COLABORA EN NUESTRO PATREON

Análisis: Tearaway

Se podría decir que la portátil de Sony no levanta cabeza y que parece ser el marginado de la clase, título que comparte con la Wii U. Puede que sea un sistema poco popular y un poco raro, pero como con las personas que marginamos, si les damos una oportunidad lo más probable es que nos sorprendan. He tardado dos años en darle una oportunidad a la Vita y puedo decir que no me arrepiento de haberla conocido y mucho menos después de haberme ofrecido uno de los juegos más interesantes del 2013.Hablando claro Tearaway es un plataformas más, no tiene nada diferente: saltos, puzles, enemigos y personajillos secundarios ¿Pero entonces por qué tanto revuelo? Pues es sencillo, es un juego que sabe perfectamente para que plataforma ha sido programado y exprime todas las funciones que tiene la PSVita sin romper en ningún momento la experiencia del juego. Todo ello adornado con una estética alucinante, pero vayamos por partes y sigamos con la jugabilidad. Las mecánicas de juego de este plataformas aprovecha todos los extras de la portátil y sin usar los malditos mini juegos como excusa para poder usarlas, simplemente mientras avanzas puedes ver sin parar de jugar, en que secciones vas a tener que usar la pantalla táctil, el panel trasero, la cámara o el giroscopio si quieres seguir adelante en la aventura.El juego por si sólo te enseña a detectar esas zonas, por ejemplo: para usar el panel táctil trasero, las zonas de la fase donde se puede usar tendrán el mismo dibujo que tiene el panel trasero de la Vita, si lo que hay que usar es la pantalla táctil ciertas parte del nivel aparecen plateadas con el dibujo de una huella dactilar y así con todas las demás mecánicas. Por eso, una vez aprendidas, la experiencia de juego sin pausas, en la que usas todos los mecanismos jugables de la Vita es una delicia, aunque es una pena que la cámara no acompañe y a veces entorpezca tanto, sobre todo al luchar con los pedacitos, los “malvados”  enemigos de nuestros protagonistas.Otros usos curiosos de las capacidades de la consola son el reflejo del lugar donde estamos jugando dentro del juego mediante el uso de la cámaras de la Vita, además las fotos que tomamos del entorno modifican los escenarios sin esperarlo sacando con ello más de una sonrisa. Más curioso aún es el uso de una cámara de fotos para poder usarla dentro del juego, aparte de ayudar con la toma de instantáneas a personajes secundarios, puedes usarla para retratar los paisajes de Tearaway y a sus habitantes, además dicha cámara tiene todos los filtros y opciones que puedes encontrar en app tan populares como instagram, por lo que si tienes tendencias a la fotografía este juego va a ser tu perdición, más aún si te digo que puedes compartir tus mejores trabajos en varias redes sociales del mundo real. Por último al ayudar con las fotos a otros personajes o retratar ciertos elementos, desbloqueas juegos de papiroflexia que puedes imprimir desde tu perfil en la web del juego, por lo que los personajes que más te gusten puedes fabricarlos tú mismo en tu casa, algo ideal para los más pequeños y entretenerlos con unas manualidades muy chulas.Pasando al apartado técnico, Tearaway es único, presentar un mundo de papel tan impactante, detallado y tan HAMOROSO que es casi creíble su existencia, es un logro muy grande del equipo de arte y desarrollo del juego. Para hacerlo más alucinante los personajes se mueven como en stop-motion es decir como si de una película de animación hecha de plastilina o con muñecos se tratase (¡Piratas! o Pesadilla antes de Navidad, por ejemplo), un detalle muy bueno para conseguir integrarte aún más en el mundo que Media Molecule ha creado. Viéndolo en movimiento uno entiende porque fue tan sonado su anuncio en el E3 aunque fuese un juego para un sistema en agonía.En cuanto al sonido, los efectos son adorables y las música son dignas de la fantasía que narra el título. Algo que ayuda al desarrollo, en  forma de cuento infantil, de la trama de Tearaway. Acabando con el audio, podría haber más variedad sonora pero es que lo que hay es tan mono que no te resistirás ni aburrirás de ellos.En definitiva Tearaway es uno de los tapados del 2013, uno de aquellos juegos que se quedan olvidados por no ser un triple A y por no tener presupuestos en marketing desorbitados. Pero a aquel que lo prueba le recompensa con algo nunca visto y le dejará huella. Es muy posible que active tu vena artística ya que entre la fotografía, la papiroflexia, la personalización casi infinita de los personajes y el editor de elementos para usarlos en el juego, más de uno y una van a descubrir su artista interior. Por supuesto este juego es un recomendado y si no posees una vita ya tardas en comprarla, vivencias como estas no debes dejarlas escapar.