COLABORA EN NUESTRO PATREON

Whisker Squadron: Race the Starcat

¿Lo pillan?

En 2013 apareció Race the Sun y con él una interminable historia de amor, al menos para mí. Porque es, probablemente, uno de los videojuegos que más he recomendado en mi vida. Sólo me ha faltado perseguir a la gente por la calle para obligarles a jugarlo, y supongo que no he acabado haciendo eso más por miedo de que me peguen que por falta de ganas. Todo lo que pueda decirles de él ahora mismo probablemente acabaría restándole protagonismo a Whisker Squadron, que es de lo que quiero hablar hoy, pero verán que tiene cierto sentido ser tan pesado con él.

Porque Flippfly, el estudio de los hermanos San Filippo, ha seguido trabajando en videojuegos en todo este tiempo, y ocho años después presentan un título que parece iterar sobre su primera obra para construir algo mayor. Es imposible no acordarse de los Starfox al ver este juego de aguerridos gatitos que pilotan naves espaciales, pero muchas de las mecánicas de Race the Sun están también ahí. Básicamente escogemos un gatete piloto y con él empezaremos a movernos por mundos generados proceduralmente y a enfrentarnos también a jefes finales creados de esa misma manera. Lo que hace que el juego sea prácticamente interminable. Pero no se fíen de mi florido verbo habiendo vídeos:

En su página de proyecto en Kickstarter comentan bastante más sobre el juego, presentan a los pilotos y nos hablan del funcionamiento de su “campaña”, en la que tendremos una vida para completar un arco de misiones y una cierta libertad para elegirlas. Así que si quieren ampliar, yo no dudaría en visitarla para empaparme del juego. Yo entiendo que un fan de Starfox ahora mismo estará también bastante enamorado, aunque lo cierto es que a mí me ha llegado antes por Race the Sun que por cualquier otra cosa. Sea como sea, ya ha alcanzado su objetivo de financiación.

Whisker Squadron llegará en algún momento de 2022 a PC y consolas


Página oficial

X