COLABORA EN NUESTRO PATREON

Mucho jugar y poco trabajar hacen de Jack un aburrido

Los videojuegos se han puesto de moda entre la fauna urbana de modernos y  adolescentes fans de “Youtubers”, dando lugar a profesiones dentro del sector que oscilan entre el absurdo y lo ridículo. Ese es el caso de los “Gamers profesionales”, es decir, de aquellos que deciden dejar sus trabajos (si es que los tenían) para dedicarse a jugar con otros “profesionales del juego” a entrenar y asistir a torneos.

Esto puede parecer absurdo, pero en los últimos años la popularidad de estos torneos ha llegado a rivalizar con otros eventos. Tal es la importancia (y el dinero que se mueve) que se ha empezado a denominar e-sports (deportes electrónicos).

Steam, una de las empresas que más se regocijan con esta moda, ha publicado recientemente un juego para rivalizar con la fama del League of Legends y afianzar su incursión en los torneos (Ya existían del Counter) con su DOTA 2. Para ello, ha producido un documental en el que siguen la vida de tres “atletas electrónicos” que se encaminan hacia un premio de un millón de dólares en el torneo del DOTA 2.

El documental, llamado Free 2 Play, hace honor no sólo al juego, sino también al documental que os dejamos aquí para que lo podáis ver.