En Linux, Mac, PC, Primeras impresiones, Zona Indie
theway_logo

Primeras impresiones

Se ha hecho larga esta espera. El pasado 5 de mayo de 2014, el pequeño estudio polaco PlayWay anunció el proyecto en Kickstarter y nosotros dábamos aquí la noticia unos días después. En el proceso de creación ha habido varias demoras de la fecha prevista de salida del juego, pero por fin es oficial su lanzamiento en este próximo mes de mayo. Antes de seguir leyendo, apuntad bien el nombre de The Way, porque hemos probado una versión de demostración y la cosa promete.

Confirmo que los referentes de The Way, como ya anunciaban sus creadores, son los videojuegos Another World y Flashback. Pienso que una afirmación así, de buenas a primeras, era una auténtica locura porque uno puede acabar dándose un gran tortazo si de verdad aspira a acercarse a dos clásicos de tamaño calibre y no lo consigue. Estamos hablando de ejemplos emblemáticos, de obras de autor, para más inri, así que voy a explicar un par de cuestiones fundamentales de lo que he podido deducir tras esta primera versión, en la que se puede jugar el episodio inicial.

Para empezar, diré que por lo que se refiere a la parte técnica, The Way está a medio camino entre un juego gratuito como IJI y los que toma como modelos. Recordemos que en su día los títulos de Delphine Software fueron punteros en este apartado. Aunque hayan pasado veinte años, el trabajo gráfico y la técnica rotoscópica de las animaciones siguen siendo impresionantes. The Way es un trabajo mucho más modesto, pues no olvidemos que no ha sido desarrollado por una gran compañía. Además de que las animaciones no alcanzan aquel grado de realismo, la representación de los volúmenes de los objetos me parece mejorable. El dibujo es demasiado plano y pienso que no se ha conseguido la suficiente sensación de profundidad mediante la utilización de sombreados o de la perspectiva; esto me ha hecho dudar y equivocarme en ciertos momentos de la aventura, cuando he tenido que realizar algunos saltos o esquivar trampas. Quede claro, por tanto, que el impacto visual que en su día tuvieron Another World y Flashback no se va a dar en The Way.

Por otro lado, sin embargo, sí he disfrutado con algunas secuencias emotivas, como la del arranque de la aventura y otras escenas que se muestran en el vídeo promocional. Ahí he visto un gran trabajo en la recreación de estampas concretas, y no solo por lo que se refiere al efecto óptico, sino también al sonoro. Probablemente la música vaya a ser uno de los puntos más llamativos en The Way. Si lo que queda por escuchar está a la altura de lo que suena en este primer capítulo y lo poco que llega a adivinarse del segundo, podremos decir que será una maravilla musical. La ambientación acústica que los autores han logrado, con lo que he podido constatar hasta ahora, es excepcional.

Enlazando con esta apreciación en cuanto a la música, voy a introducir otro nombre en la ecuación de parecidos, y ahora voy a ser yo el atrevido: The Dig. La sensación producida por algunas escenas y la música ambiental me ha recordado mucho a la gran aventura de Lucas Arts. Pero eso no es lo mejor de ese parecido, y aquí es donde entramos en la segunda apreciación que quería comentar respecto a The Way. El juego parece ser una mezcla de aventura gráfica y acción, donde la resolución de puzles y enigmas quizá va a tener incluso un peso mayor que en los juegos de Delphine Software. Con esto no quiero decir que sea una aventura gráfica tradicional. Aquí no tendremos un inventario de objetos que combinar o adivinar dónde han de ser usados, pero por lo visto el guión será una consecución de misiones como las que debíamos resolver en las primeras fases de Flashback, solamente que mucho más complejas. La inclusión de las pistas necesarias para llevar a cabo las misiones en este primer capítulo me ha parecido soberbia, sutil y muy inteligente en ocasiones.

Y en cuanto al argumento, prestad atención, amigos de la ciencia ficción, porque trata el anhelo de la resurrección y la posibilidad de conseguirla con los avances científicos, pero también habla del amor y de los dilemas morales y el sacrificio personal que estamos dispuestos a asumir para vencer a la muerte. Uno de los temas clásicos del género y que personalmente más me gusta. Y sí, también era el leitmotiv en The Dig.

Lo voy a volver a repetir: Apuntad el nombre de The Way, porque si no me equivoco, si el resto del juego discurre por los mismos derroteros que el impresionante guión del primer capítulo, si es capaz de seguir emocionando la historia y logra que empaticemos con los personajes, podemos estar hablando de una de las mejores aventuras de este año.

Artículos relacionados
Comentarios
    pingbacks / trackbacks
    • […] solamente unas pocas semanas que compartí mis primeras impresiones de The Way, después de haber podido jugar a una versión anticipada de demostración. Ahora, tras acabar el […]

    Escribe tu comentario