En Kinect, Noticias

Tal y como dejé plasmado en los comentarios del post donde veíamos el funcionamiento de Rise of Nightmare, el control me pareció una puta mierda. Dicho lo cual, y deseando que la cosa se debiera a que el tipo que jugaba no tenía alma y Kinect no le detectaba he de decir que me acabo de enamorar del tráiler. En el apenas minuto y pico que dura podemos ver absolutamente todos los clichés de terror existentes, y un juego que junta sin despeinarse arlequines asesinos, un slasher de 2 metros y las enfermeras de Silent Hill zombificadas no puede ser tan horrible como aparentaba aquella demostración.

Por nuestra parte hemos puesto un par de velas a la imagen de Gave Newell que tenemos en la cloaca oficina para que la cosa salga adelante de la manera más digna posible.

Artículos relacionados

Escribe tu comentario