Por
 In Opinión, PC, Zona Indie

La tradición anglosajona propone Halloween como una noche especialmente dedicada a los niños, donde estos recorren las idílicas calles de su suburbio pidiendo caramelos y evitando a pederastas. Aquí hasta hace cuatro días veíamos Halloween únicamente en las películas, y nuestras abuelas vivían de manera seria y religiosa el Día de Difuntos heredado de nuestra castrante y oscurantista educación católica. Estaba claro que las nuevas generaciones no resistirían la tentación de tomar la parte lúdica de la antigua fiesta Celta y lo hemos adaptado a lo que mejor se nos da: Otra excusa para beber. Mi recomendación es que no hagan caso de lo que viene a continuación. Aprovechen estas dos noches para salir al bar más oscuro que encuentren disfrazado con lo primero que pillen por casa y acérquense a la primera Caperucita Roja con medias de rejilla que encuentren. La pérdida de identidad facilita las cosas, y siempre pueden decir que van disfrazados de gordopeceros.

En el caso de que decidan quedarse en su casa o bien fracase la estrategia Caperucita Roja, les vamos a proponer siete juegos independientes que abordan el tema del terror desde distintos ángulos. He intentado por todos los medios alejarme del esquema Slender, que personalmente creo que ha hecho más mal que bien, y tampoco he querido incluir ningún título de pago, aunque evidentemente ahí están Amnesia: A Machine for Pigs u Outlast como buenos exponentes de terror independiente pasando por caja. Sin más, ahí van nuestras recomendaciones.

1916: Der Unbekannte Krieg

La Primera Guerra Mundial fue mala mierda. Ni siquiera el cine ha sido capaz de sacar un componente heroico de una guerra que a parte de dejar muerte y miseria, sirvió como semilla para que germinara lo que vino apenas dos décadas después. 1916 Der Unbekannte Krieg propone el terror de la trinchera, de la debilidad del hombre frente a una situación desquiciada en la que la muerte nunca parece el peor de los destinos. Un camino oscuro y un objetivo tan simple como encontrar una escalera son más que suficientes para introducirnos en el horror de la muerte como malsana estampa cotidiana.

The White Chamber

Viajamos en el tiempo hasta una aventura que vio por primera vez la luz en el 2005 de la mano de Studio Trophis, quienes por cierto contaban entre sus filas con Richard Perrin [Kairo]. El título ha ido actualizándose de diferentes maneras con el paso del tiempo y poco tiene que ver la versión actual con la original en su acabado.

Una joven despierta dentro de un extraño ataúd brillante en una habitación oscura ¿Quien es ella? ? Por qué está aquí?

La premisa persona sin nombre despierta en lugar irreconocible es tan manida como válida. En esta ocasión la cosa va de una nave espacial abandonada con ecos de Silent Hill u Horizonte Final, donde el horror llega de forma pausada gracias a su formato de Aventura Gráfica. La trama se sostiene gracias a su corta duración (apenas un par de horas) y los puzles son lo suficientemente sencillo como para no resultar desesperante en ningún momento.

Which

Antes de la repetición hasta la saciedad del esquema Slender hubo una serie de títulos cortos basados en la investigación con algunos logros visuales. Which es quizá uno de los títulos más reconocibles de esta hornada, con un apartado visual lleno de efectos sorprendentes y una mecánica basada en repasar cada rincón de una casa que por mucho que lo aparente… No está deshabitada. No les quiero engañar, Which no es un título cómodo y no lo iba a incluir hasta que llegué al final, o mejor dicho, a uno de los dos finales. Una vez finalizado me descubrí pensando en él con cierta asiduidad, por lo que ha terminado formando parte de esta lista.

Hello? Hell…o?

Creado originalmente por Ryuuichi Tachibana en un perfecto japonés, Hello? Hell…o? ha ido ganando adeptos mediante el boca oreja hasta tener una traducción al inglés que permita al mundo acercarse a él. Realizado con RPGMaker, no me atrevería a decir que se trata de una gran aventura de terror, aunque tiene elementos inquietantes suficientes como para impresionar si uno se encuentra con las emociones tan a flor de piel como Spielberg viendo cualquier serie donde salgan niños. De lo que sí puede presumir es de ser un estupendo metajuego que obliga al usuario a probar todas y cada una de las opciones posibles debido a sus 30 finales diferentes. Lo cual tampoco es exacto, puesto que cuenta como finales cualquier tipo de “muerte”. No os destripo nada del título, simplemente deciros que una vez “terminado” os invito a que lo volváis a jugar.

