del videojuego seria, como por ejemplo la francesa (Ubisoft, Quantic Dream, Dontnod Entertainment)?:

  • Exenciones fiscales o reducciones fiscales. Los videojuegos tardan mucho en crearse, y los costes del equipamiento y el software son tremendamente elevados. Si a eso le sumas los impuestos, emprender en videojuegos pasa de difícil a imposible.
  • Facilidad para la creación de empresas: Mientras que en países como Inglaterra o EEUU, se considera que una pequeña empresa que produce juegos o contenidos en un garaje tiene mérito y los apoyan como figuras heroicas, aquí a eso se le llama economía sumergida (ya sé que este término no sólo hace referencia a esta actividad). Las diferencias siempre son odiosas, pero mientras en Inglaterra sólo se necesitan 72 dólares para crear una empresa en 24 horas, aquí son meses de papeleo y un capital mínimo de 3000 euros (para crear una sociedad limitada).
  • Ley de Mecenazgo: Que en España hay dinero es una evidencia enorme. Que en España se gasta dinero, no lo es tan aparente, pero también es cierto. Pero que en España se invierte, suena a chiste. Es por ello que hay que hacer que invertir dinero sea más atractivo que no declararlo para las grandes fortunas. La industria del cine lleva años pidiendo la llamada Ley del Mecenazgo. Es simple: si invertir en vivienda desgravaba (hecho que por cierto ha producido graves problemas económicos a esta nuestra nación) por qué no el invertir en cultura.
  • Reducción de impuestos a las empresas del sector: Puede que resulte muy similar al primer punto, pero en realidad, esto hace referencia a facilitar traer la industria internacional a España. No sólo con equipos de marketing y a lo sumo localización, sino a traer sedes a nivel europeo que miren entre el talento creativo del país para nutrir sus catálogos. Vamos, que necesitamos atraer a las editoras a España.
  • Reducción del IVA Cultural: No es nada nuevo, y esto en principio sólo afecta a los consumidores. Pero es que en España ya se consume más en videojuegos que en Cine, música y teatro juntos. El consumo de videojuegos supone casi el 60% del consumo cultural de España. Una reducción del IVA incentivaría aún más el consumo, y por lo tanto, internacionalmente se consideraría España como un polo del videojuego.
  • Apoyo a las ferias y festivales del videojuego: ¿No se han preguntado nunca por qué los grandes eventos del videojuego siempre suceden en países con gran Industria y un gran potencial de consumo? Pues por la misma razón que a nadie se le ocurriría montar un Mundial de Fútbol en Qatar… Bueno, tal vez ese haya sido un mal ejemplo, pero lo cierto es que las grandes citas, traen grandes negocios. Si en el palco del Madrid Florentino aprovecha para firmar contratos, entre conferencia y conferencia del E3 se cierran exclusividades. Y no es que en España no tengamos citas con potencial: Está el Fun & Serious Game Festival, el Gamelab o la Madrid Games Week entre otras.

Estas son algunas de las medidas que el gobierno debería tomar para establecer una Industria del Videojuego de manera seria. Puede parecer que todo son costes, pero la diferencia es que simplemente ingresarían menos, por muchos más productos que se harían. Al fin y al cabo, una Industria del Videojuego fuerte puede suponer un sector que da prestigio (véase cómo Obama hablaba del carácter inversor Polaco gracias a The Witcher), fortaleza económica y personalidad a través del arte más nuevo que tenemos en el mundo.

Un arte que es democrático a más no poder, ya que habiendo gigantes de la industria en diversos países, grandes creadores de todas las nacionalidades, y un sector Indie que no entiende de fronteras o lugares de nacimiento, podemos hablar de un sector en el que cualquiera puede despuntar si realmente tiene las ganas de hacerlo. Hay que recordar que nó solo de Lo Indie vive el hombre.

Y es que estas medidas sólo nos llevan a la subvención de Lo Indie. Además yo nunca he sido partidario de la subvención. Son un síntoma inequívoco de la cultura del amiguismo y de la financiación de proyectos con mayor potencial artísico (en una visión tremendamente reduccionista y subjetiva de gente que por lo general poco o nada tienen que ver con la actividad que juzgan) que potencial económico. Y hace que la Industria sea débil, al no buscar la recuperación del capital invertido (economía básica). Los mejores artistas siempre han salido de los momentos más oscuros de la historia. Véase la Edad de Oro española en contraposición de una época tremendamente decadente, los autores románticos en un Siglo tremendamente convulso o la Generación del 27 en contraposición a la Guerra Civil y la persecución política. En España somos expertos en crear arte de los momentos turbios, y ahora mismo estamos en uno bien enfangado.

Danny Panizo
Danny Panizo
Una vez me dijeron que perdía el tiempo con los videojuegos. Desde entonces no hay día "que no pierda el tiempo" amándolos. Escribo y diseño entre partidas. Un juego es narración, interacción y emotividad, no gráficos y hype. Por eso el Shenmue es el mejor juego de la historia.

Leave a Comment

Send this to a friend