Phobos Vector Prime: La guerra reticente

Javier Alemán

El desarrollo español sigue creciendo. Poco a poco, con paso seguro y una comunidad a la que da gusto acercarse si se tiene la ocasión. Y aunque ahí está la tentación de pensar que todo se hace en Madrid o Barcelona, lo cierto es que en Andalucía hay una cantera increíble entre la que se puede encontrar a Rodaja (que amarán en cada jam), Fourattic (Crossing Souls) o The Game Kitchen (The Last Door y Blasphemous). Tampoco les quiero hacer una enumeración de estudios y me dejo varios, porque si no esto más que una noticia se convierte en un reportaje (que habría que hacer, ojo), pero creo que me entienden: Andalucía mola y está apretando. Así que hoy seguimos por el sur, pasamos por Sevilla y hablamos de Phobos Vector Prime.

Phobos Vector Prime es un juego arcade shooter en tercera persona inspirado en los títulos shot’em up y bullet hell de los años ochenta, combinados con el sistema de habilidades del género MOBA. En él, los jugadores se enfrentarán a oleadas de enemigos, usando el escenario a su favor y los sistemas de combates integrados, todo esto aderezado con una banda sonora ochentera estilo retrowave.

Phobos Vector Prime sitúa al jugador en un futuro en el que, a pesar de tener una tecnología muy avanzada y haber hecho grandes avances científicos para solventar la escasez de recursos, la humanidad se ve obligada a expandirse hacia el Sistema Solar y sus confines. Las potencias mundiales y las grandes corporaciones tratan de pactar en pos del avance, pero los intereses políticos desencadenarán el estallido de la primera guerra espacial, que enfrentará a tres facciones: Renegade, Milician y Bounty Killer. En el modo campaña el jugador podrá descubrir los orígenes de cada una de ellas de la mano de sus líderes.

El juego ha sido desarrollado por Gunstar Game Studio y ha contado con apoyo tanto de Playstation Talents en su campus de Sevilla como de Factoría Cultural y Andalucía Emprende, una iniciativa de la Junta de Andalucía. Creo que sobra decir lo importantísimo que es este tipo de tejido para fomentar el desarrollo, ¿no?

Desde ayer está disponible en PS4 (saldrá más tarde en PC), con una primera campaña en la que encarnamos a un soldado que no quiere meterse en esta guerra pero que no tiene más remedio que entrar en ella, y el musicote y los neones vienen de extra. A ver si tienen suerte.

Entradas relacionadas

About
Javier Alemán
Co-administrador de Nivel Oculto. Escribo libros y vivo una hora por detrás del mundo civilizado. Una vez Juanma me emborrachó en un restaurante alemán.

Dejar un comentario

Send this to a friend