Sepulchre

De Sepulchre ya nos habló Dr.Alemán hace algún tiempo, y como no me veo capaz de explicarlo mejor que él sin revelar ningún detalle, me van a permitir que copie lo que dijo en su día:

A lo largo de los cerca de 15 minutos que dura le da tiempo de homenajear a “El Resplandor” y meternos algo de mal rollo en el cuerpo. Lo hace con muy pocos escenarios y poco a poco, sin volverse loco con sustacos. Y, lo mejor de todo, sin revelar apenas nada. Empieza a ser aburrido que nadie se guarde un as bajo la manga en su propia historia. Si acaso, hubiera estado bien que los puzzles fueran un poco más complicados, pero tampoco da para mucho más ni el espacio, ni el tiempo de juego.

Hide

Quince minutos de tensión perfectamente orquestados que insinúan una oscura distopía llena de control autoritario con apenas una paleta de ocho colores y unos píxeles gordos como puños. El objetivo deberán descubrirlo ustedes mismo, pero intenten escapar de cualquier luz mientras les sea posible. Lo demás es todo claustrofobia, frío, respiración agitada y uno de los mejores ejemplos donde menos es más.

Minotaur

El slasher ochentero de serie B hecho videojuego. Minotaur es malo, MUY MALO. Me costó 10 minutos y un considerable mareo conseguir superar las tres primeras pantallas y ni siquiera estoy seguro de cómo llegué a la casa donde se desarrolla la acción. Una vez dentro la cosa no mejora. El control a lo Resident Evil junto con una cámara que parece puesta por nuestro peor enemigo hacen el título prácticamente injugable, pero mientras estaba a punto de vomitar por el mareo no paraba de pensar si todo esto no está realizado a posta. Si la intención de este grupo de creación centrado en rescatar lo peor de la cultura trash del cine de género no estaba jugando conmigo mientras yo intentaba jugar con su obra.

Bola Extra

Por si aún tienen ganas de más, ahí van otras tres recomendaciones que se han quedado fuera de lista. No son ni mejores ni peores que los títulos de arriba, simplemente ha sido cuestión de gustos.

One Late Night: Una solitaria oficina a altas horas de la noche puede ser un lugar bastante inquietante.

Kraven Manor: Motor Unreal. Mansión encantada. Puzles sencillos y criatura cabreada.

Deep Sleep: Point & Click de vieja escuela con pixelazos.

Juanma
Juanma
Co-Fundador de Nivel Oculto. Puedo aguantar la respiración durante 10 minutos, buen manejo de la espada y experto en duelo de insultos. Ambitorpe.
Comments
  • Avatar
    Alby Ojeda
    Responder

    Muchas gracias por las recomendaciones. Me servirán para meterme en ambiente mientras me encierro en mi casa con las cortinas echadas, para refugiarme de la alegría infantil de los niños que tocan en las puertas esperando dulces.

    Un aporte más y una curiosidad: Recomiendo que le echen un vistazo a “Edmund” de Paul Greasley. No es de terror en sí, pero es terrorífico, a la par que corto. Un auténtico disparo en el estómago a bocajarro. http://rambros.s3.amazonaws.com/edmund.zip (Y ya de paso, cualquier juego de los de Paul Greasley en su web son totalmente recomendables, aunque no sean de miedo http://www.farmergnome.com/)

    La curiosidad es que el creador del “Minotaur” tenía hasta hace poco una versión de la peli “Halloween” de Carpenter en la que controlabas a una niñera que era acosada por Mike Myers, aunque ahora parece que ha retirado todo el material http://pigfarmergames.com/ Parece que su idea inicial era seguir creando juegos de clásicos de terror de los 80, pero con esta retirada a saber en qué quedará.

Dejar un comentario

Send this to a friend