En Noticias

Este parece ser el sueño húmedo de John Riccitiello, que está teniendo una política un tanto fea contra Activision estos días. Por su parte Eric Hirshberg responde de una forma más elegante y desde luego menos agresiva. Estas estupideces ensucian lo que desde mi punto de vista sera una victoria por goleada, aunque quizá no debiera entenderse como una batalla a muerte, sino como dos opciones diferentes. Veremos si después de Battlefield 3 EA puede seguir innovando y estar al pié del cañón, como ha estado Call of Duty, que ya lleva unos cuantos años, que se dice pronto. Que mierda de industria.

Artículos relacionados

Escribe tu comentario