Dominical: Horror Finis

Qué bonito es el domingo, y a la vez qué puto. Bonito porque uno puede ir a misa, obviamente, y puto porque mañana toca ir a trabajar. El solecito que hace hoy invita a hacer cualquier otra cosa [...]