In 1001 Videojuegos que debes jugar, Dreamcast, Gamecube

Hubo un tiempo que tener una Dreamcast era algo bueno, también hubo un tiempo en que tener una Game Cube era algo bueno. Ambas consolas fueron poco entendidas por el público masivo y no tuvieron unas cifras de ventas absurdas como algunas de sus predecesoras. Quizá es lo que tiene en común con Ikaruga. Más adelante os explico por qué.

Los datos: Es curioso que siendo datos tan objetivos en función de la fuente en la que busques la información varía sensiblemente, así que es posible que lo expuesto pueda variar de la realidad. Por lo menos debería valernos para encuadrar correctamente el juego. Según wikipedia:

“Ikaruga fue desarrollado por un núcleo principal de sólo tres personas de Treasure Co. Ltd lideradas por un diseñador de gráficos, un diseñador de gráficos de fondos y por el compositor de música Hiroshi Iuchi junto con el programador Atsutomo Nakagawa y el ilustrador de diseños de personajes/objetos Yasushi Suzuki.”

Aclaración: Hiroshi Iuchi según otra página de wikipedia es un diseñador gráfico Japonés conocido por su trabajo en el estudio de desarrollo de videojuegos Treasure, y que actualmente trabaja como autónomo. Su página web es preciosa y os recordará mucho al juego del que os hablamos hoy.

El que Ikaruga tenga que ver con Treasure a algunos nos provoca una erección, entre otras cosas, porque Castlevania: The Adventure, Castlevania II: Belmont’s Revenge (Game Boy), Contra (Game Boy), Contra III: The Alien Wars (SNES) (Probotector) están entre mis juegos preferidos EVER. No lo firma Treasure, es cierto, pero desde luego desde el punto de vista de esta industria es emblemático. Aquí tenéis información más detallada sobre Treasure.

Se trata de la continuación de Radiant Silvergun, y fue desarrollado en 2001. La mecánica la explican muy bien en la Wiki de elotrolado.net y no voy a ser yo quien la contradiga:

“El juego consiste en disparar a naves enemigas que aparecen bajo la forma de dos polaridades diferentes, en blanco o en negro. La nave protagonista del jugador puede cambiar de polaridad a voluntad para adaptarse a los disparos enemigos, ya que si es alcanzada por un disparo negro cuando adopta el color blanco, será destruida, sin embargo puede absorber los impactos y utilizarlos para acumular energía especial si la nave del jugador está en el mismo color que el fuego enemigo.”

No nos olvidemos que la primera aparición de Ikaruga fue en una Naomi. Algunos darían su vida por ella.

La experiencia: Ikaruga está en todos los top 10 que podáis encontrar sobre shooters a pesar de que no fué un juego que tuviera muchas ventas, o que fuera fácil de encontrar en las tiendas habituales. Por alguna obra divina yo tuve la oportunidad de tener las versiones originales de Dreamcast y Game Cube, y fui muy feliz, pero no salia de casa.

En ambos casos, la solidez del software impresionaba. Estamos hablando de un título que tiene una mecánica bipolar bastante compleja e innovadora, además de un desarrollo en tres dimensiones diferentes, y que ha servido para que el resto de shooters tuvieran un lugar común donde apoyarse. El diseño gráfico de las naves y de los niveles blanco/negro no se parecía a nada hasta la fecha, por tanto era y es una referencia comparativa: en la actualidad no puede hablarse seriamente de ningún shooter sin mencionarlo por lo menos una vez. La limpieza, soltura, y la exactitud de los elementos presentados en pantalla no son posibles en este mundo.

 

La elevada dificultad conseguía que cualquiera que tuviera la suficiente convicción como para enfrentarse al juego tuviera que pasar días de tratamiento psiquiátrico… pero en aquél entonces sólo podías compartir con muy pocos que habías conseguido completar el juego. Después en la versión de 2008 para XBLA con el juego en modo cooperativo y las listas de puntuación online, alcanzar una de las primeras posiciones merecía una nueva entrada en el currículum de cualquiera. Youtube está lleno de videos que así lo demuestran. Por cierto, también está disponible en XBLA Radiant Silvergun.

 

Lo que comprendo pero no entiendo es por qué la Dreamcast murió, por qué la Game Cube murió, y por qué si hablo de que he dedicado media vida a jugar a Ikaruga no tengo demasiada gente con quien compartirlo. Es un tema que llevo muy mal en lo personal. Un título de los que inspiran, y de los que hacen pensar que hay videojuegos después de la muerte. Ahora decidme si nadie compraría una versión de Ikaruga en 3D para 3DS.

Nota: Me he permitido el lujo de compartiros el Storify con toda la información que he recopilado sobre el juego, como complemento.

Entradas relacionadas

Showing 2 comments
  • redhotgalego
    redhotgalego
    Responder

    Nunca lo llegué a conseguir para DC, pero sí para Cube. Un amigo y yo pasamos muchas noches frustrados con el coop. sin poder superar más que las primeras fases. Creo firmemente que nunca fue tan divertido morir.

    La última vez que estuve en Madrid vi a vender una edición especial de Radiant Silvergun en caja enorme y con multitud de extras. Desgraciadamente no soy rico.

    Por cierto, me sumo a la petición para 3DS.

  • Awesom-O
    Awesom-O
    Responder

    Este juego es terrorífico. Si te crees buen jugador te golpea en la cara y te manda a una esquina a llorar.

Dejar un comentario

Send this to a friend