Encodya: Una niña y su robot

Juanma

Llevo ya un buen tiempo dando la turra acerca de la necesidad de reducir el grado de separación que existe entre la industria de la animación y la del videojuego, sobre todo en España. Se trata de dos disciplinas que comparten muchísimos elementos en común, y que en mi opinión deberían estar en permanente contacto buscando diferentes sinergias que les ayuden a seguir avanzando en la difícil consolidación industrial en un país como este. Mientras eso llega, podemos seguir sumando ejemplos de movimientos en este sentido. Encodya es uno de ellos.

Desarrollado por Nicola Piovesan y Chaosmonger Studio, Encodya es la versión jugable de Robot Will Protect You, un corto de animación financiado a través de Kickstarter que incluyó entre sus objetivos la creación de un videojuego si conseguían alcanzar cierta cantidad. El dinero llegó y aquí estamos.

Sobre los cimientos de un point & click clásico, Encodya nos presenta a una joven huérfana llamada Tina y su robot guardián Sam-53, los cuales viven en un Neo-Berlín demasiado parecido a Los Angeles de Blade Runner. La demo presentada nos propone conseguir un billete de autobús para volver a casa, algo que no será tan fácil en este futuro distópico en el que el ciberespacio ha suplantado casi por completo la conexión humana. Se trata pues de una demo orientada a probar mecánicas que muy probablemente nada tenga que ver con el resultado final, pero que aprovecha para romper la cuarta pared un par de veces en cuanto intentas salirte del camino, o debatir sobre los elementos estéticos de la misma con uno de los personajes que encontramos.

Encodya es uno de esos proyectos que más allá del resultado, apetece que existan. Al juego le queda mucho y puede que al corto de animación todavía más, pero me resulta gratificante que estén ahí. Si quieren probar la demo pueden hacerlo suscribiéndose a su newsletter.

About
Juanma
Co-Fundador de Nivel Oculto. Puedo aguantar la respiración durante 10 minutos, buen manejo de la espada y experto en duelo de insultos. Ambitorpe.

Dejar un comentario

Send this to a friend