En Noticias, Xbox 360

Kinect, el “mata-Wiis” de Microsoft tiene potencial para sorprender y casi todo el mundo lo sabe. Lo que también esta claro es que las desarrolladoras no se están mojando lo que deberían con este periférico y sólo van a lo fácil, sencillo y que de mucho beneficio con el mínimo coste, es decir, que están repitiendo la misma estrategia que siguen con Wii.

Este comportamiento, por otra parte, no se puede aplicar a los cientos de investigadores, geeks y desarrolladores indie que demuestran lo que se puede hacer con kinect, un poco ganas y esfuerzo.

A continuación, os dejo lo que han hecho la gente de Monobanda con este periférico, un proyector y una caja de arena. La idea es un poco rara de explicar pero básicamente consiste en que los cambios de altura que crees con tus manos en la arena son detectados por el kinect y luego un proyector genera un mapa sobre la arena dando distintos colores o texturas a cada altura del terreno que has creado. Una vez te aburras de jugar con la arena puedes coger tu mando de Xbox 360 y manejar una bola por el mapa que se ha creado en tiempo real con el kinect.

Como se que me explico como un libro cerrado os dejo el video de como funciona, en mi humilde opinión es alucinate:

Project Mimicry from Monobanda on Vimeo.

Artículos relacionados
Mostrando 2 comentarios
  • LaMir
    LaMir
    Responder

    Halaaaaa :O

    La arena, yo, las gatas, las cobayas… se abre todo un mundo de posibilidades.

  • El Chesus
    Responder

    Cada vez más kinect demuestra que sirve para todo menos para jugar.

Escribe tu comentario