COLABORA EN NUESTRO PATREON

La Lista de la Década. Ganadores (1/2)

La Lista de la Década. Ganadores (1/2) 1

Tras el frustrado intento de Microsoft para comprar Nintendo, los chicos de Bill Gates decidieron crear su propia consola de videojuegos. Xbox llegó a Europa en Marzo de 2002 y tuvo una acogida mas bien tímida. De hecho, todos los que por aquel entonces tenían en sus salones la PS2, miraron con desprecio la propuesta de Microsoft. Si bien no puede considerarse en ningún caso una entrada triunfal, sirvió para introducirse en el mercado y preparar a los usuarios para la llegada de Xbox 360.

Clasificación final:

  1. Fable
  2. Halo: Combat Evolved
  3. Grand Theft Auto: San Andreas
  4. Prince of Persia: The Sands of Time
  5. Soul Calibur II

La obra de Peter Molyneux fue uno de los buque insignia de Xbox, si bien no era un juego perfecto, si introdujo elementos suficiente como para considerarse único en el catálogo de la consola.

Halo y San Andreas completan el podio. Del primero poco que decir, es el aunténtico vende-consolas que quería Microsoft y uno de los títulos mas redondos jamás realizado. San Andreas por su parte es un mas grande y mejor con respecto a su anterior entrega y además, la conversión para Xbox era una de las mejores realizadas.

El primer Prince of Persia y Soul Calibur II completan el quinteto ganador, demostrando que dentro del catálogo de Xbox había mucho donde elegir.

La Lista de la Década. Ganadores (1/2) 2


Anterior 1 2 3 4 5 6

  1. Querido blogger, que asombro más absoluto me embarga al ver que despechais, cual gigolo a candida presa a la que ha robado el imen, al mejor juego para pc de toda la decada y al cual no osais ni incluir en vuestra lista: Wold of Warcraft.
    Advierto que no soy ningun frikywowfanboy pero no podeis negar que la salida de vanila y su genial anexo Burning Crusade han roto moldes como no lo volvera a consseguir (ojala me equivoque) ningun otro juego.
    Solo por las dulces sensaciones y experiencias que quien ha jugado ha podido probar se merece estar entre los top, no de esta decada sino de la Historia.
    El tiempo lo juzgará, como a Fidel Castro.

    1. Acaba usted de realizar el mejor comentario jamás escrito en esta santa casa.

      En cuanto a la ausencia de WoW, no se lo vamos a negar. Para muchos de nosotros representa el anti-juego, una suerte de palo con zanahoria para burros revestida de experiencia online. Sin embargo no seré quien niegue su importancia dentro del mundillo videojueguil actual, incluso me atrevería a decir que servido como sustento de muchos de los PCs vendidos durante esta generación.

      Permítanos que nuestro corazón hater desprecie el título Blizzard, al fin y al cabo ‘Warcraft III’ se encuentra en primera posición en PC y eso debería ser suficiente motivo de orgullo para ellos.

      Esperamos encontrarle más por aquí.

  2. Después de dedicarme semejante alago no puedo sino prestarle el más decoroso respeto a Ud. pero sepa que si yo fuera Adam West íbamos a tener que batirnos en duelo onomatopeyil por tan sacrílegas palabras. Como, a pesar de procurar vestir mallas siempre que puedo, no tengo aquél placer le procuraré los argumentos por los que un servidor cree que World of Warcraft mereció, y recalco el tiempo verbal, el título de obra maestra.
    Ahora que lo Hardcore vuelve a estar in, querido colega, dígame si tubo alguna vez la suerte de conocer la maravillosa sensación de que le soltaran a uno dentro de un inabarcable mundo y de saberse, desde ese mismo instante, LIBRE. De como esa maravillosa sensación se convertía en la consciencia de ser nada más que una ridícula e insignificante mota de polvo en medio de un mundo lleno de peligros completamente desconocidos.
    ¿Sabe lo que significa encontrar el compañerismo y la solidaridad de alguien desconocido, lo que puede llegar a suponer su inestimable ayuda? Ah! Querido colega, le hablo de un tiempo en el que entrar en ese mundo era sumergirse en la AVENTURA, pasar mil y un apuros e invertir mucho, mucho tiempo para poder crecer en el juego, pero descubrir maravillosos lugares a cada paso que uno andaba, compartir esa andadura con desconocidos, escuchar leyendas y rumores de lo que aguarda dentro de increíbles templos, ruinas, bosques, pantanos, de sucumbir irremediablemente a la curioso deseo de adentrarse en todos aquellos peligros y salir victorioso.
    Dígame si ha experimentado nunca el placer de entrar a una raid de 40 putos frikis que tras ver como un jodido engendro del tamaño de una montaña les deleteaba semana tras semana han aprendido a aporrean sus respectivos teclados al compás de los acordes de un único Raid Lider para ver como el boss caía bajo el yugo de sus esfuerzos.
    Querido colega, ya no le hablo de la música (sublime, Hoyga ud. cualquier oseté desde el classic hasta la Lich King), ni de los gráficos (completamente asépticos, sí), no le hablo de la manera de entender y revolucionar los mmorpg’s, de crear la palabra comunidad, le Hablo de lo que uno podía llegar a sentir… y por suerte o por desgracia ya no lo volverá a hacer nunca más.
    Es cierto, WoW es un nido de babysofthoygans, no lo niego. Pero antaño fue, a parte de un juego hardcore, un lugar fascinante.

    O al menos eso fue para algunos de nosotros. 

    1. Me lo ha puesto dificil (sobre todo nombrando al innombrable Adam West) pero allá voy.

      Sus palabras me han conmovido sin duda. No niego que para usted, un hombre ávido de aventuras y conocimientos, la sensación que le haya producido caminar por las pixeladas tierras de Azeroth haya supuesto un deleite personal lleno de épicas batallas y alegres anécdotas taberneras. Sin embargo mi querido amigo, he de decirle que por cada hombre como usted con un sentido del honor intachable y una reputación fuera de toda duda, existen decenas de miles de facinerosos cuyo único objetivo dentro de este universo es medírsela contra una caterva de analfabetos desconocidos, a cada cual de peor calaña.

      No me negará usted, mi querido colega, que la propuesta del título de Blizzard no se le antoja un fiel reflejo de nuestros tiempos. Sabe tan bien como yo, que toda la maquinaria puesta a disposición de su producto únicamente responde a exaltar el materialismo inherente a nuestra condición social, donde poseer la espada de nivel 70 otorga un falso estatus que ayuda a todas esas pobres gentes a continuar con su aburrida vida consumida por las grasas saturadas. Lo cual, si me permite el atrevimiento, no se diferencia en demasía de la continua subida de fotos a Tuenti para demostrar lo fabulosa que fue la noche anterior a la que TU NO FUISTE. 

      Envidio las sensaciones que haya podido experimentar durante las diferentes raids, e incluso a veces dudo de si perdí la oportunidad de embarcarme en un viaje especial al despreciar la propuesta de Blizzard. Sin embargo, todos los seres que me he encontrado a lo largo de mi larga existencia, que ahora se encuentra en el ocaso de mi desventura, cuyo presente (recalco lo de presente) está relacionado con este mundo imaginario de orcos y chonis me han venido a confirmar que hice bien en no acercarme.

      A veces pienso en lo que perdí pero no me he arrepentido en ningún momento de mi decisión.

       

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *