Routine: Lo que hay en la Luna

Javier Alemán

Routine se anunció por primera vez en 2012, en la Gamescom de ese año. Casi nada, si se paran a pensarlo. Era uno de los pioneros en la pequeña moda espacial que se ha ido viniendo para quedarse en el mundillo indie, y estoy casi seguro de que, además, fue el primero en juguetear con el retrofuturismo. El primero en presentarnos un futuro alternativo basado en la visión que tenían de él autores como Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke cuando lanzaron en 1968 esa joyaza que es 2001.

El tiempo ha pasado y han ido surgiendo cada vez más títulos con premisas similares, con una cierta añoranza estética del comunismo y la Guerra Fría (Lifeless Planet), y si usan el buscador de esta web encontrarán tanto videojuegos que pivotan sobre ese tema como obsesionados con la propia carrera espacial. Sin ir más lejos, Outreach, anunciado en agosto de este año, se parece bastante a este Routine que parecería que nunca veríamos ya. Pero miren, no. No hay que perder la esperanza. El equipo de tan solo tres integrantes de Lunar Software se ha tomado su tiempo pero ha dado, tras un silencio insoportable, una fecha definitiva: marzo de 2017.

Aunque me da la sensación de que Routine ha perdido el efecto que le daba ser uno de los primeros, y el hype tras tanto tiempo se ha diluido, sigo teniendo fe en el proyecto. Y más tras ver el nuevo tráiler. Una estación lunar abandonada llena de horrores y una puesta de largo retrofuturista no pueden funcionar mal nunca.

Pero vamos con cuidado. En marzo llevaremos casi cinco años hablando de él, comentando cada cierto tiempo que esta vez sí sale, y mis ojos no van a creerlo hasta que lo tengan delante. Esperemos que sea, finalmente, en esta fecha.

About
Javier Alemán
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.
Showing 2 comments
  • cyber2
    cyber2
    Responder

    Efectivamente, después de tanto tiempo va a tener el problema de que hay otros de temática similar. Por muy bueno que sea, el comprador tiene ahora más juegos entre los que escoger.

    Así pues, yo me hago la siguiente pregunta: ¿No sería hora de que cambiaran los monstruos humanoides por otras presencias hostiles y alienígenas completamente distintas? Pongo un ejemplo: “Esfera”, de Michael Crichton.

pingbacks / trackbacks
  • […] ¿Lo recuerdan? El primero de toda la hornada de indies espaciales que venía a ofrecernos soledad y miedo puto en una base lunar abandonada. Déjenme que les refresque la memoria, de todas formas. Routine es esto: […]

Dejar un comentario

Send this to a friend