Super Rad Raygun: Contra los rusos y la esclerosis múltiple

Javier Alemán

A día de hoy cualquiera que no haya vivido los 80 ya los ha vivido también. Al menos esa Arcadia feliz de Nocilla, salones de máquinas recreativas y musicote que muchos de los que de verdad los vivimos hemos mitificado y que tampoco era para tanto. No me lo tomen a mal: era pequeño y no me enteraba de nada, aunque me hacía mucha gracia la mancha de nacimiento de Gorbachov (la perestroika, ya menos). A lo que quiero llegar es a lo mismo que el resto de ustedes estarán pensando tras ver Stranger Things: igual la 80’s exploitation empieza a cansar un poco y las cosas que sólo incluyen guiño tras guiño van perdiendo vigencia.

No es el caso de este Super Rad Raygun. Inicialmente publicado en XBOX 360 a través de su servicio de videojuegos indies, ha sido mimado y retocado por sus creadores, Tru Fun Entertainment, para ver la luz en Steam y One. A primera vista le delatan sus gloriosos 144 píxeles de resolución y su paleta monocromática, pero sabe ir más allá de sus chistes sobre la Guerra Fría (que los tiene) y darle al jugador una experiencia entretenida y divertida que bebe de los primeros MegaMan o mi queridísimo Rocket Knight Adventures. Eso, y que nuestro robot es clavado a una GameBoy.

A este frenesí de tiros elevado por la bonita banda sonora de chiptune made in FantomenK se le une una mecánica peculiar, basada en la esclerosis múltiple que padece uno de sus creadores. En Super Rad Raygun podremos potenciar a lo grande a nuestro personaje usando baterías, pero cuantos más añadidos tenga, antes se cansará y deberá parar. No sé si es el mejor formato para reflexionar sobre esta enfermedad, pero le da un aire de intimidad, de conexión creador-jugador que no tendría.

Aunque aún no hay una fecha exacta, casi seguro que en noviembre lo tendremos.

Entradas relacionadas

About
Javier Alemán
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.

Dejar un comentario

Send this to a friend