COLABORA EN NUESTRO PATREON

Análisis: Anomaly: Warzone Earth

Los “Tower Defense” son un género que lleva con nosotros toda la vida, pero que en los últimos tiempos ha ido ganando adeptos gracias a títulos como ‘Plants vs Zombies‘ y sobre todo por su facilidad para adaptarse a todo tipo de plataformas, incluidas iOS y Android. En medio de este resurgir de un género tan sencillo de comprender como difícil de dominar surge Anomaly: Warzone Earth, que nos propone una nueva vuelta de tuerca, poniéndonos en la piel de los atacantes en vez de en la de los defensores.

El guión de Anomaly: Warzone Earth es una mezcla de clichés que funciona como detonante de la acción y poco más, la cosa se resume como sigue: Los pedazos de lo que parece ser una nave espacial han caído en Bagdad y un grupo de marines (nosostros) debemos investigar los sucesos en la zona. Para ello contamos con un convoy militar formado por distintos vehículos y de nuestro propio avatar en forma de soldado equipado con un traje especial que nos permitirá distintas habilidades ¿Crysis? Nada más lejos de la realidad.

El mapa de batalla se nos presenta bajo una perspectiva cenital, que a su vez se divide en dos partes. La primera de ellas es donde se desarrollará la acción normal y será en tiempo real. La segunda es una visión táctica donde iremos eligiendo tanto el recorrido de nuestro convoy como las compras de nuevos vehículos o armas. Antes de cada misión deberemos formar el convoy con un presupuesto limitado, con un límite de seis vehículos. Para ello contamos con distintos tipos de vehículos que se dividen pasivos y activos. Los pasivos serán meramente defensivos y proporcionarán escudos o mejoras a ellos y al resto. Entre los activos tendremos lo clásico en este tipo de títulos, como vehículos con fuerte blindaje y poco ataque, otros justamente al contrario y según vayamos avanzando en el título algunos vehículos más potentes. No existe mucha variedad, pero es más que suficiente para plantearnos el reto táctico que se nos presenta.

Al igual que los vehículos, nuestro avatar dispone de unas características especiales que se podrían dividir en dos: Defensa del convoy y Ataque, aunque esta última solo estará disponible en la recta final del juego. Las habilidades de defensa son tres: reparación, señuelo y camuflaje. La primera de ellas servirá para reparar los daños sufridos en los vehículos, situando un escudo de regeneración durante un tiempo limitado en un punto del mapa por donde los vehículos tendrán que pasar. La segunda nos proporcionará un señuelo que podremos soltar entre los enemigos y estos se pondrán a dispararle. La última servirá para convertir un punto del mapa en una zona de camuflaje, lo que significa que cuando nuestros vehículos pasen por ahí no serán invulnerables pero si tendrán menos posibilidades de ser alcanzados por los enemigos. Por último tendremos una habilidad para pedir un ataque aéreo, siendo ésta la única habilidad de ataque de nuestro avatar.

Como hemos comentado, el avatar será completamente controlado por nosotros y su cometido será proporcionar sus habilidades al convoy, así como ir recogiendo los distintos items que recargan dichas habilidades así como un material que proporciona dinero con el que poder comprar mejoras a los distintos vehículos. A diferencia del convoy no puede morir, aunque si se queda sin energía estará cinco segundos inactivo, lo que puede afectar directamente al convoys.

Los enemigos por su parte serán distintos tipos de torretas con diferentes ataques. Las básicas tendrán una movilidad reducida y un disparo con poca cadencia, las más avanzadas girarán en todas las direcciones y tendrán un alcance y disparo potente. También habrá torretas que no puedan girar pero con una gran capacidad de ataque y algunas incluso que hackearán nuestros vehículos para hacer que ataquen al avatar. Puntualmente también tendremos enemigos especiales que habrá que derrotar de una manera diferente a la habitual.

El gameplay, y gracias a la inclusión del avatar es completamente frenético. Deberemos estar constantemente proporcionando distintos tipos de cobertura y ayuda a nuestro convoy así como de preocuparnos en ir recogiendo los distintos items, variar el camino del convoy en función de nuestras necesidades y de mejorar o comprar nuevos vehículos según vayamos avanzando en la misión. Por supuesto, la mayor carga estratégica pesará sobre el recorrido del convoy y de como afrontemos los ataques a los distintos enemigos.

El apartado técnico es de una magnífica factura, convirtiéndolo en un título que entra fácilmente por los ojos. Los efectos creados por la anomalía son bastantes espectaculares y el diseño de los escenarios esta lleno de detalles. Escenarios, por cierto, que se limitarán a dos (Bagdad y Tokio) pero que resultan más que suficientes para lo que nos propone el título. La música y los efectos de sonido cumplen su cometido y alguna de las conversaciones militares tienen un punto de ironía que puede hacer que sueltes una carcajada.

Anomaly: Warzone Earth cumple sobradamente en su propuesta de dar un nuevo giro a un género tan manido como los “Tower Defense”. La inclusión del avatar, su gran apartado técnico, así como un gameplay de ritmo altísimo lo convierten en un título ciertamente destacable. Para todos aquellos que tienen en cuenta estas cosas, comentar que el título en el modo normal, y siempre según tu habilidad, se te puede ir a cuatro o cinco horas y que no tiene modo online. En el modo difícil la cosa cambia y se convierte en un infierno que, de momento, no he sido capaz de acabar. Como todo juego de esta generación contiene sus logros para que os la midáis con otros en Steam y un precio bastante ajustado (9,99€).

Descargar demo.

X