Providence: La inevitabilidad del destino

Juanma

La literatura y el cine han jugado en infinidad de ocasiones con la imposibilidad de cambiar los acontecimientos, ya sea utilizando la ciencia ficción (viajes en el tiempo, predicciones) o la simple casuística. A diferencia de estas dos disciplinas, el videojuego permite gracias a su interactividad eliminar estos elementos y entregárselos al jugador con el fin de que sea él mismo quien actúe de generador de la catarsis (te miro a ti Telltalle). Providence nos habla de esto y de cómo elementos aparentemente lejanos entre sí se encuentra estrechamente conectados.

Un anciano, un niño y un silencioso asesino son los personaje que articulan la trama de Providence, una pequeña historia noir al ¿ritmo? de Chopin en el que nuestro interactivo papel constatará la inevitabiblidad del destino a base de múltiples variables. Todo ello armado tras una exquisita dirección de arte basada en un dibujo limpio que acentúa aún más que el mayor de los desastres puede germinarse desde la más absoluta cotidianidad.

Desarrollado por los nórdicos Eight Bit Skyline, Providence es un puñetazo certero al jugador que sabe jugar sus cartas sin desviarse ni un milímetro de su propósito. Además, y si por alguna razón estaban buscando alguna excusa para no atacarlo desde ya, se trata de un proyecto completamente gratuito, por lo que vayan pinchando fuerte en el botón que tienen justo aquí debajo y disfruten de lo que fácilmente podría ser un corto de los hermanos Coen.

Comentarios
  • Kelsy rut
    Responder

    El destino, no se puede cambiar, el destino tiene esa fuerza inevitable d la k nadie pued scapar, k la enfrentams a lo largo d la vida ya nos tiene la jugada k tenems k jugar…

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies